Recomiendo:
1

Violación de derechos humanos

La audiencia de Ola Bini fue suspendida nuevamente

Fuentes: ALAI - Ilustración: Roxana Baspineiro

Cada vez es más evidente que el desarrollador de software libre y defensor de la privacidad Ola Bini es víctima de una violenta persecución política por parte del gobierno de Ecuador.

Después de casi tres horas y media de audiencia preparatoria y de evaluación de juicio en el caso del desarrollador de software libre sueco Ola Bini, acusado sin pruebas por el delito de “acceso no consentido a un sistema informático”, la Fiscalía ecuatoriana volvió a suspender el caso el jueves (3) para analizar los argumentos de las partes procesales. La audiencia continuará el 16 de diciembre.

La defensa de Bini, amigo del fundador de WikiLeaks Julian Assange, esperaba que durante la audiencia se declarara el sobreseimiento de su cliente, dado que lo que estaba en juego era decidir si se habían respetado los procedimientos y el debido proceso, que según su abogado, Carlos Soria, claramente no fue hecho, por lo que correspondía declarar la nulidad de los cargos.

Sin embargo, dadas las constantes irregularidades y obstáculos planteados por la Fiscalía ecuatoriana, que pospuso por lo menos cinco veces la audiencia que estaba programada para marzo, pero que debido a la pandemia se suspendió indefinidamente, la decisión no sorprendió a la parte defensora que estaba preparada para cualquier novedad en el caso.

La defensa, liderada por Soria y  José Charry, argumentaron ante la jueza, Yadira Proaño, «todas las vulneraciones en contra [de Bini] desde el momento de la detención«, porque no se le informó siquiera de las razones, o por haber sido nombrado en los medios, entre otras violaciones. Según Soria se cometieron más de 120 violaciones a los derechos humanos de su cliente desde su detención en 2019.

«Desde que empezó todo esto recordemos que fue una declaración de una exministra de Gobierno [María Paula Romo] que inculpó a Ola Bini, junto a otras dos personas que nunca aparecieron. En un primer momento, era la desestabilización al Gobierno del Ecuador, luego ataques a sistemas informáticos, que tampoco pudieron probar y luego un acceso no consentido. Entonces eso es algo que nosotros hemos visto como un ensañamiento de parte del Gobierno del Ecuador en contra de una persona que decidió radicar en el mismo», apuntó Soria.

Bini llegó al país andino en 2013 contratado por la empresa internacional Thoughtworks, como consultor. Es experto en el desarrollo de tecnología vinculada a la seguridad, privacidad y criptografía. También, además de ser conocido como un contribuidor activo de las comunidades de software en el mundo, ha realizado talleres para activistas y periodistas sobre protección de la privacidad.

“Creo firmemente en el derecho a la privacidad. Sin privacidad no podemos tener libertad de acción, y sin libertad de acción somos esclavos. Por eso he dedicado mi vida a este tema. La vigilancia es una amenaza para todos, debemos detenerla”, escribió Bini mientras se encontraba en prisión en 2019.

Según las declaraciones de Soria a distintos medios, “este es un caso de persecución política» ya que no hay pruebas que lo inculpen de los delitos señalados por la Fiscalía ecuatoriana.

Durante todo el proceso judicial, los intentos de la Fiscalía han sido de establecer una relación entre WikiLeaks y las actividades de Bini en Ecuador, por lo que en su momento se denunció más de una docena de visitas de Bini a Assange en la Embajada de Londres.

«Él es amigo de Julian Assange y, por haberlo visitado, resulta que ahora es parte de alguna teoría de conspiración completamente equivocada», afirmó Soria a la agencia EFE.

Actualmente, Bini, se encuentra bajo medidas cautelares, que le impiden salir del país y le obligan a presentarse una vez por semana ante la Fiscalía ecuatoriana. Fue arrestado el 11 de abril de 2019, en el aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, Quito, cuando se disponía a tomar un vuelo con destino a Japón y horas después de que Ecuador pusiera fin al asilo en su embajada en Londres al fundador de WikiLeaks.

Mientras tanto, se espera que en la audiencia llevada a cabo el 16 de diciembre, en la que también se involucra al ecuatoriano Marco Argüello, la jueza no acoja la acusación fiscal y considere que no existen elementos suficientes para abrir un juicio, o de suceder lo contrario, se dicte un auto de llamamiento a juicio para que un tribunal decida la inocencia o culpabilidad de Bini.

Soria, quien asegura que Bini fue detenido «arbitrariamente» y permaneció en prisión durante 70 días, señaló que independientemente de lo que suceda en el proceso de justicia ecuatoriano, se analizará posibilidades de acciones internacionales «puesto que las infracciones y violaciones a derechos, ya se cometieron».

Organizaciones ecuatorianas e internacionales, así como medios de comunicación vigilando el caso de Ola Bini 

La violación de derechos humanos cometidos contra Bini ha llamado la atención de diversas organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y Amnistía Internacional, que han denunciado la interferencia del gobierno de Lenin Moreno en el proceso judicial y la falta de respeto a sus derechos.

Por esta razón, una articulación ecuatoriana e internacional de organizaciones conformadas por Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH), el Observatorio de Derechos y Justicia de Ecuador, la ONG Derechos Digitales de Chile, Artículo 19 y el colectivo Intervozes, además de medios de comunicación como Marcha Noticias de Argentina y Ecuador Today han decidido conformar una misión de observación para garantizar que se respete el derecho a un juicio justo, independiente e imparcial.

“Observar esta audiencia es fundamental ya que este proceso constituye un caso paradigmático para Ecuador y la región. Una decisión judicial basada en presiones políticas indebidas, y no en criterios técnicos, traerá consecuencias negativas para la protección de los defensores de derechos humanos en general y la vigencia de los derechos digitales en particular”, dice un comunicado de la misión.

Sin pruebas y en medio de tantas irregularidades la comunidad internacional y defensores de derechos humanos continúan preguntándose ¿Cuál es el crimen que Ola Bini cometió?

Fuente: https://www.alainet.org/es/articulo/210068

1