Recomiendo:
11

La pandemia, Cuba y su sistema de salud pública (I)

Fuentes: Rebelión

La impar y extraordinaria potencialidad del sistema de Salud Pública cubana.

La pandemia sigue asolando a la humanidad, al tiempo que se desata una colosal crisis económica social, con importantes cambios en el escenario geopolítico mundial. El mundo registra más de 40 millones de contagiados por la Covid19 (cada tres días se suma alrededor de un millón de contagiados) y sobrepasa el millón de fallecidos. Las Américas se mantienen como el epicentro de la pandemia en el planeta. El planeta sufre del rebrote de la enfermedad.

En Cuba se han contagiado con el virus más de 6 mil personas, con poco más de un centenar de fallecidos para un 1.99 % de letalidad y el 90% de altas médicas. En el país no ocurrieron fallecimientos por la enfermedad de niños, mujeres embarazadas, ni trabajadores de la salud en el país, no así en misiones en el extranjero donde 4 colaboradores internacionalistas cubanos perdieron la vida. Se registra en las estadísticas como fallecido por el Covi19, a todo aquel que aunque muera por otras enfermedades responde positivamente a la prueba de PCR.

Ningún centro de salud cubano ha colapsado, el personal sanitario que labora en los hospitales y en las salas de cuidado intensivo (UCI) cuenta con todos los medios de protección para ellos y los enfermos. Todos los enfermos contagiados fueron internados en hospitales y cuando fue necesario atendidos en salas de terapia intensiva. Cuba socialista, un pequeño país latinoamericano, subdesarrollado, acosado y bloqueado por el gobierno de los EE.UU., ha podido enfrentar con éxito a la pandemia gracias a su sistema de salud pública, a sus centros de investigación de científica y a su población que se destacó por su apoyo, participación y disciplina.

El enfrentamiento a la pandemia en las extremadamente difíciles condiciones económicas del país, arroja positivas experiencias que se corresponden con las amplias potencialidades que ofrece el sistema socialista cubano. Se elaboró un Plan de Medidas para el Enfrentamiento a la Covid19 que involucró a todos los Organismos de la Administración Central del Estado; las autoridades provinciales y municipales; al Minsap y su sistema de salud pública; la corporación biotecnológica BioCubaFarma, los centros de investigaciones científicas, incluidas las exactas y sociales; las universidades, las empresas estatales, el sector no estatal y la población.

El presidente Miguel Díaz Canel ha dirigido diariamente por espacio de más de 8 meses a todos estos factores para enfrentar a la Covid 19, lo que ha permitido alcanzar positivos resultados. El novedoso protocolo de atención clínica a los infectados de la Covid19, elaborado por Cuba, ha disminuido los casos de los fallecimientos. El trabajo realizado ha servido además, para elevar el reconocimiento social al personal de salud y a los científicos, así como a los agentes de la policía que han contribuido con profesionalidad a mantener el orden y la disciplina.

El Plan de Medidas adoptado contempló: el aislamiento preventivo de todos los sospechosos (hasta el momento habían sido aislados más 115 mil personas) en centros preparados para atenderlos; se realiza la búsqueda activa y personal de casos positivos casa por casa en todas las comunidades; el diagnóstico oportuno y gratuito con pruebas PCR en todos los territorios del país; el tratamiento individualizado a los enfermos;

De igual modo se elaboró un novedoso protocolo de investigación-atención a los convalecientes que se generalizó en todas las unidades servicios de salud del país. El mismo incluye medidas: preventivas, terapéuticas y de rehabilitación, el que se modifica sistemáticamente en base a las evidencias científicas y a las experiencias de los médicos.

El protocolo ha ido evolucionando gracias a las investigaciones científicas y a las experiencias y prácticas del sistema de salud pública cubano. Se han realizado más de 700 investigaciones y hay 16 ensayos clínicos en ejecución. Se utilizaron fármacos de probada eficacia y se produjeron más de 22 nuevos medicamentos: antiinflamatorios, inmunomoduladores, antivirales, como Jusvinza, Itolizumab, Nasalferon y Biomodulina T y los Interferones. De igual modo se usa la transfusión de plasma de convalecientes del virus, y se experimenta con buenos resultados la ozonoterapia rectal en personas diagnosticadas con la enfermedad, y con las células madres para los dados de alta médica que como secuela presentan lesiones en los pulmones.

Las unidades de salud aplican protocolos de atención sicosocial y de atención de salud mental a los que han sido afectados por el nuevo corona virus y lo necesiten. Se desarrollan programas de ampliación y modernización de las salas de terapia intensiva y de extensión de los laboratorios de PCR para abarcar a todas las provincias del país. Se usan 4 diagnosticadores cubanos y la industria construye 250 ventiladores de emergencia para pacientes entubados.

