Recomiendo:
3

Voces de Guayaquil, epicentro de la pandemia en Ecuador (IV)

“Hay muertos dentro de las casas y algunos ya llevan días”

Fuentes: Rebelión. Foto: Guasmo Sur, uno de los barrios populares más poblados de Guayaquil. Foto de Walter I. Jiménez.

En la cuarta entrevista de «Voces de Guayaquil, epicentro de la pandemia en Ecuador», Walter I. Jiménez comparte sus vivencias desde el barrio del Guasmo Sur que ha sido duramente golpeado por la pandemia. Dice: «Creo que la realidad del país es mucho más oscura de lo que parece y más nos informamos por las redes sociales que por los canales de televisión. A pesar de toda esta calamidad creo que después de que pase todo esto, habrá un cambio muy significativo en las personas… Pero ¿cuándo acabará está pandemia?»

Entrevista a Walter Israel Allan Jiménez, estudiante universitario. Reside en el Guasmo Sur, Guayaquil

¿Cómo describiría el nivel de organización del municipio de Guayaquil frente a la epidemia? ¿Le transmite seguridad?

La organización del municipio de Guayaquil es nefasto, en vez de ayudar muchas veces perjudica; igual sucede con la prensa, ya que he escuchado a los comerciantes hablar porque un día fue la prensa a hacer una noticia en esta crisis sanitaria y el municipio envió sus municipales a sacar a los vendedores que estaban afuera del «Tía»* qué está por mi casa. Esa vez el municipio trató de dar una imagen de orden y organización ante las cámaras, pero la realidad es otra.

¿Qué piensa del rol del gobierno nacional en asistir a la ciudad y a la provincia del Guayas durante la pandemia de coronavirus?

Creo que el gobierno ha aprovechado todo lo que pasa para hacer campañas políticas para el vicepresidente, comprar cosas a sobreprecio y censurar toda información que no les conviene con respecto al COVID-19, en todo caso no ayudan a la gente, a la provincia y mucho menos al país.

¿Ha podido adquirir víveres y remedios en los lugares de abastecimiento de su vecindario? ¿Se ha podido guardar la distancia recomendada entre las personas?

Tiendas de barrio ya no abren porque lo poco que adquieren de comida es para uso de ellos. Ayer salí con mi esposa y mi cuñado a hacer las compras de la casa, salimos a las 6:30 de la mañana y a esa hora ya había muchas personas comprando; todos con protección. No todos los locales de víveres abren, el «Tía» y el «Mini» si abrieron pero hay que hacer colas de más de 20 personas para poder entrar, ya que solo admiten un número determinado de personas dentro del almacén. El sobreprecio y la aglomeración son algunos de los mayores problemas, antes la cubeta de huevo estaba en 2,50 o 3,00 dólares ahora una cubeta cuesta aproximadamente 6,00 dólares. También hay cosas que venden sólo por persona, cómo por ejemplo sólo se puede comprar un dólar de jengibre por persona. Los limones antes se daban 40 por un dólar ahora están dando 20 por un dólar. Los embutidos y enlatados la mayoría no tiene una elevación de precio fuera de lo común.

Para adquirir medicina hay que hacer fila también y las farmacias que son barriales a veces abren a las 10 y desde la 6:00 ya hay alrededor de 20 personas esperando que abran.

¿Tiene familiares o vecinos afectados por el coronavirus?

Familiares míos, no. Familia de mi familia, sí; la abuelita de mis primos murió de coronavirus en Yaguachi. En el barrio han muerto algunas personas, creo que han muerto cinco, todas han sido adultos mayores y posiblemente tres de ellas de COVID-19.

¿Qué piensa sobre la atención médica en Guayaquil? ¿Cómo la calificaría?

La calidad del servicio público ha decaído drásticamente, pues hay cadáveres pudriéndose en todos los hospitales de Guayaquil debido a que las personas que mueren no están etiquetadas y muchas veces están a la intemperie, si se les muere un familiar dentro del hospital hay que hacer un papeleo grande y aparte de eso, si no encuentran a tu familiar muerto debes entrar a buscarlo y reconocerlo entre tantos cuerpos que hay. En el hospital del Guasmo hay quejas de que ya no se aguanta el olor que emana del hospital y quizás otros hospitales de Guayaquil estarán así. La protección para el cuerpo médico es muy baja y ha habido muchas quejas al respecto pero el gobierno se lava las manos ante la situación.

