Recomiendo:
2

Red en Defensa de la Humanidad rechaza agresiones de grupos armados contra Venezuela

Fuentes: Rebelión

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad ante los enfrentamientos iniciados el 21 de marzo entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y grupos armados irregulares en La Victoria, Estado Apure, cerca de la frontera con Colombia, manifiesta:

-Es un hecho histórico insistentemente repetido el que grupos armados irregulares procedentes de Colombia, en ocasiones con la tolerancia cómplice, a veces con la connivencia y otras con el apoyo declarado del gobierno de ese país irrumpan por las fronteras de Venezuela para cometer delitos comunes y desestabilizar al gobierno legítimo.

-Como lamentables ejemplos de estas intrusiones podemos citar, entre otros muchos: la invasión de una fuerza de un millar de colombianos con falsas banderas venezolanas por la frontera del Táchira al mando del apátrida general Carlos Rangel Garbiras en 1901; la masacre del puesto fronterizo de Cararabo perpetrada por irregulares de ese país en 1995; la infiltración de más de un centenar de paramilitares con uniformes venezolanos en las cercanías de Caracas para perpetrar el asesinato del Presidente Hugo Chávez Frías en 2004; la intentona de magnicidio contra el  Presidente Nicolás Maduro efectuada por opositores entrenados en Colombia en 2018; el intento de invasión disimulado como introducción de ayuda humanitaria por la frontera con San Cristóbal en 2019; la derrotada invasión por mercenarios de la empresa Silvercorp entrenados y armados en Colombia y trasladados en lanchas de desembarco del ejército de dicho país en 2020, y la reciente ocupación por irregulares armados colombianos de áreas cercanas a la Victoria, en el fronterizo Estado Apure.

-Por su carácter repetitivo y sistemático, esta multiforme y continuada agresión debe ser considerada como parte de la Guerra de Cuarta Generación emprendida contra Venezuela, y justifica las palabras del Presidente Nicolás Maduro en el sentido de que: “Estamos enfrentando a unos delincuentes, sanguinarios y narcotraficantes, quienes vinieron a aplicar en territorio venezolano las fórmulas que ellos aplican en conchupancia con el gobierno de Iván Duque contra el pueblo de Colombia: control poblacional, control territorial, terrorismo armado, narcotráfico, contrabando y pretenden reclamar territorio nacional”.

-Tales operativos, precedidos de larga preparación en territorio colombiano; ostensiblemente tolerados o explícitamente apoyados por autoridades de dicho país; concordantes con los planes de agresión de potencias hegemónicas que mantienen bases militares en él, asimismo justifican el contenido del comunicado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana según el cual: “Resulta imperativo recordar a la comunidad internacional, que los precitados grupos cuentan con el patrocinio del gobierno de Colombia y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), razón por la cual, sus incursiones en el espacio geográfico venezolano deben considerarse como una agresión auspiciada por Iván Duque, toda vez que éste les proporciona apoyo logístico–financiero, creando un corredor criminal en la frontera con el asesoramiento del Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica; en tanto, no es casual, que estos eventos coincidan con la reciente creación de una Unidad Élite de Acciones Especiales”.

-Nos encontramos así ante una táctica que ha devenido clásica para la destrucción de  gobiernos apoyados por los pueblos de países progresistas: la infiltración de irregulares mercenarios financiados, entrenados y apoyados por países imperialistas y sus cómplices para llevar el caos y la desintegración a quienes no sepan defenderse de ellos.

-Es justo destacar que estas acciones irregulares de diversas nacionalidades contra Venezuela apoyadas o toleradas por el gobierno del país fronterizo no involucran ni la responsabilidad ni el apoyo de la mayoría de la población de  Colombia, ni el de los casi seis millones de colombianos que habitan en Venezuela, muchos de los cuales justamente han llegado a él huyendo de las condiciones de desigualdad, violencia e inseguridad que imperan en su lugar de origen y han encontrado y encontrarán siempre entre los venezolanos la más plena, solidaria, igualitaria  y cordial acogida. 

Nuestra América, 5 de abril de 2021

Secretaría Ejecutiva de la Red en Defensa de la Humanidad

2