«Ante la grave situación que enfrentan los y las presas políticas de la Revuelta»

Fuentes: Londres 38
Frente a los acontecimientos ocurridos en la Centro Penitenciario Santiago 1, donde internos realizaron manifestaciones que culminaron en un intento de fuga y motín, quienes denunciaban las precarias medidas tomadas sobre el corona virus de parte de Gendarmería, declaramos lo siguiente. La confusa e inquietante información sobre la crisis producida en la Cárcel Santiago 1 plantea la urgencia de adoptar prontas medidas. Familiares de presos y presas políticas, detenidos en el contexto de la revuelta social, han demandado el reemplazo de la prisión preventiva aplicada a la mayoría de las personas procesadas encarceladas, que se estima son más de 2.500. Esa decisión de tribunales constituye un castigo anticipado y desmedido previo a la investigación, que ignora la presunción de inocencia y la inexistencia de antecedentes de delitos previos en la mayoría de los casos. En el contexto del coronavirus la situación se hace aún más crítica dada la inexistencia de condiciones sanitarias adecuadas en las cárceles en que se encuentran. La demanda de la Coordinadora 18 de Octubre es el reemplazo de la prisión preventiva e internación provisoria de menores en el Sename por reclusión en el hogar. Este tipo de medidas han sido adoptadas en varios países afectados por coronavirus, incluido Estados Unidos, donde se ha liberado a presos que no representan riesgo para la sociedad, porque las cárceles multiplican las posibilidades de contagio y propagación del virus.

La indolencia del gobierno muestra con claridad un doble estándar: mientras condenados por crímenes de lesa humanidad en Punta Peuco gozan de privilegios, permanecen aislados del resto de la población penal y cuentan con expedita atención médica en los hospitales institucionales de las FFAA, en caso de necesidad, los presos y presas del estallido social permanecen hacinadas y hoy han sido duramente reprimidas, desconociendo el número de heridos. La dramática situación vivida hoy en la cárcel concesionada Santiago 1, demuestra que no existe un escenario que permita asegurar condiciones humanas básicas, para quienes fueron privados de libertad en el contexto de la #Revuelta y se encuentran con medidas cautelares, pues ellos y ellas no han sido condenadas por delito alguno.

Llamamos a solidarizar y apoyar estas justas demandas. Londres 38, espacio de memorias

http://www.londres38.cl