Recomiendo:
0

Alierta se va con sus millones… pero se queda

Fuentes: Rebelión

Después de 16 años, Cesáreo Alierta deja la presidencia del Consejo de Administración de Telefónica (seguramente conocedor de que la empresa ha sido imputada en el caso Rato), y se va arengado con loas y parabienes por la prensa burguesa y por los sindicatos del sistema, CC.OO y UGT, socios en suculentos negocios con la […]

Después de 16 años, Cesáreo Alierta deja la presidencia del Consejo de Administración de Telefónica (seguramente conocedor de que la empresa ha sido imputada en el caso Rato), y se va arengado con loas y parabienes por la prensa burguesa y por los sindicatos del sistema, CC.OO y UGT, socios en suculentos negocios con la empresa, de los que ambos obtienen pingües beneficios, siempre a costa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Hay que recordar en primer lugar que Alierta fue declarado culpable de enriquecimiento ilícito, y utilizó para ello información privilegiada cuando fue responsable de una empresa pública: TAbacalera. Lástima que el delito prescribió gracias a la dilación en ser juzgado, lograda por su extenso y costoso equipo de abogados. Por eso, para que se corriera un tupido velo sobre esta realidad, tenía que rodearse desde el principio y hasta nuestros días de todo tipo de imputados, delincuentes, familiares de, políticos de todo signo… y cómo no, de unos sindicatos dóciles y subvencionados «legalmente» que le diesen la paz social que tanto él como el sistema necesitan.

Así han pasado, para esquilmarla, y continúan en esta empresa (salvo los que se han visto obligados a marcharse porque los juzgados y la cárcel los esperan) personajes tales como:

Relacionados con la monarquia:

-Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta Cristina y al que se le imputan delitos para más de 18 años de cárcel,

-José Fernando de Almansa, ex-jefe de la Casa Real…

 Relacionados con el PP:

-Rodrigo Rato, ex-ministro de Economía imputado por el tema de las tarjetas black, por haber esquilmado Bankia, responsable de haber arruinado a cientos de trabajadores/as, muchos de ellos pensionistas, con el asunto de las preferentes…

-Elvira Fernández Balboa, mujer de Mariano Rajoy

-José Iván Rosa Vallejo, marido de Soraya Sáenz de Santamaría

-Andrea Fabra, hija de Carlos Fabra y que exclamó en el Congreso «¡que se jodan!» refiriéndose a los parados

-Eduardo Zaplana, ex-ministro

-Yolanda Barcina, ex-presidenta de Navarra…

 Relacionados con el PSOE:

-Narcís Serra, ex-vicepresidente del Gobierno

-Paloma Villa, mujer de Eduardo Madina

-Trinidad Jiménez, ex-ministra

-Javier de Paz, ex-secretario de las Juventudes Socialistas…

…y así una larga lista de familiares de, amigos de, ex-sindicalistas de… muy bien colocados.

Otro de los grandes logros de este presidente es haber destruido, mediante EREs firmados con sus sindicatos, puestos de trabajo fijos (+/- 50.000) para llevarlos a la precariedad, explotando de esta manera a miles de trabajadores/as, tanto en este país como en otros (Marruecos, Argentina, Brasil, India…) con salarios de miseria que no les permiten vivir dignamente, aunque trabajen 12/14h diarias, y prácticamente sin derechos laborales ni sociales.

Buen ejemplo de esta situación es la ejemplar huelga indefinida llevada a cabo por los técnicos instaladores subcontratados de Telefónica MoviStar durante 90 días y que sacó a la luz las vergonzosas condiciones en las que trabajan estos compañeros/as. Su lucha sigue y seguirá hasta conseguir los objetivos.

Además de esta destrucción de empleo, los años de presidencia de Alierta se han caracterizado también por la pérdida de derechos salariales, laborales y sociales de los trabajadores/as que permanecemos en la empresa, mientras que él y toda su corte se han llevado millones y millones «porque ellos lo valen», según sus propias y despóticas palabras en la Junta de Accionistas.

