Recomiendo:
0

La caída de los precios del petróleo, la devaluación del peso y el aumento de la deuda pública

Fuentes: Rebelión

Las  causas de la caída del precio internacional del petróleo: La decisión de la OPEP, oficializada en su última reunión del 29 de Noviembre, de que no reducirá la venta de petróleo para intentar recuperar su precio internacional, a pesar de que el barril ha caído en un 35% aproximado desde Junio de este año, […]

Las  causas de la caída del precio internacional del petróleo:

La decisión de la OPEP, oficializada en su última reunión del 29 de Noviembre, de que no reducirá la venta de petróleo para intentar recuperar su precio internacional, a pesar de que el barril ha caído en un 35% aproximado desde Junio de este año, es el resultado de los cambios significativos en el mercado de los hidrocarburos, causados por un giro parcial en los negocios de las grandes transnacionales petroleras norteamericanas a nombre de la política de autoabastecimiento energético definida por los Estados Unidos, desde hace varias décadas, de conseguir  dicho fin.  Esta política combinó la promoción de la producción no convencional de hidrocarburos (principalmente la llamada «fracción hidráulica-fracking») con cambios en el patrón de consumo energético.
En lo referente al fracking, en la gráfica No.1 puede evidenciarse el crecimiento considerable en la producción de fracking USA desde el 2000 hasta el 2012 y en la gráfica no.2, se muestran las proyecciones de la agencia norteamericana de Energía, comparándolas con la producción de Rusia y Arabia Saudita, desde el 2008. Estas mismas proyecciones apuntan a que si se mantiene este ritmo de producción, en un lapso aproximado de 15 años, este país obtendrá la autosuficiencia energética.

Gráfica No. 1 Escalada del Fracking en E.E.U.U.

Gráfica No. 2 Estados Unidos de América, Rusia y Arabia Saudita producción estimada de crudo, líquidos; Mbd y gas natural; Mbped

La consecuencia obvia ha sido la de una reducción de las importaciones norteamericanas de petróleo, en un 30% aproximado, lo que conlleva a un exceso de oferta en este segmento del mercado mundial. 

La respuesta de la OPEP no fue homogénea. Esta organización no puede considerarse como un cartel de los productores que pueda imponer unilateralmente el precio internacional del crudo. Esta respuesta fue liderada por Arabia Saudita, país que obtiene el petróleo al costo más barato, (aproximadamente a US$6 dólares barril) y que aspira con esta decisión a eliminar la competencia del fracking, calculando que los costos de este tipo de producción son mayores a los beneficios que se pueden conseguir con un precio del crudo por debajo de US$70 barril.

A lo definido por la OPEP debe sumársele la intencionalidad política imperial de producir colapsos económicos en Estados como Rusia, Venezuela y Ecuador que difieren parcialmente de la política exterior estadounidense y que dependen en gran medida de los ingresos fiscales del petróleo. Colombia, a pesar de su incondicionalidad diplomática a los Estados Unidos va a ser arrastrada por esta decisión.

El exceso de oferta en el mercado petrolero obedece, adicionalmente, a la contracción de la demanda mundial causada por la recesión económica que comenzó en el 2008. Esto explica el por qué a pesar de la caída de los precios, el consumo mundial no aumentará de manera significativa. La Agencia Internacional de Energía acaba de reconocerlo. Según esta agencia, el consumo de petróleo aumentará 900.000 barriles diarios en el 2015 llegando a 93,3 millones de barriles por día en comparación con los 93,6 previstos con anterioridad. «El crecimiento de la demanda debería fortalecerse en 2015 con respecto a 2014, pero esta aceleración parece más modesta de lo previsto anteriormente debido al ritmo cada vez más dubitativo de la reactivación económica mundial». 

En  el  gráfico  3  puede  observarse  la  caída  vertiginosa   del  precio  del petróleo   desde  el  primer  trimestre  del  2011 hasta  hoy en día, que actualmente  ronda  los US$60  dólares  barril.

