Recomiendo:
0

Declaración Pública de las Organizaciones en Lucha

«Las protestas de los últimos días han sacado al pueblo chileno de un largo letargo»

Fuentes: Rebelión

Las personas y organizaciones abajo firmantes, declaramos: 1. Chile se encuentra en una situación única e inédita en su historia reciente. Las protestas de los últimos días han sacado al pueblo chileno de un largo letargo que se inicia, al menos, con la última de las jornadas de protesta nacional (1986) en contra de la […]

Las personas y organizaciones abajo firmantes, declaramos:

1. Chile se encuentra en una situación única e inédita en su historia reciente. Las protestas de los últimos días han sacado al pueblo chileno de un largo letargo que se inicia, al menos, con la última de las jornadas de protesta nacional (1986) en contra de la dictadura cívico-militar. Durante este largo letargo, y precisamente a causa de él, la colusión entre la banca, las transnacionales, los grupos económicos nacionales, los principales medios de comunicación, el duopolio político (tanto la elite vieja como sus cachorros), la CUT, la CAT y la UNT ha permitido la instauración e imposición de un sistema económico, social y político abusivo, expoliador, explotador, saqueador, depredador y precarizador. Este sistema no sólo tiene los salarios y las jubilaciones más bajas en relación al costo de vida en toda la región; no sólo vulnera los derechos sociales, laborales y económicos más fundamentales; no sólo tiene al pueblo chileno padeciendo las tasas más altas del mundo de suicidios y enfermedades psiquiátricas; no sólo lo está empobreciendo con el saqueo de los recursos naturales de su territorio sin que los responsables paguen ni un mísero royalty; no sólo tiene a comunidades enteras viviendo en condiciones de contaminación ambiental o «sequía» inhumanas. Este sistema también ha hundido en la más vergonzosa de las corrupciones a alcaldes/as, parlamentarios/as, jueces/zas, fiscales, militares y carabineros/as, quienes, además, incitados/as por dicha corrupción, asesinan a personas y/o atropellan sus derechos y su dignidad con total desparpajo e impunidad.

2. En los últimos meses, cada nueva noticia respecto al encarecimiento irracional e injustificable del costo de la vida ha sido acompañada de insensibles e inaceptables actos de violencia psicológica y simbólica, de agresivas y abiertas mofas clasistas por parte de personeros de gobierno contra el pueblo que sufre las consecuencias económicas de este sistema. Con estupideces del calibre de «las personas se reúnen a hacer vida social a las cuatro de la mañana en las filas de los consultorios», «levántense más temprano para evitar tacos», «levántense más temprano para pagar menos en el metro» o «aprovechen de comprar flores que están más baratas», el gobierno ha inflamado y hecho crecer el profundo malestar que hoy tiene al pueblo chileno en las calles, harto de ser explotado y precarizado por este sistema y sus dueños.

3. Durante varios años ya (más de dos décadas, en algunos casos), las organizaciones que firmamos la presente declaración hemos desarrollado una política de oposición y resistencia a este sistema a través de la confrontación directa contra sus medidas y, por lo tanto, contra sus aparatos represivos. Por esta razón somos «organizaciones en lucha»: nuestra línea estratégica fundamental de acción no es la disputa electoral, la transacción con partidos políticos a cambio de alguna limosna clientelar, la participación en fondos concursables del Estado o la pasada de sombrero para mendigar a la cooperación internacional. Nuestra línea estratégica de acción es la lucha. Hemos aplicado esta línea a través de una amplia variedad de actos, muchos de los cuales son hoy hitos en la historia de las movilizaciones populares: funas, barricadas y cortes de tránsito; tomas de estaciones y líneas de metro; tomas de grúas, andamios, bancos, instituciones públicas, de la Nunciatura, de sedes de partidos políticos y hasta de la ribera del Mapocho; colgándonos de las ventanas de La Moneda o invadiendo sus patios. Producto de estas acciones nos ha tocado ser objeto de represión, encarcelamiento, tratos inhumanos y degradantes en celdas, persecución política y procesamientos judiciales. Pero, sobre todo, nos ha tocado ser objeto de incomprensión, ridiculización, agresiones y descalificaciones de parte de personas del mismo pueblo chileno que en este momento están protestando en las calles. Hoy, sin embargo, nos alegra y llena de orgullo que este pueblo, que está por fin recuperando su dignidad en las calles, haya llegado a nuestra misma conclusión y que, como consecuencia, esté siguiendo nuestra misma línea de acción: la conclusión de que los beneficiados por este sistema son indolentes frente a las graves carencias de las grandes mayorías y que, por tanto, la única línea de acción que nos queda es la lucha. A partir de hoy es un honor para nosotros y nosotras hacer extensiva la chapa que nos identifica: ya no somos algunas organizaciones en lucha; ahora es todo el pueblo el que está en lucha. Estamos seguros y seguras que esta toma de consciencia va a facilitar que, de ahora en adelante, comprendan qué hacemos y por qué lo hacemos: luchar contra este sistema para terminar con sus abusos, privilegios e injusticias. Estamos contentos/as de que a partir de esta hermosa primavera del 2019 podamos empezar a dar esta lucha todos/as juntos/as.

