Recomiendo:
4

Voces de Guayaquil, epicentro de la pandemia en Ecuador (II)

“La situación en Guayaquil es como estar a la deriva”

Fuentes: Rebelión - Foto: Vista desde la ventana. Foto de María Belén Acebo.

«Voces de Guayaquil, epicentro de la pandemia en Ecuador» es una serie de entrevistas a residentes durante una semana en la cual su ciudad estuvo en la primera plana de los noticieros internacionales por los muertos sin sepultura y sus familiares clamando por ayuda a un Estado aparentemente inexistente. En esta entrevista María Belén Acebo comparte sus vivencias en la ciudad que es el centro económico y financiero del país y que paradójicamente también es la ciudad con la mayor concentración de pobreza. Un 17% de los 2.700.000 habitantes de la ciudad vive en condiciones de pobreza. Guayaquil tiene la mayor densidad de población del país y el sistema de transporte público con más usuarios. Estos elementos junto a las profundas deficiencias del sistema de salud pública nacional cuyo presupuesto fue reducido un 36% en el último año y la desorganización del gobierno municipal son factores que ayudarían a explicar por qué la ciudad concentra el 70% de los casos de COVID-19 en Ecuador y la mayor cantidad de contagios per cápita en toda América Latina.

María Belén Acebo, estudiante universitaria y fotógrafa, es la segunda entrevistada de la serie. Reside en el barrio La Joya, Daule, Conurbano de Guayaquil.

¿Cómo describiría el nivel de organización del municipio de Guayaquil frente a la epidemia? ¿Le transmite seguridad?

Muy desorganizado, lento para tomar decisiones, falto de liderazgo y unión. No me transmite seguridad.

¿Qué piensa del rol del gobierno nacional en asistir a la ciudad y a la provincia del Guayas durante la pandemia de coronavirus?

No hubo pronta respuesta para la provincia del Guayas. Pienso que el contagio empezó acá hace mucho y como no habían pruebas no lo sabíamos. La cuarentena debió ser desde antes, ahora hay muchos contagiados. 

¿Ha podido adquirir víveres y remedios sin problema en los lugares de abastecimiento de su vecindario? ¿Se ha podido guardar la distancia recomendada entre las personas evitando las aglomeraciones?

No he podido comprar todo lo que necesito en el supermercado al que voy, hay desabastecimiento sobre todo de verduras y frutas. No he tenido la necesidad de comprar remedios. Sí, se guarda la distancia entre las personas. 

¿Tiene familiares o vecinos afectados por el coronavirus?

No. 

¿Qué piensa sobre la infraestructura médica (hospitales, centros de emergencia públicos y/o privados) de la ciudad? ¿Ha recibido atención médica en Guayaquil? ¿Cómo la calificaría?

De lo que he escuchado de amigos en subcentros de salud, no tienen suficiente recursos de protección, tienen que comprar ellos mismos. Pienso que los hospitales no están adecuadamente diseñados para enfermedades infecciosas. Yo no he tenido que recibir atención médica, pero lo calificaría como un sector muy necesitado.

En los diarios del mundo se han publicado fotos de féretros en las calles de Guayaquil -sacados afuera de los hogares por familiares de los fallecidos, desesperados ante la larga demora de los servicios encargados de retirarlos. ¿Ha visto personalmente féretros en las calles de Guayaquil?

No he visto personalmente. 

En su opinión, ¿la deficiencia del sistema de salud pública de Guayaquil es el mayor problema para confrontar la epidemia? ¿O piensa que el mayor problema es otro? ¿Cuál?

Sí principalmente, pero también la falta de liderazgo de las autoridades municipales que no supieron tranquilizar a la población con medidas y órdenes claras. El hecho de que la mayoría de funerarias no estén trabajando ha causado que las personas no puedan enterrar pronto a sus fallecidos, es muy lamentable. 

¿Quisiera agregar algo sobre su experiencia durante esta pandemia que está sumiendo a la ciudad en una emergencia sanitaria inédita?

Pienso que hay mucho miedo y desánimo, es lo que me he dado cuenta de las conversaciones con familia y amigos. Algunos sospechan que están enfermos de COVID-19 pero debido a que no hay turnos rápidos para pruebas, según el 171*, esto hace que vivan en incertidumbre. Algunos amigos han sufrido síntomas de ansiedad o enfermedades crónicas que se disparan por el estrés. La situación en Guayaquil es como estar a la deriva, porque las medidas cambian de un día para el otro y como siguen subiendo los contagios, no sabemos hasta cuándo durará la cuarentena. Como hay mucho trabajador informal, muchas familias tienen miedo de ya no tener cómo subsistir. Quizás también debería haber algo o alguien que motive a la población, como en tiempos de guerra cuando tratan de mantener alto el ánimo de todos. Mi percepción es que cada uno está sobreviviendo por su lado.

Si trabaja como freelancer, ¿cómo sobrelleva la suspensión de actividades económicas?

Mi trabajo como fotógrafa es básicamente cobertura de eventos sociales, así que actualmente no tengo contratos y, por ende, no cuento con una fuente de ingresos. Estamos sobrellevándolo con los ahorros generados por mi esposo, quien también es independiente y trabaja en proyectos eléctricos y de energías renovables en el sector de la construcción. Por supuesto, por ahora todos sus proyectos están paralizados y no hay flujos económicos.

También tendré que posponer mi proceso de titulación en la Universidad de las Artes, que incluía el rodaje de un cortometraje documental sobre el ciclo de vida de un pueblo de Manabí. No sabemos hasta cuando Guayas tenga restricciones de movilidad. Además, con la crisis económica que se vive, será muy complicado conseguir el financiamiento. Los proyectos artísticos se están viendo duramente golpeados. 

Nota: *Número telefónico de emergencia sanitaria para personas con síntomas de COVID-19.

Libertad Gills coordinó online la realización de todas las entrevistas de esta serie.

Enlace a la primera entrevista: https://rebelion.org/la-inaccion-y-las-mentiras-solo-generan-mas-caos/

4