Recomiendo:
0

Ante la arremetida neoliberal, unidad para vencer

Fuentes: Rebelión

La batalla que afronta la tendencia de unidad de las izquierdas no sólo es una lucha política, es la disputa contra hegemónica popular ante el poder mediático en la opinión pública y la manipulación de las grandes industrias comunicacionales

La crisis política y social que vive el Ecuador como resultado de la mala administración pública del Estado, la dominación oligárquica y la dependencia neoliberal durante estos años, conlleva impulsar la unidad entre las distintas fuerzas sociales y políticas de las izquierdas que logren materializar las reivindicaciones sociales desde el plano electoral en consonancia con las luchas populares como único camino que impulse un verdadero proceso de liberación nacional, como un poder real contra hegemónico, popular, diverso y descolonizante.

El Frente Unidad Para Vencer (FUPV), como parte de una vanguardia colectiva nacional, representa la única garantía de un espacio realmente democrático, participativo y revolucionario que se construye desde las distintas expresiones políticas bajo un solo programa de gobierno que responde a las necesidades y a los intereses del pueblo ecuatoriano y recoge las diversas experiencias de lucha desde el campo popular, obrero, montuvio, indígena, feminista, glbti, mestizo, estudiantil e intelectual.

Las izquierdas revolucionarias confluyen hoy en un momento histórico fundamental para la recuperación de la patria y la democratización de la vida pública en la lucha por la igualdad social y la defensa de los derechos de toda la población golpeada por el embate de neoliberal y la inmutable corrupción institucional, aprovechándose del dolor y la muerte en medio de la crisis sanitaria, para enriquecer los intereses ajenos de una clase política despreciable bajo el maridazgo de la oligarquía y la banca que sostienen un Estado que precariza el trabajo, promueve la flexibilización laboral y agudiza los derechos de la población a la educación, salud, cultura, bienestar social, medio ambiente, favoreciendo el posicionamiento del mercado.

La batalla que afronta la tendencia de unidad de las izquierdas no sólo es una lucha política, es la disputa contra hegemónica popular ante el poder mediático en la opinión pública y la manipulación de las grandes industrias comunicacionales, quienes asumen influyentemente una postura pro gobiernista.

Nuestra lucha no se queda en las redes sociales ni en la denuncia, somos la alternativa popular en resistencia continua, en la esperanza de miles de ecuatorianos que creen en la transformación revolucionaria de esta sociedad.

Miguel Cantos Díaz: Investigador y director del Instituto Cultural Nuestra América ICNA, Director de la Colección de Pensamiento Marxista Ecuatoriana.

0