Gráfica No. 3 Evolución del Precio del Petróleo 2010-2014

Fracking y Especulación financiera:
El aumento de la producción de hidrocarburos por fracking, además de la destrucción ambiental que produce no es sostenible en el corto plazo, por cuanto:

    •    El retorno energético medido por la comparación entre el número de unidades de energía recuperadas por cada unidad de energía invertida (EROI- Energy Returned on Investement) es demasiado bajo. Se calcula que en los primeros años de la producción petrolera en los Estados Unidos, el ENROI para el petróleo era 100:1; actualmente este mismo indicador puede estar por debajo de 20:1. Como los hidrocarburos no convencionales son más difíciles de obtener el ENROI puede estar por debajo de 5:1.

    •    La exploración por fracking tiene que realizarse en grandes extensiones territoriales. «Mientras que en la perforación convencional se pincha una bolsa y todo el gas/petróleo se extrae por un solo pozo, en el caso del fracking los pozos tienen que ser perforados a intervalos regulares, 8 pozos por milla cuadrada (o incluso más) son comunes en Estados Unidos y Australia donde grandes extensiones de su territorio son como un colador, perforados por una verdadera madeja de pozos» En el lapso 2005-2012 se perforaron aproximadamente 500.000 pozos de gas-pizarra.  

    •    El agotamiento de los pozos opera en un tiempo menor al de las exploraciones convencionales. «Por ejemplo, la tasa de agotamiento promedio de los pozos de la formación Bakken (el mayor depósito de pizarras oleaginosas de Estados Unidos es del 69% en el primer año y del 94% en los primeros cinco años».

    •    Estos rendimientos decrecientes de los pozos obligan a mantener niveles muy altos de inversión. «Entre el 30% y el50% de las explotaciones deben ser sustituidas anualmente. Alrededor de 7200 nuevos pozos deben ser perforados cada año a un costo de más de US$42.000 millones solo para mantener los actuales niveles de producción». Esto explica la rotación y la internacionalización de inversiones.

El despegue de este procedimiento depredador de la naturaleza solo puede entenderse por las gabelas del Estado, por la cantidad de subsidios que le han entregado los gobiernos norteamericanos a las empresas del sector y por las enmiendas a la ley «Safe Drinking Water» aprobada por el Congreso norteamericano a instancias de George Bush y la multinacional Halliburton de Texas, lo que las eximió de responsabilidades frente a la contaminación de aguas y la destrucción de territorios asociados al negocio.

Y la «bonanza» que posteriormente logró el fracking remite a la especulación financiera. Efectivamente, en el 2008, en el mercado de capitales desregulado de las comodities, Wall Street produjo un alza de un poco más del doble del precio del gas natural, lo que animó las exploraciones, aumentando el valor de los activos (tierras y licencias de exploración). Entonces, las empresas empezaron a hacer ganancias con la venta de esos activos y Wall Street continuó obteniendo rentas calificando y endeudando inversionistas que querían ingresar al negocio empaquetando títulos contra esas inversiones.

Hacia el 2012 los precios del gas, dada la fiebre exploradora, cayeron a un mínimo histórico obligando a las empresas endeudadas a vender activos y realizar fusiones con otros grupos empresariales, incluyendo extranjeros. Nuevamente los inversionistas institucionales de Wall Street obtuvieron participación en esas transacciones. Actualmente, con la caída de los precios internacionales de los hidrocarburos, el desinfle de la burbuja del fracking parece inminente.

Shock petrolero y crisis fiscal:
      
En diferentes declaraciones el actual Ministro de Minas y Energía, Tomás Gonzáles, ha reconocido que por cada dólar que cae el precio del barril de petróleo durante un año, Colombia pierde ingresos fiscales por un monto cercano a los $400.000 millones. FEDESARROLLO, uno de los centros de pensamiento más representativos de la tecnocracia neoliberal, igualmente ha expresado la misma preocupación. Utilizando su modelo de equilibrio general ha calculado que «por cada dólar que caiga el precio del barril en promedio durante un año, los ingresos fiscales caen $432.000 millones, por lo que la caída a US$60, desde los US$80 que tiene actualmente, representaría una reducción adicional de ingresos gubernamentales por $8,64 billones.»

