Recomiendo:
0

"Los dirigentes de los países ricos han encontrado un billón de dólares para ayudar bancos pero no pueden hallar 30 mil millones para lcombatir la pobreza"

Oxfam pide al G8 preocuparse menos de los bancos y más de los pobres

Fuentes: Telesur

La organización Oxfam International hizo un llamado este viernes a los países del G8, cuyos ministros de Finanzas se reúnen en la fecha en Osaka (Japón), para que se ocupen más de ayudar a los países pobres que de intentar «ayudar a los bancos imprudentes». Oxfam, una confederación de 13 organizaciones no gubernamentales de lucha […]

La organización Oxfam International hizo un llamado este viernes a los países del G8, cuyos ministros de Finanzas se reúnen en la fecha en Osaka (Japón), para que se ocupen más de ayudar a los países pobres que de intentar «ayudar a los bancos imprudentes».

Oxfam, una confederación de 13 organizaciones no gubernamentales de lucha contra la pobreza, señala en un comunicado que los países industrializados del G8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Rusia) atraviesan una crisis de credibilidad, al mostrarse incapaces de cumplir con sus promesas en materia de ayuda al desarrollo.

Durante la cumbre de Gleneagles (Gran Bretaña) en 2005, los países del G8 se comprometieron a elevar a 130 mil millones de dólares su ayuda anual a las naciones más pobres en el horizonte de 2010, contra 80 mil millones en 2004.

Sin embargo, un informe de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) publicado en abril evidencia una baja de un 8,4 por ciento anuales en la ayuda al desarrollo otorgada por 22 países ricos a los países pobres, en 2007, con un marcado retroceso en el caso de Gran Bretaña, Francia y Japón.

«Los países ricos fracasarán por un monto de 30 mil millones de dólares en su objetivo de agregar 50 mil millones a su ayuda anual en 2010», estima Oxfam, que subraya que esos 30 mil millones faltantes podrían «salvar cinco millones de vidas» si fueran gastados en ayuda médica a los países pobres.

«Los dirigentes de los países ricos han encontrado casi un billón de dólares para dar una mano a sus bancos imprudentes, pero no pueden hallar 30 mil millones de dólares para la ayuda», denuncia el informe.

0