Recomiendo:
0

Un viacrucis que dura medio siglo

Fuentes: Rebelión

El domingo 21 de junio de 1970, Día del Padre, se inauguró en el Ecuador un viacrucis que hoy, domingo 21 de junio del 2020, cumple exactamente 50 años, y en él que sigue arrastrando su cruz de martirios el pueblo ecuatoriano, esta vez bajo el látigo del FMI (Fondo Monetario Internacional).


Hagamos memoria. En aquella fecha, José María Velasco Ibarra se proclamó dictador, cerró el Congreso Nacional y las universidades, y mandó a la cárcel a catedráticos, estudiantes, líderes sociales. Previamente, en el mes de abril fue secuestrado,torturado y asesinado Milton Reyes, Presidente de la FEUE de Quito. La figura clave de todo este episodio de brutalidades fue Jorge Acosta Velasco, sobrino del dictador y uno de los dueños del Banco Pichincha, así como agente de la CIA, conforme el célebre Diario de Philip Agee.

El periódico Orientación, semanario de la Universidad Central, dirigido por Jaime Galarza, publicó candentes datos sobre el crimen. Pocos días después, en mayo, una bomba de alto poder destruyó la Imprenta Universitaria, donde se editaba dicho periódico.

El 21 de junio caras pintadas invadieron el domicilio de Marcos Durango, asesinaron allí a Jaime Velásquez García, revolucionario colombiano, apresando a su esposa Sussane Bernard, canadiense. Simultáneamente asaltaron cuatro domicilios correspondientes a dos hermanos de Jaime y a dos de sus cuñados, que fueron conducidos y torturados, junto con otros ciudadanos, en el tenebroso Retén Sur.


En su odio feroz  a los estudiantes, en agosto, en Guayaquil, pelotones represivos secuestraron a Rafael Brito Mendozapresidente de la Asociación Escuela de Derecho AED en el Puerto. Al día siguiente su cadáver apareció flotando en La Chocolatera, un célebre hábitat de tiburones cercano a Salinas. Los pescadores de la zona recuperaron el cuerpo que mostraba las manos esposadas. La autopsia efectuada por la universidad de Guayaquil comprobó que Brito Mendoza había sido arrojado vivo al siniestro lugar.


Desde aquellos acontecimientos hasta hoy en este viacrucis se han producido 3 golpes de Estado (1972, 1975 y 1976), asesinato en Guayaquil del Economista Abdón Calderón Muñoz, presidente del Frente Radical Alfarista, a raíz de su declaración de apoyo a la candidatura presidencial de Jaime Roldós Aguilera, quien triunfó con enorme emoción y apoyo popular e inauguró un gobierno que apenas duró 2 años en medio de una belicosa oposición de los Estados Unidos, la banca privada, los grandes medios de comunicación y la derecha más recalcitrante. Todo para perecer el 24 de mayo de 1981 en el atentado contra su avión en las montañas de Celica, Loja, cuando viajaba con su esposa Martha Bucaram Ortiz, con el ministro de Defensa Marco Aurelio Subía, su esposa y todos los tripulantes. Monstruoso crimen histórico hoy encubierto por la Fiscal Diana Salazar que no continúa la necesaria y siempre saboteada investigación que fue reabierta por Galo Chiriboga en el 2013, cuando  ejercía la Fiscalía General.


Sacrificado Roldós, su holocausto fue denunciado como acción de la CIA por el periodista norteamericano Seymour Hersh y por John Perkins, también estadounidense, en su libro “Confesiones de un Gánster Económico”.


Muerto Roldós, se encaramó al poder la Democracia Cristiana de Oswaldo Hurtado, Julio César Trujillo, Jamil Mahuad, entre tantos otros; luego vendrán nuevos y nuevos gobiernos, elecciones y más elecciones, invasión colombo norteamericana  en Angostura (2008),  el sangriento intento de golpe de estado y magnicidio contra Rafael Correa (30 de septiembre del 2010).
Ahora nos preguntamos ¿Terminará este viacrucis de medio siglo algún día? Sin duda terminará. Pero la resurrección de este Cristo moderno entregado a los imperialistas por los nuevos Judas, no se dará por ninguna acción divina sino por sus propias manos, cuando las multitudes cobren conciencia de sus fuerzas de gigantes.

Blog del autor: http://galarzajaime.blogspot.com/

0