Estas afirmaciones se fundamentan en la magnitud de los ingresos fiscales por petróleo dentro de los ingresos corrientes de la nación. Según datos oficiales del 2011 estos ingresos llegaban, descontando las regalías, a un 20% aproximado de los ingresos corrientes.

Gráfica No. 4 Ingresos por la actividad petrolera como porcentaje de los ingresos corrientes del GNC

El Marco Fiscal de Mediano Plazo diseñado por el Ministerio de Hacienda para los próximos años, había incluido una proyección de ingreso por este concepto basado en un precio de US$96 barril de petróleo y ahora, en la segunda semana de diciembre del 2014 se ha colocado en US$60. Lo más preocupante es que para el año entrante no se avizora una recuperación en las cotizaciones del crudo. Abdala Salem El-Bardi, líder de la OPEP, ha reconocido que aún falta por recorrer un tramo de caídas de precios por cuanto: «el impacto de los precios más bajos no se dejará sentir hasta el año que viene, ya que las compañías productoras de crudo poco convencional probablemente se hayan cubierto frente a la caída de los precios a corto plazo»
   
Es necesario recordar que en el presupuesto que actualmente está aprobando el Congreso, el gobierno ha reconocido un faltante de $12,5 billones, lo que será cubierto con una reforma tributaria (presentada como ley de financiamiento) que incluye la prolongación del cuatro por mil y la modificación del impuesto al patrimonio por el impuesto a las utilidades -CREE- beneficio de los grandes grupos empresariales. Significa lo anterior, que aun aceptando que los resultados de esta reforma tributaria sean satisfactorios, el próximo año fiscal inicia con un déficit cercano a los $9 billones. Adicionalmente, a causa de las exigencias normativas impuestas por el FMI en el acuerdo extendido de 1999 (ley 819 del 2003), el gobierno debe garantizar un superávit primario anual que reduzca la deuda pública del 32,5% al 24,5% en el lapso 2014-2023. La incondicionalidad del gobierno en el cumplimiento de estos compromisos reduce su margen de maniobra a la obtención de un mayor endeudamiento y a realizar lo que los gremios del capital y los voceros de la tecnocracia neoliberal han denominado, «la reforma estructural», la cual incluiría un alza de por lo menos dos puntos en el IVA, reducción del gasto social, despido de trabajadores estatales y privatizaciones, en una palabra, una nueva fase de «ajustes estructurales».        

Respecto al endeudamiento público, los datos del año 2014 confirman el aumento considerable que ha experimentado en los últimos meses. El crecimiento del Presupuesto General de la Nación -PGN- para el 2015, comparándolo con el 2014 es de tan solo $4,829 billones de pesos, el 2,4%. Debe resaltarse que en esta misma proyección fiscal los ingresos corrientes, los recursos de capital y los fondos especiales bajan en términos de porcentaje del PIB. (Ilustración 1)

Ilustración 1 Ingresos PGN 2015

Mientras tanto, la deuda pública aumenta en $6,451 billones (15,2 %) lo que significa que el crecimiento del endeudamiento estatal en billones de pesos es mayor al aumento total del PGN en el 2015. Esto explica el recorte en los gastos de funcionamiento, de inversión en general y de inversión social en particular en la programación del gasto para el año entrante. (Ilustración 2)

Ilustración 2 Gastos PGN 2015

Fuga de Capitales, devaluación del peso y aumento en el endeudamiento externo;
 
La devaluación del dólar se ha precipitado en las últimas semanas modificando las proyecciones gubernamentales para el 2014. Efectivamente, el dólar con respecto al peso colombiano al 1 de enero de 2014 estaba en $1,926 pesos, mientras que el 12 de diciembre se encuentra en $ 2,400 pesos. Esto evidencia un crecimiento de $474 en los últimos meses, el 25% aproximado, mientras que los supuestos macroeconómicos del Marco Fiscal de Mediano Plazo pronosticaban una tasa de cambio de $1930 por dólar al finalizar el año.  

