Recomiendo:
1

Cuesta abajo en la rodada

Fuentes: Rebelión

“El gobierno de Piñera se descascara. Va con una velocidad muy impresionante “cuesta abajo en la rodada”. En esta realidad la ex Concertación con la Democracia Cristiana a la cabeza y la prístina excepción del Partido Comunista parecen no entender los tiempos políticos a nivel nacional e internacional.

Tironeada por sus históricos dirigentes derechistas  han ido ligando su suerte y su accionar político a un gobierno que ido marcando inexorables hitos  en su derrumbe. Su fracaso parece seguir la ruta de impopularidad total a imagen y semejanza de Macri en Argentina, Moreno en Ecuador y el epítome de la desgracia para un pueblo: Bolsonaro”.

Esto lo comencé a escribir el 08/2019; no continué con ello para no  seguir reiterando lo evidente; lo retomo sólo porque se me atraganta el ver la insana banalidad de los llamados progresistas. Les parece que irse subiendo de poco al carro y por gravedad ir deteniendo la marcha de los acontecimientos resolverá los problemas. Hasta ahora la explosión de dinero fiduciario provisto por  las AFP, ha sido un salvavidas sorprendente y no previsto por el gobierno que con la estupidez acostumbrada se opuso como pudo a esta medida. En definitiva los trabajadores han estado  reactivando la economía con sus propios ahorros. Más aún, han motivado a estos  no salir a buscar trabajo liberando aún más la presión sobre el sistema.

Piñera, ya abandonado políticamente por los suyos, que sólo consideran como la mejor alternativa que termine  su gobierno, ha reactivado su impotencia creando una estructura represiva de enorme envergadura que amplifica al conjunto de la sociedad la criminalización del pueblo mapuche. De allí la amplitud y el espacio de fraternidad social  que encuentran sus demandas. (Sería interesante ver la prevalencia de nuestros pueblos originarios en las familias “chilenas”. ¿Quién no es de una u otra manera mapuche?) Este aparato represivo ya hace pagar un alto precio, como en dictadura, a los jóvenes.

 Por otra parte el desempleo es brutal: dos millones de puestos de trabajo en un año, lo que implica tasas de desempleo del 28 al 30 % (Bravo, El Mostrador, 12 de septiembre 2020); que contrasta con el irreal 13,1 % del INE. Debemos recordar que sistemáticamente el desempleo entre los jóvenes ha sido el doble de las tasas corrientes. Si el INE dice que el desempleo es del 12 % entre los jóvenes el impacto es del 24 %. Esta es la verdadera bomba terrorista para la cual el gobierno  no tendrá respuesta  sin abandonar en toda su amplitud su estructura neoliberal.

La salida a los fallidos “tiempos mejores”  transita por la amplia senda de la aprobación de una Nueva Constitución  y  la respectiva Convención Constituyente que como ya es latente implica graves riesgos. La derecha apuesta  a la manipulación  de la Convención y hay altas posibilidades de que sea así. La respuesta a esto la ha planteado con meridiana claridad para la izquierda el Partido Comunista: Unidad y Programa Común. En este mismo sentido lo ha expresado el alcalde Daniel Jadue, que para amplios sectores, se ha constituido en un referente, demostrando en la práctica que otro Chile es posible. El tiempo apremia, los sectores llamados progresistas deben asumir su responsabilidad  y no habrá perdón ni olvido.

1