Recomiendo:
0

6D, la oposición y sus mitos parte III

Un fantasma recorre la AN, Parlamento Comunal

Fuentes: Rebelión

«La historia la escriben los pueblos» ; una de las últimas frases que expresaba el presidente Allende en 1973 antes de morir en La Moneda, bombardeada por instrucciones de un militar que antes juraba su apego a la democracia. La proclama de los golpistas era liberar a la Patria del yugo marxista. «Haremos chillar a […]

«La historia la escriben los pueblos» ; una de las últimas frases que expresaba el presidente Allende en 1973 antes de morir en La Moneda, bombardeada por instrucciones de un militar que antes juraba su apego a la democracia. La proclama de los golpistas era liberar a la Patria del yugo marxista.

«Haremos chillar a la economía chilena«, ordenaba el Presidente Nixon, antes que permitir el éxito de aquella revolución. Así la población sufrió sabotajes, acaparamiento de alimentos, campañas de desinformación, y otras estrategias más. Consumado el golpe, los Chicago Boys viajaron a Chile para aplicar el mejor ensayo de economía de libre mercado, solo posible en dictadura.

Ese militar, Pinochet, tal vez atemorizado en lo profético de la frase de Allende, decidió desde el mismo día del golpe de Estado, perseguir, concentrar, torturar y asesinar a miles de chilenos que, sin haber tenido chance de enfrentar a los golpistas, se habían atrevido a defender un sueño, un fantasma: el socialismo.

Ahora este fantasma que recorre a Latinoamérica desde hace más de 10 años, enfrenta su mayor amenaza. Macri en Argentina inicia su agenda neoliberal sin tapujos ¿Qué hará el pueblo argentino al respecto? Sigamos las noticias.

En Venezuela, diputados de la MUD y grupos de presión a quienes responden (cámaras empresariales) declaran sus demandas como si además del Poder Legislativo, el Estado completo les perteneciera nuevamente. ¿No clamaban por equilibrio de poderes? ¿Cómo ofrecer y dar por cierto lo que depende de otros poderes concretar?

Sus declaraciones prefiguran una especie de agenda neoliberal: reducir el gasto social y la propiedad social de empresas y la tierra, eliminar regulaciones de la ganancia y la estabilidad laboral. ¿Hay consenso en la derecha sobre estos asuntos? ¿En su campaña, qué reforma o eliminación de leyes y políticas ofrecieron? ¿Qué respuesta darán al trabajador que votó por el cambio o la revolución sobre las demandas empresariales contra la LOTTT? ¿Le importa?

Una agenda de la MUD dispuesta a seguir las políticas de Macri y/o asfixiar la gestión de gobierno está condicionada por un marco constitucional, sobre todo por la voluntad de un pueblo, depositario de la soberanía.

El fantasma del parlamento comunal

«Estado comunal: Forma de organización político-social fundada en el Estado democrático y social de derecho y de justicia establecido en la Constitución de la República, en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo, a través de los autogobiernos comunales»

El ejercicio de gobierno en la República reside en el poder ejecutivo, no en la Asamblea (AN). Por lo que el solapamiento y transferencia de competencias coloca al poder constituyente (las comunas) frente al constituido (Ejecutivo).

Una lectura apropiada de leyes de fácil acceso, colocaría en la basura la supuesta anulación de la AN por los parlamentos comunales. Pero la AN puede ser frenada por un pueblo, según lo que pretenda alcanzar, y cómo lo hará.

El descrédito contra los parlamentos comunales pareciera reflejar el temor de la bancada de la MUD, que no solo buscaría asfixiar al ejecutivo, sino que tendría que abrir otro frente de confrontación directo con un pueblo que a mayor organización sería capaz de defender el ejercicio soberano de sus gobiernos comunales como posibilidad más real de socialismo. Interesante ver una disputa por la renta y el poder que involucre más al pueblo en su papel protagónico. ¿Acaso la jugada de la MUD será querer anular leyes del poder popular y/o reformar la constitución? ¿Y después? ¿Quién escribirá la historia?

[email protected] / @Olafx1humanidad

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0