Es necesario destacar la información que el Grupo de trabajo contra la Covid19 presidida por el presidente Díaz Canel, ha ofrecido diariamente sobre la pandemia a través de los medios nacionales y locales de manera exhaustiva, veraz y transparente. Esta información ha servido para que el pueblo cubano eleve su conocimiento sobre todo lo concerniente al nuevo corona virus, las formas de prevenirlo y sus efectos.

Durante los más de 8 meses en los que Cuba ha enfrentado a la pandemia aunque el sistema de salud vio afectado severamente sus servicios no se detuvo su funcionamiento. En el primer semestre con cierre del 30 de julio pasado se realizaron más de 200 mil operaciones quirúrgicas, de ellas 85 mil de cirugía mayor y 25 mil ambulatorios. De igual forma, se hicieron 19 trasplantes renales. Fueron atendidos todos los casos de diálisis incluido el servicio de transporte de los pacientes a los hospitales. Se efectuaron 2 millones de consultas en hospitales y 3 millones en los Consultorios de la Familia. 29 mil niños nacieron en los hospitales.

Solo unos pocos países desarrollados, con elevados niveles científicos en la biotecnología y la ingeniería genética como China, Rusia, EE.UU., Gran Bretaña y Alemania trabajan en unos 80 proyectos de vacunas para combatir a la pandemia del nuevo corona virus. Cuba que labora acuciosamente en 4 candidatos vacunales, oficializó el registro de la primera denominada Soberana 01. El pasado 24 de agosto comenzó la primera fase de los ensayos de la vacuna con voluntarios. Hasta ahora los resultados son excelentes. Este proceso terminará en enero del 2021. Si los resultados son satisfactorios Cuba comenzará la producción industrial del fármaco en el primer trimestre de 2021. En este mes se registró la segunda vacuna cubana y de inmediato se iniciaron las pruebas correspondientes.

Al igual que en otros países en las pasadas semanas en La Habana y en varias provincias, al relajarse oficialmente las medidas de confinamiento, se presentaron nuevos rebrotes causados por indisciplinas sociales y la violación de las medidas de seguridad. En los últimos 15 días se habían contagiado más de 600 personas. Esto provocó que las autoridades declararan la cuarentena en las áreas en que se habían manifestado estos brotes y la aplicación de nuevo de rigurosas medidas de protección epidemiológica para evitar su propagación, lo que está dando buenos resultados. Como promedio se hacen más de 7 mil pruebas (PCR) en todos los territorios del país, para un acumulado de 777 247. Se han creado laboratorios para realizar estas pruebas en las 15 provincias del país.

SUPERANDO EL REBROTE Y EL TRÁNSITO A LA NUEVA NORMALIDAD

Teniendo en cuenta diversos parámetros de salud, entre ellos la disminución continua de los nuevos infectados por 100 mil habitantes y el cierre de las áreas de cuarentena por el contagio, el gobierno cubano acaba de declarar oficialmente que las 12 provincias donde se superó el rebrote de la pandemia pasarán a una “nueva normalidad” o normalidad posible. El tránsito a esta nueva fase se hará de manera gradual y asimétrica.
Solo La Habana y las provincias de Ciego de Ávila y Santi Spíritus registran todavía algunos casos con tendencia decreciente y permanecerán en las fases anteriores hasta superar la enfermedad. Es de esperar la continuidad de rebrotes en distintas zonas del país, pero las autoridades sanitarias confían en que serán controlados.

Para el país es indispensable mitigar el severo impacto económico ocasionado por la Covid 19 y el recrudecimiento del bloqueo del gobierno de Estados Unidos. Solo la atención a la pandemia le ha costado al país casi mil millones de pesos no planificados en el presupuesto. Existe conciencia de que no podemos confiarnos y bajar la vigilancia y que debemos aprender a vivir con esta epidemia bajo el estricto control de la enfermedad y de la disciplina social, por lo menos hasta que las vacunas puedan inmunizar a los cubanos.

Entre la nuevas medidas se halla la de aplicar los protocolos de salud y de cuarentena solo a los vecinos de la cuadra o manzana (o comunidades si fuera necesario) en donde se halla detectado el brote de la infección, pero sin detener la producción, los servicios y la vida social en el resto de los territorios. En los casos de sospechosos o de personas que han tenido contactos con confirmados, permanecerán aislados en sus domicilios con todos los protocolos de salud establecidos y bajo el control y la atención del médico y del enfermero de la comunidad. En todos los centros docentes y centros de trabajo se mantendrán los protocolos de seguridad y vigilancia. La población debe continuar con el uso de las mascarillas y lo de guardar la distancia física señalada.

Se comienza gradualmente a abrir el país al turismo internacional. Los viajeros deben venir con el documento de salud que certifique oficialmente que no son portadores de la enfermedad. En cada aeropuerto a todos los viajeros que entren al país se les realizarán las pruebas PCR, para luego continuar a vacacionar en sus hoteles de destino. En todas las instalaciones turísticas se ubican equipos médicos con epidemiólogos para atender cualquier situación que se presente.

11