También en estos años, concretamente en el 2008, la empresa presidida por Alierta, fue la primera en despedir y sancionar a representantes de los trabajadores, 9 delegados/as del Comité de Madrid por participar en una huelga legal contra un convenio firmado con sus sindicatos, lesivo y con cláusulas ilegales, como después sentenció el Tribunal Supremo. De aquellas sanciones aún queda despedido el que fuera presidente del Comité. Pero claro, eso no podía publicarse en una prensa y medios de comunicación que cobran grandes cantidades de dinero por la publicidad de Telefónica en sus páginas, televisiones o emisoras de radio. El compañero ex-presidente del Comité aún esta pendiente de un último recurso en el Tribunal Constitucional y en Estrasburgo.

Es decir, la empresa presidida por este «gran demócrata», a la que ahora abandona por lo que se le puede venir encima, «ampara y ayuda» a sus sindicatos, los que le tapan, los que nunca denunciaron el tema de los fichajes corruptos y millonarios, ni los salarios obscenos del Consejo de Administración, ni las multimillonarias aportaciones a sus planes de pensiones, ni los millones para los blindajes a miembros de este consejo… esos que han firmado EREs y convenios al dictado de la empresa con importantes pérdidas de derechos, los que manejan millones en Fondos Sociales, en Seguros, en Planes de Pensiones, a los que premia con liberados y subvenciones «legales»… mientras persigue, expedienta y acosa a aquellos que denunciamos todo ese entramado (que ojalá algún día vea la luz como está pasando en otros ámbitos)

Y finalmente es bueno comparar cómo se «va» Alierta (se va pero se queda) y cómo lo hacen a día de hoy los trabajadores/as:

Alierta se va con más de 70 años, deja la presidencia pero no se jubila. Permanecerá como consejero de la compañía, así como presidente ejecutivo de la Fundación por lo cual percibirá una suma muy abultada de euros:

-después de llevarse 6,73 millones de euros, de sueldo y acciones de 2014;

-37,3 millones de euros revalorizados a diciembre de 2015 de la aportación «extraordinaria y única» al «Plan de Previsión Social» que sustituyó en julio de 2014 a su blindaje de 4 anualidades;

-14,5 millones de euros: valor a diciembre de 2015 del denominado Plan de Previsión Social de Directivos (PPSD), aprobado en 2006;

-8,69 millones de euros en sueldo y acciones de 2015, lo que supone un incremento de un 29,12% sobre el sueldo de 2014;

-52 millones de euros por el valor a precio de mercado de sus 5,29 millones en acciones, que lo convierten en el primer accionista particular de la empresa. A saber, gran parte de esos títulos fueron retribución por sus funciones ejecutivas en la empresa.

Total: 6,73 + 37,3 + 14,5 + 8,69 + 52 = 119,22 millones de euros.

 Los trabajadores/as que se van «voluntariamente» (el que decide quedarse está sufriendo cambios de actividad, pérdida de condiciones laborales, veladas amenazas…) lo hacen a los 53 años mediante una figura no reconocida en nuestra legislación, y lo hacen con el 68% de su salario congelado hasta la jubilación… ¡¡¡QUé suerte tan diferente la de unos/as y otro!!!

Desde AST saludamos la marcha de este personaje nefasto, tanto para la empresa como para la plantilla y para el conjunto de la sociedad. El Sr. Alierta representa, y así lo ha manifestado en sus años al frente de la compañía, lo peor de esta sociedad capitalista, explotadora y opresora, desigual e injusta, que fomenta la desigualdad y la miseria donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres somos cada vez más pobres.

Nosotros seguiremos luchando por una sociedad más justa e igualitaria, donde se respeten los derechos de todos y todas y donde personajes como el señor Alierta no tengan cabida.

No, Sr. Alierta, los trabajadores y trabajadoras de Telefónica no tenemos nada que agradecerle y el conjunto de la clase trabajadora y de la sociedad menos aún. 

 

AST, Alternativa Sindical de Trabajadores, sindicato de clase con mayoría en el Comité de Empresa de Madrid de Telefónica.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de las autoras mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0