Esta devaluación del peso confirma que en el país, al igual a lo que viene ocurriendo en la región, existe fuga de capitales causada por el anunico de la FED de que subirá la tasa de interés en Estados Unidos en el primer semestre del 2015. De hecho, Colombia venía siendo la excepción hasta el 30 de Septiembre cuando terminó el efecto de la calificación del Banco de Inversióin J.P.Morgan, la cual posibilitó la compra de una parte de la deuda pública por inversionistas extranjeros y el ingreso masivo de capitales al país. «Los datos observados en lo corrido de este año muestran que la inversión extranjera de portafolio ha exhibido un excepcional incremento en su flujo mensual promedio, que es casi tres veces superior al observado en 2013 y 22 veces el observado en promedio en los años 2007-2010. Así, entre Marzo y Agosto de 2014, han ingresado a Colombia US$9.080 millones, unos US$6.467 millones más que en el mismo periodo de 2013».

La calificación favorable de J.P. Morgan fue precedida de gabelas fiscales a los inversionistas  financieros. Mediante la expedición de la ley 1607 del 2012 se redujo el impuesto a las inversiones extranjeras de portafolio del  33% al 14%. Esta es otra de las causas del déficit fiscal. 

La baja en los precios internacionales del petróleo propició una mayor fuga de capitales, aumentando correlativamente la devaluación del peso. El impacto sobre el endeudamiento externo es considerable. Según el Banco de la Republica, la deuda externa colombiana a Junio de 2014, incluyendo pública y privada asciende a US$96,704 millones de dólares, (91,4% de las acreencias están respaldadas en dólares lo que equivale a US$88,484 millones). Haciendo la suposición de que este endeudamiento no ha aumentado en los últimos seis meses y teniendo en cuenta que el precio del dólar en Junio se encontraba en $1.880 aproximados y actualmente se cotiza en $2.400, el monto total de la deuda externa ha aumentado de $170,4 billones a $216,8 billones, es decir un crecimiento de $46,4 billones, lo cual es    alarmante.

Gráfica No. 5 Crecimiento de la deuda externa por la devaluación del peso en Colombia 2014
Para el caso de la deuda pública externa las mismas estadísticas del Banco Central, igualmente a junio de 2014 la ubican en US$56,5 millones. Haciendo el mismo ejercicio realizado con la deuda externa total, el crecimiento de la deuda pública externa aumentó de $106,2 billones a $135,6 lo que significa un aumento de $29 billones, un monto equivalente al 13% aproximado del presupuesto proyectado para el 2015 incluyendo los $12,5 billones de la reforma tributaria que lo acompaña. Este crecimiento de la deuda anuncia graves dificultades fiscales en el futuro inmediato.

En conclusión, a lo que estamos asistiendo es al fracaso del modelo de financiarización periférico soportado en el extractivismo. El gobierno de Santos como representante del gran capital insistirá en profundizarlo aún a costa del inmenso sacrificio que ello significa para los colombianos. Aumentará el endeudamiento público, entregará concesiones a empresas de hidrocarburos convencionales y no convencionales bajo el argumento de que requerimos compensar en volumen de producción lo que anteriormente obteníamos con precios altos. También, presentará una reforma tributara regresiva en el primer semestre del año entrante. El maquillaje discursivo será el de la necesidad de recursos presupuestales para la pacificación del país.
 
Es necesario mostrarle a la población que la paz de Santos pretende el continuismo en uno de los países más desiguales del planeta y la urgencia de levantar una propuesta alternativa que cuestione los fundamentos de la injusticia social. Es necesario, igualmente, alertar desde ya frente a las secuelas del aumento considerable del endeudamiento público, porque este endeudamiento despoja a la población de derechos sociales y la confina a un mayor grado de pobreza, mientras preserva la riqueza de las elites que han arrojado el país a la bancarrota.  