En los diarios del mundo se han publicado fotos de féretros en las calles de Guayaquil -sacados afuera de los hogares por familiares de los fallecidos, desesperados ante la larga demora de los servicios encargados de retirarlos. ¿Ha visto personalmente féretros en las calles de Guayaquil?

Sí, hay muchos muertos por todo Guayaquil. En un día de la semana pasada hubo 10 muertos entre conocidos (personas de otros vecindarios pero nos enteramos igual) y vecinos. El problema, creo yo que es, cuando las personas mueren y sus familiares no tienen cómo cubrir los gastos de la sepultura -en las últimas semanas los precios por caja y sepultura se han duplicado y triplicado. La cosa empeora cuando tiene coronavirus y las autoridades no acuden al levantamiento del cadáver.

Y sí es verdad hay muertos dentro de las casas y algunos ya llevan cuatro días. A nueve cuadras de mi casa hay dos casos de esos. Hoy (lunes 6 de abril) a unas cuantas casas de la mía murió una señora, recién murió en la tarde; dicen que tenía coronavirus, pero si no le hacen la prueba no se sabrá y es muy difícil que le quieren hacer la prueba a un difunto y tampoco ha aparecido ninguna autoridad de salud ni policial en el lugar.

Frente al Hospital del Guasmo Sur, decenas de personas llevan días esperando que les entreguen los cuerpos de sus padres, madres o hermanos fallecidos. Foto cortesía de un familiar.

En su opinión, ¿la deficiencia del sistema de salud pública de Guayaquil es el mayor problema para confrontar la epidemia? ¿O piensa que el mayor problema es otro?

No creo que haya un problema específico sino que es algo general, desde el presidente y su inservible gabinete hasta las personas que muchas veces no respetan las medidas establecidas.

¿Cómo describiría su barrio, el Guasmo Sur?  

El Guasmo sería un lugar muy lindo para vivir, está cerca del río y se podría disfrutar más de este recurso, pero la triste realidad es que hay mucho descuido ecológico y de seguridad, pues hay robos y eso lo vuelve un poco inseguro. Hoy tres hombres robaron a un joven que pasaba por el parque a  pocas cuadras de mi casa (me enteré de ese robo porque mi hermano venía de comprar víveres). En fin, esta situación es común, pero después de la primera semana de cuarentena comenzaron a robar muy seguido en banda de más de cuatro personas y no respetaban género, y así pasaron robando como tres días seguidos… Creo que el Guasmo es un buen lugar, pero siempre habrá personas que dañarán el estilo de vida de una comunidad o barrio.

¿Quisiera agregar algo sobre su experiencia durante esta pandemia que está sumiendo a la ciudad en una emergencia sanitaria nunca antes vista?

Creo que la realidad del país es mucho más oscura de lo que parece y más nos informamos por las redes sociales que por los canales de televisión. A pesar de toda esta calamidad creo que después de que pase todo esto, habrá un cambio muy significativo en las personas tanto físico, mental y espiritual. Pero ¿cuándo acabará está pandemia?

Nota: *»Tía» es una cadena de tiendas de productos alimenticios y de limpieza.

«Voces de Guayaquil, epicentro de la pandemia en Ecuador» consiste en una serie de entrevistas a residentes días posteriores a que su ciudad estuvo en la primera plana de los noticieros internacionales por los muertos sin sepultura y sus familiares clamando por ayuda a un Estado aparentemente inexistente. Trabajadores, artistas, estudiantes, docentes sus vivencias desde la ciudad que es el centro económico y financiero del país y que paradójicamente también es la ciudad con mayor concentración de pobreza. Se estima que un 17% de los 2.700.000 habitantes de la urbe viven en condiciones de pobreza. Recostada sobre las aguas terrosas del río Guayas, con un clima muy cálido y húmedo que no hace mella en la actividad intensa y el carácter hospitalario y amable de sus habitantes, Guayaquil tiene la mayor densidad de población del país y el sistema de transporte público con más usuarios. Estos elementos junto a las profundas deficiencias del sistema de salud pública nacional cuyo presupuesto fue reducido un 36% en el último año y la desorganización del gobierno municipal son factores que ayudarían a explicar por qué la ciudad concentra el 70% de los casos de COVID-19 en Ecuador y la mayor cantidad de contagios per cápita en toda América Latina.

Libertad Gills coordinó online la realización de todas las entrevistas de esta serie.

Enlace a las entrevistas anteriores de la serie Voces de Guayaquil, epicentro de la pandemia en Ecuador:

3