Recomiendo:
0

A los Cinco les reiteramos: nunca cejaremos por obtener su libertad

Fuentes: Areítodigital/Rebelión

Miami.- El próximo 12 de septiembre se conmemorará 12 años de injusto, cruel, y continuo encarcelamiento de nuestros Cinco hermanos: Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René por parte de los gobiernos de Estados Unidos. Entender la decisión de arrestar y mantener encarcelados a los Cinco como un hecho circunstancial, incidental, o como producto de necesidad […]

Miami.- El próximo 12 de septiembre se conmemorará 12 años de injusto, cruel, y continuo encarcelamiento de nuestros Cinco hermanos: Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René por parte de los gobiernos de Estados Unidos.

Entender la decisión de arrestar y mantener encarcelados a los Cinco como un hecho circunstancial, incidental, o como producto de necesidad de seguridad nacional por parte de las agencias de la contrainteligencia estadounidenses es un grave error. La tortura que los Cinco sufren desde que fueran arrestados en Miami el 12 de septiembre de 1998 es parte consustancial de la política de agresión permanente contra el pueblo cubano y su gobierno por parte de los gobiernos de Estados Unidos desde 1959, hace ya más de medio siglo.

¿Qué no hemos esgrimido en su defensa -a favor de la justicia- y exigiendo su libertad, aquellos que sabemos que los Cinco son inocentes de todos los cargos que se les imputan y de los cuales han sido encontrados culpables en un escandaloso proceso judicial que se extiende ya por casi 10 años? 

¿Qué hemos dejado de decir a través de todo este largo tiempo? 

He leído que en la historia el número12 ha sido fundamental en los sistemas de numeración de muchas civilizaciones. Muchos entienden que la observación de 12 apariciones de la Luna en el término de un año es la razón que el 12 es empleado como número fundamental en muchas culturas. Son 12 los meses en nuestro calendario; son 12 los signos zodiacales, y por eso se dice hasta que son 12 los animales en la astrología china.

También se dice que en Occidente fue en la antigua Mesopotamia donde se comenzó a utilizar el sistema de numeración basado en el número 12 hace ya más de 5,000 años.

Precisamente, por la magnitud de la injusticia que se comete con los Cinco, son 5,000 no 12 los años –nos parece a sus familiares, al pueblo cubano, y a todos nosotros que en innumerables países alrededor del mundo exigimos su libertad- los años que ellos han estado encarcelados…

A través de todos estos años nuestros Cinco hermanos han mantenido una conducta ejemplar. Su intachable comportamiento es fruto de la heroicidad en la tradición de lucha del pueblo de Cuba Libre, el cual ha concretado esa trayectoria libertaria en su proceso revolucionario en el poder hace ya más de cincuenta y un años. Las enseñanzas de ese proceso han hecho a Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René los nobles hijos de una Patria libre, digna y soberana que ellos son.

Todos sabemos que el caso de Gerardo, como la ley establece, se encuentra nuevamente presentado al Tribunal Federal de Distrito del Sur de la Florida, bajo el amparo de un recurso extraordinario llamado de apelación colateral. Todo parece indicar que los casos de Ramón, Antonio y Fernando serán también presentados a los tribunales en el transcurso de este año bajo el mismo amparo jurídico, y que el caso de René probablemente no iría al proceso de apelación colateral ya que de acuerdo a las regulaciones federales René podría salir en libertad condicional en octubre de 2011, o sea, en trece meses.

También, todos sabemos que existen otras dos alternativas a través de las cuales los Cinco podrían ser liberados. Éstas podrían ser o bien un indulto presidencial, amparado por el poder otorgado al presidente de Estados Unidos por el Artículo 2, Sección 2 de la Constitución federal, u otro intercambio de prisioneros, al estilo del reciente relacionado con Rusia, esta vez entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba. Mucho se ha hablado recientemente en la prensa sobre esta última posibilidad.

Sea lo que sea, y para que la posibilidad que una de las dos últimas alternativas se materialice, la tarea nuestra, la de todos aquellos que en Cuba, Estados Unidos, el resto de la América, Europa, Asia y África reclamamos su inmediata libertad es continuar y profundizar, como hacemos, nuestras labores a su favor.

Y hoy a ellos les reiteramos: nunca cejaremos por obtener su libertad.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0