BIBLIOGRAFIA

24GOLD (2014) Historical Trend for WTI CRUDE. Recuperado de: http://www.24hgold.com/english/interactive_chart.aspx?codecom=wti%20crude%20future&title=WTI%20Oil
Banco de la República (2014, Junio) Deuda Externa de Colombia. Recuperado de: http://www.banrep.gov.co/sites/default/files/paginas/bdeudax_t.pdf
Banco de la República (2013) INFORME DE LA JUNTA DIRECTIVA AL CONGRESO DE LA REPÚBLICA. Recuperado de: http://www.banrep.gov.co/docum/Lectura_finanzas/pdf/ijd_mar_2013_0.pdf
Bolsamania (2011) Arabia Saudí, el principal beneficiado de la caída del precio del petróleo. Recuperado de: http://www.bolsamania.com/noticias/pulsos/arabia-saudi-el-principal-beneficiado-de-la-caida-del-precio-del-petroleo–631481.htm
Crisis Capitalista (2013) Fracking, la tercera burbuja. Recuperado de: http://crisiscapitalista.blogspot.com/2013/03/fracking-la-tercera-burbuja.html
De La Cruz, A (2013) «Estados Unidos: mayor productor de petróleo y gas del mundo». Recuperado de: http://interamericantrends.com/?p=pub-estados-unidos-mayor-productor-de-petroleo-y-gas-del-mundo-es
Dinero (2014, Noviembre) Campanazo de alerta. Recuperado de: http://www.dinero.com/edicion-impresa/pais/articulo/decisiones-fiscales-financieras-del-gobierno/203127
Expansión.com (2014, Octubre) Petróleo, por qué la OPEP no hará nada por subir los precios. Recuperado de: http://www.expansion.com/2014/10/29/empresas/energia/1414597893.html
Garcia, C. (2014, Noviembre) Colombianos, los más endeudados de Latinoamérica. Recuperado de: http://www.eltiempo.com/economia/finanzas-personales/creditos-y-deudas-de-los-colombianos/14811756
Gómez, S. (2014, Octubre) EE. UU., clave en la caída del precio mundial del petróleo. Recuperado de: http://www.eltiempo.com/economia/sectores/estados-unidos-clave-en-la-caida-de-los-precios-mundiales-del-petroleo-/14707257
Gualtieri, T (2014, Noviembre) El petróleo baja de los 80 dólares por primera vez en cuatro años. Recuperado de: http://economia.elpais.com/economia/2014/11/13/actualidad/1415869346_473950.html
Ministerio de Hacienda (2014) Presentación Financiamiento para la Paz, la Equidad y la Educación 2015-2018. Recuperado de:http://www.minhacienda.gov.co/HomeMinhacienda/saladeprensa/Presentaciones
Noticias RCN (2014) AIE rebajó su provisión de demanda mundial de petróleo para el 2015. Recuperado de: http://www.noticiasrcn.com/nacional-economia/aie-rebajo-su-prevision-demanda-mundial-petroleo-2015
OPEP (2014) Noticias OPEP. Recuperado de: http://www.preciopetroleo.net/opep.html
Ospina, W (2014) «Lo que se gesta en Colombia» Recuperado de: http://www.elespectador.com/opinion/se-gesta-colombia-columna-532975   
Portafolio.com (2014, Noviembre) Indicadores. Recuperado de: http://www.portafolio.co/indicadores/monedas
Pozzi, S. (2014, Octubre) El petróleo cae a mínimos en cuatro años por las dudas sobre la economía. Recuperado de: http://economia.elpais.com/economia/2014/10/10/actualidad/1412926817_066879.html
Sarmiento, E (2014) «Reforma tributaria sin rumbo» Recuperado de: http://www.elespectador.com/opinion/reforma-tributaria-sin-rumbo-columna-532866
Vega Barbosa, C (2014) «»El fin del rebalanceo-El efecto J.P. Morgan» en Colombia» Recuperado de: http://www.elespectador.com/noticias/economia/efecto-de-jpmorgan-colombia-articulo-519883
 

0