Recomiendo:
0

Entrevista al sociólogo del trabajo brasilero, Ricardo Antunes (Universidad de Campinas-SP)

«Para un pobre, negro, asalariado, obrero es completamente imposible estar en los estadios»

Fuentes: Rebelión

-Mario Hernandez (MH): Estamos en comunicación con Ricardo Antunes en la ciudad de Campinas. Estoy junto a Emmanuel Demajo como en nuestra última entrevista hace dos semanas. Antes de entrar en tema, ¿cómo viste hoy el partido de Brasil con México?  -Ricardo Antunes (RA): Un partido difícil porque México es un equipo fuerte y su […]

-Mario Hernandez (MH): Estamos en comunicación con Ricardo Antunes en la ciudad de Campinas. Estoy junto a Emmanuel Demajo como en nuestra última entrevista hace dos semanas. Antes de entrar en tema, ¿cómo viste hoy el partido de Brasil con México? 

-Ricardo Antunes (RA): Un partido difícil porque México es un equipo fuerte y su arquero jugó muy bien, se estructuró muy bien en defensa, los brasileños están más o menos satisfechos con el resultado porque Brasil continúa primero en su grupo y tiene pendiente un juego con Camerún que se supone será muy tranquilo y México tiene un partido difícil con Croacia.

A partir de ahora los partidos serán un poco más difíciles y veremos los resultados.

-MH: En la fiesta de apertura el público blanco y rico abucheó a Dilma.

-RA: La Copa de la FIFA es carísima. Para un pobre, negro, asalariado, obrero es completamente imposible estar en los estadios.

Actualmente, hay una disputa ideológica muy intensa donde para sectores de las capas medias y la burguesía, Dilma es vista como si fuera un gobierno de izquierda. Entonces, hay oposición por derecha pero también por izquierda.

La manifestación en la apertura de la Copa fue protagonizada por sectores de capas medias de derecha contra el gobierno porque Dilma en su pasado fue una mujer de izquierda que participó de la lucha armada. La manifestación fue un abucheo muy duro.

Naturalmente, también hay sectores de las capas medias y burguesas que apoyan al gobierno de Dilma, pero los chiflidos fueron de sectores conservadores.

Muy distinto de la oposición que se manifestó en las calles, que por el contrario, son manifestaciones de un amplio sector de la izquierda que fueron duramente reprimidos como les anticipé hace un par de semanas que iba a ocurrir. Hay una represión muy violenta silenciada por los medios que solo muestran las cosas buenas de la Copa del Mundo. Esta es la situación actual en Brasil.

-MH: Personalmente no lo observé, pero en una escena que antecede el partido inaugural, Brasil-Croacia, aparece un niño indígena que suelta una paloma pero tenía un pedazo de tela rojo en sus manos donde se leía «Demarcación de tierras ya».

-RA: La TV en la Copa está totalmente controlada por la FIFA que tiene el monopolio de las imágenes y las cede a otros canales. Algunas escenas fueron eliminadas, ésta será una que yo tampoco vi.

Había una manifestación de indígenas que reclamaba a favor de una demarcación porque en Brasil, y especialmente en el último período, hay una lucha muy importante de los indígenas por ese reclamo porque los grandes hacendados y los terratenientes del agro-negocio no quieren abandonar sus grandes propiedades y devolver las tierras a las comunidades originarias.

 

Hay una política de todos los medios para transmitir la idea que en Brasil todo es muy lindo

 

Hay un proceso de censura de la FIFA para no mostrar todo lo que ocurre en los estadios porque lo que le interesa es que la Copa le dé mucha ganancia, mucha plata.

Un parapléjico que iba a dar un puntapié inicial fue eliminado de la presentación. Se trataba de una campaña para demostrar que puede mover sus piernas y brazos. Eso fue eliminado. Esta es la tragedia de la Copa. Por un lado, el espectáculo de fútbol, la victoria de Holanda frente a España fue espectacular, 5 a 1, del mismo modo la de Alemania frente a Portugal, que no era esperada, también fue intensa, la de Costa Rica contra Uruguay también fue inesperada, esta es la parte bella del fútbol auténtico, pero la tragedia es que la Copa de la FIFA es de los ricos, de los grandes negocios.

Este domingo publiqué una nota muy crítica y dura en O Estado de Sao Pablo
http://alias.estadao.com.br/noticias/geral,direito-de-se-conformar,1511591 respecto de la situación  actual. Allí hablaba más de las luchas, de las huelgas, de las manifestaciones de descontento, de la represión y los intereses predominantes de la FIFA. Hay una alianza muy fuerte entre la FIFA y los gobiernos estaduales para garantizar la Copa y las ganancias y mucha represión para los descontentos y las manifestaciones.

-Emmanuel Demajo (ED): Aprovecho porque los canales de TV que transmiten los partidos en nuestro país siempre muestran las playas y la gente contenta, ¿puede que esto sea una bajada de línea directa de la FIFA cuando vende la transmisión, que de algunos temas no pueda hablarse?

-RA: Son dos cosas. La primera es que hay una política unificada de todos los medios, de toda la TV para transmitir la idea que en Brasil todo está muy lindo, felices, el clima de la Copa está en todos lados, esta es una política de los medios, de los grandes intereses y los gobiernos en todas las estaciones de radio y TV.

Al margen de las radios independientes y alternativas, todo es una apología de la Copa, por otro lado, hay un reflujo de las manifestaciones porque en los primeros días la represión fue muy dura, violenta y los medios y la TV están tratando de evitar mostrar escenas de represión. Un poco la idea de que cuanto menos se presenten las manifestaciones en TV, mejor, porque habrá menos marchas.

También hay una especie de tregua. La Copa está organizada por intereses muy poderosos, que perjudicaron mucho a Brasil, pero el espectáculo del fútbol le agrada a muchos, por ese motivo, las manifestaciones en este momento perdieron un poco de intensidad. Creo que volverán hacia el final y naturalmente que una victoria o derrota brasileña puede traer una acentuación de las manifestaciones.

En este momento hay una especie de descanso por dos motivos fundamentales: la brutal represión que no permite ningún tipo de aproximación a los estadios y a las rutas que van a ellos. Hay policía federal, estadual y ejército, todo el aparato represivo brasileño está preparado para reprimir. Por otro lado, la belleza del fútbol atrae la atención de muchos y las manifestaciones tienden a entrar en disminución que es lo que estamos viendo en estos días.

-MH: Te agradezco el contacto y en cualquier momento nos volvemos a comunicar.

-RA: Perfecto, un abrazo. No puedo desear la victoria de Argentina en la Copa porque la disputa entre argentinos y brasileros es muy intensa pero, por lo menos, que ambos puedan hacer una buena Copa del Mundo y también los equipos latinoamericanos como fue la participación de Costa Rica, por ejemplo. Por otro lado, que las manifestaciones retomen su fuerza una vez que esta fase intensa de la Copa haya terminado.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0