Recomiendo:
0

El ex presidente declara que Venezuela es un régimen totalitario

Sr. Aznar, nazi lo será usted

Fuentes: Rebelión

El ex presidente español de visita en Quito ha manifestado a los medios que algunos políticos utilizan mecanismos electorales «para vaciar la democracia por dentro, no es una política nueva, Adolfo Hitler supo muy bien hacerlo, otros también han sabido hacerlo, aprovechar las elecciones para luego convertirse en dictadores, regímenes totalitarios«. A continuación acusó a […]

El ex presidente español de visita en Quito ha manifestado a los medios que algunos políticos utilizan mecanismos electorales «para vaciar la democracia por dentro, no es una política nueva, Adolfo Hitler supo muy bien hacerlo, otros también han sabido hacerlo, aprovechar las elecciones para luego convertirse en dictadores, regímenes totalitarios«. A continuación acusó a Hugo Chávez: «No tengo la menor duda que hay un ejemplo muy claro, que es el caso de Venezuela, que espero yo que sea un ejemplo no contaminante para otros países iberoamericanos, porque creo que ese es el mal camino, el camino de la vuelta al pasado, que es el camino que va a conducir a la marginalidad, a la mayor pobreza«.

Puestos a buscar paralelismos con el régimen nazi se me ocurren algunos otros muchos más evidentes. Uno de ellos es la archi-conocida teoría del Ministro de Propaganda Goebbels: «Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad«. El Presidente Hugo Chávez ha ganado limpia y democráticamente las elecciones que le han aupado al Gobierno de Venezuela, sin embargo para la «opinión pública» de Europa y EE.UU la mentira repetida un millón de veces le ha convertido en «un dictador«, gracias entre otros a los medios del Sr. Rupert Murdoch para el que trabaja, en régimen de pluriempleo, el Sr. Aznar.

Hitler se hizo con el poder pero sin ganar las elecciones de forma clara y absoluta, sino que se aupó mediante montajes que él mismo tramaba. Las primeras elecciones que gano Bush tampoco fueron un ejemplo de democracia y transparencia, su segunda elección estuvo cantada gracias al «enemigo exterior» exteriorizado en los vídeos de Ben Laden oportunamente publicados antes del proceso electoral estadounidense.

El dirigente nazi alemán, una vez en el poder, se dedicó a invadir otros estados quebrando la legalidad internacional y utilizando la mentira como arma propagandística. Jose María Aznar -quien venció en dos elecciones y perdió otras dos-, en la segunda legislatura, junto a G.W. Bush y Tony Blair acordó invadir Iraq, violando los acuerdos de la ONU con la excusa de que ese país tenía armas de destrucción masiva, las que nunca fueron encontradas ni utilizadas.

Aznar por su cuenta, estuvo cerca de crear otro conflicto armado con Marruecos utilizando la fuerza militar para «recuperar» una roca africana llamada «Perejil» habitada por un rebaño de cabras marroquíes.

Lo más parecido hoy en día a un campo de concentración nazi es la base militar de Guantánamo, en la que Bush, amigo íntimo de Aznar, tiene retenidos a presos sin ningún tipo de control jurídico y sometidos a continuas torturas.

El Presidente Hugo Chávez sufrió un golpe de estado para devolver el gobierno a la oligarquía venezolana que fue apoyado inmediatamente por el Sr. Aznar y su partido.

Mientras que el Presidente Hugo Chávez trabaja para su pueblo devolviendo a los venezolanos la inmensa riqueza natural que durante siglos le ha sido arrebatadas, el Sr. Aznar trabaja para si mismo, para su familia y sus socios.

Por todo ello, el Presidente Hugo Chávez es un hombre de izquierdas y el Sr. Aznar representa a la derecha más rancia y retrograda, como lo era Hitler.

Sr. Aznar, si en esta historia alguien merece ser comparado con Hitler es usted.

—————————————————————————-

marcarlosENgmail.com
http://www.carlosmartinez.info

0