4. La ineptitud que ya había demostrado Sebastián Piñera el 2011 para lidiar con las movilizaciones estudiantiles nuevamente está agudizando y extremando de forma innecesaria un levantamiento social, con un ya elevado costo en vidas humanas. Su estrechez de entendimiento le ha llevado a cometer una de las afrentas más dolorosas para la memoria reciente del pueblo chileno: la militarización de las calles del país. Pero ésa es sólo la guinda de una enorme torta de ineptitud. La decisión de policializar las estaciones de metro para evitar la manifestación del descontento contra el alza de los pasajes, sin entender que es ya inaceptable para el pueblo chileno que una institución podrida de corrupción como Carabineros de Chile siga reprimiendo, sólo podía agudizar las protestas y el levantamiento. Hoy como en 2011, Sebastián Piñera se ha transformado no sólo en un obstáculo para darle una salida al conflicto, sino también en su principal responsable. Todas las posibles soluciones al problema actual excluyen de la ecuación a Piñera.

5. Registros fotográficos y audiovisuales que se han compartido profusamente en redes sociales (y que, por supuesto, no han tenido casi ninguna cobertura en los medios tradicionales) muestran a miembros de Carabineros de Chile, de las Fuerzas Armadas y a funcionarios de la Policía de Investigaciones comportándose como lumpen. En estas jornadas de movilización no sólo fueron sorprendidos in fraganti propinando las habituales golpizas arbitrarias e injustificadas a ciudadanos y ciudadanas que se encuentran ejerciendo su legítimo derecho a protesta. En estas jornadas además fueron grabados y fotografiados incendiando estaciones de metro y sucursales bancarias, destruyendo señalética de tránsito y mobiliario público, montando barricadas y, era que no, cometiendo actos de saqueo y pillaje. Pero nada de eso, que es muy grave, iguala la gravedad de las torturas a y los asesinatos de ciudadanos/as chilenos/as y de migrantes cometidos por carabineros y militares para proteger, una vez más, la propiedad y las instituciones de los pocos dueños de este país. Otra vez han vuelto a dar vergüenza y no un servicio a Chile.

En vista y considerando todo lo expuesto, las organizaciones abajo firmantes exigimos:

1. Terminado el «Estado de Emergencia», que cese la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado, el uso de armamento de fuego en las calles y espacios públicos y el despliegue de los escuadrones de choque de Carabineros de Chile, escuadrones que hoy se encuentran vulnerando derechos fundamentales, volando ojos y realizando actos vandálicos.

2. Renuncia inmediata e incondicional de Sebastián Piñera y todo su gabinete; conformación de un gobierno de transición que convoque a una Asamblea Constituyente, Popular y Social para la redacción de una nueva Constitución, a un referéndum para aprobarla y a elecciones de todos los cargos de representación popular en el marco de esta nueva Constitución.

3. Entrega inmediata de Sebastián Piñera, Andrés Chadwick, Rodrigo Ubilla y Alberto Espina a los tribunales de justicia por los crímenes y delitos cometidos por Carabineros de Chile y las Fuerzas Armadas contra a) personas ejerciendo su legítimo derecho a protestar; y b) contra la propiedad pública y privada con el objetivo de hacer montajes para culpar e incriminar a las personas movilizadas por las barricadas, los incendios y los saqueos.

4. Desmilitarización inmediata e incondicional del Wallmapu mediante la disolución de cualquier unidad operativa de Carabineros de Chile o las Fuerzas Armadas con capacidad de fuego de nivel bélico en la zona.

5. Liberación de todas las personas privadas de libertad, con o sin condena, a causa del conflicto en el Wallmapu.

6. Suspensión inmediata e incondicional de la tramitación legislativa de los siguientes proyectos de ley:

– Ratificación del TPP-11

– «Modernización Laboral»

– Reforma tributaria

– Reforma previsional

– Ley de control de identidad

– Ley de «técnicas especiales de investigación en persecución de conductas terroristas»

– Todos los proyectos de ley que buscan legalizar y/o favorecer la introducción y masificación de cultivos transgénicos en territorio chileno.

7. Suspensión inmediata e incondicional de la tramitación judicial de las causas que cumplan con uno o más de los siguientes criterios:

– Causas por ley 18.314 «antiterrorista»

– Causas por embargos, desalojos y remates por deudas de viviendas sociales

– Causas por embargos, desalojos y remates por deudas por educación superior

8. Revocación inmediata e incondicional de derechos consuntivos de aprovechamiento de agua que hayan sido entregados a privados; nacionalización inmediata de empresas sanitarias privatizadas.

9. Estatización inmediata de SOQUIMICH.

10. Restitución inmediata de las tierras usurpadas a las comunidades indígenas de Chile.

11. Cancelación del encuentro de la APEC 2019 a realizarse en Santiago.

12. Cancelación de la COP25.

El resto de nuestras demandas y aspiraciones las vamos a satisfacer nosotros/as mismos/as, el pueblo movilizado, con las instituciones que crearemos a partir del ejercicio de soberanía y poder popular que estamos realizando y que, lo sabemos, nos conducirá a una sociedad y un Estado dignos.

Firmamos :

· ANDHA Chile a Luchar Democrático

· CEID – Centro de Estudios para la Igualdad y la Democracia

· Sindicato por los derechos de los trabajadores y las trabajadoras del Estado

· Manuel Ahumada Lillo, Secretario de CGT – Confederación General de Trabajadores

· Sergio Alegría, Federación Clotario Blest

· Isolina Acosta, Secretaria General de SINTRAC – Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores Contratistas y Subcontratistas

· Matías Negrete, dirigente del Sindicato Trabajadores a honorarios de la Municipalidad de la Pintana

  Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0