Recomiendo:
0

Repaso a las sanciones y prohibiciones que afectaron a los propios ciudadanos de EEUU en 2006

Los estadounidenses, bloqueados por las leyes de Bush contra Cuba

Fuentes: Rebelión

Es habitual percibir la legislación estadounidense que establece el bloqueo a Cuba como dirigida a impedir el comercio entre Estados Unidos y Cuba con el objetivo de deteriorar al máximo las condiciones de vida de los ciudadanos cubanos y su proyecto de sociedad socialista. Se olvida que esa legislación también actúa contra los propios estadounidenses, […]

Es habitual percibir la legislación estadounidense que establece el bloqueo a Cuba como dirigida a impedir el comercio entre Estados Unidos y Cuba con el objetivo de deteriorar al máximo las condiciones de vida de los ciudadanos cubanos y su proyecto de sociedad socialista. Se olvida que esa legislación también actúa contra los propios estadounidenses, y no solamente porque pierden posibilidades de comercio con la isla, no pueden viajar a Cuba ni enviar dinero a sus familiares en el caso de los emigrantes.

El informe elaborado desde Cuba sobre la afectación del bloqueo que se prepara para argumentar la resolución de denuncia que presentará el gobierno cubano en la Asamblea de la ONU el próximo 30 de octubre, destaca muchos ejemplos de cómo en los últimos doce meses las medidas del gobierno cubano han tenido como principal víctimas a los propios estadounidenses.

La nueva legislación establece que los estadounidenses de origen cubano sólo pueden solicitar viajar a Cuba si es a visitar a familiares directos con un límite de una vez cada tres años y no más de catorce días. Cualquiera otra visita será perseguida por los jueces y penada con multa y prisión. Como consecuencia de ello, las visitas familiares de cubanos residentes en los EE.UU. a su país de origen disminuyeron de más de 115.000 en el año 2003, a unos 59.000 en el 2006. También se limitó la cantidad mensual que un estadounidense puede enviar a su familia en Cuba y que no será más de cien dólares mensuales.

Pero las restricciones no se limitan a los cubanoamericanos. El Departamento del Tesoro denegó la autorización para viajar a Cuba a 15 destacados científicos norteamericanos que habían expresado su intención de participar en el Taller Internacional Inmunoterapia 2006, organizado por el Centro de Inmunología Molecular, con el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud, del 15 al 19 de noviembre del 2006.

El gobierno de los EE.UU. denegó también las visas para viajar a Cuba a estudiantes y profesores miembros de la ONG INTERLOCKEN, los que habían viajado a Cuba en los años 2004 y 2005, privándolos de enriquecer su formación profesional y cultural y de intercambiar experiencias.

Fue negada la participación de especialistas norteamericanos en el Taller de Tecnologías para la Vivienda Social en octubre del 2006 y en la III Jornada Internacional de la Vivienda Social en marzo del 2007.

Los estudiantes de la Facultad de Estudios Ambientales «Evergreen State Colleage», del Estado de Washington, no pudieron participar en el curso de verano ofrecido por el Instituto de Investigaciones de Pastos y Forrajes debido a la negativa de la licencia de viajes por parte del Departamento de Estado.

El equipo norteamericano de lucha grecorromana no recibió el permiso del gobierno de los EE.UU. para viajar a Cuba con vista a realizar un entrenamiento en La Habana. El Departamento del Tesoro negó la visa a los ciclistas norteamericanos invitados a la XXXII Vuelta a Cuba, que se efectuó los días del 13 al 25 de febrero del 2007.

La OFAC informó sobre la sanción impuesta, por violar regulaciones del bloqueo a Cuba, a la compañía IXTLAN Corporation, productora cinematográfica del célebre realizador norteamericano Oliver Stone, quien también fue multado junto a otros 3 integrantes de su equipo de realización por actividades desarrolladas durante la filmación de los documentales «Comandante» y «Buscando a Fidel» , entre febrero de 2002 y mayo 2003. El monto de la multa a Stone, su productora y colaboradores ascendió a 6.000 322 dólares.

La OFAC envió también una carta al prestigioso documentalista Michael Moore, informándole que se había iniciado una investigación sobre el viaje que realizó a Cuba en marzo de 2007, como parte del proceso de filmación de su documental «SICKO», acerca del sistema de salud norteamericano.

El Gobierno de los EE.UU. no autorizó la participación de la delegación puertorriqueña en el Primer Congreso Regional Caribeño y Latinoamericano de Hipnoterapia, a celebrarse en Santiago de Cuba, entre el 19 y el 23 de marzo del 2007. El Gobierno de los EE.UU., denegó la licencia para viajar a Cuba al Dr. Dennis Alicea, Rector de la Universidad de Turabo y Presidente del Instituto de Cultura de Puerto Rico, quien viajaría a Cuba para atender asuntos relacionados con las relaciones culturales entre ambos pueblos.

En el 2006 el bloqueo provocó una disminución de un 75% de las visitas de artistas, corredores de arte, galeristas y coleccionistas norteamericanos que anteriormente visitaban Cuba entre 6 a 8 veces al año, y en algunos casos más. En el caso de los artistas, fueron notorios los obstáculos a la asistencia de varios de ellos, incluso no estadounidenses pero radicados en ese país, a la edición de la Bienal de La Habana.

El pasado año un grupo de productores norteamericanos e italianos, interesados en filmar un proyecto sobre el escritor Ernest Hemingway en Cuba, no pudieron desarrollar su proyecto debido a las prohibiciones de viaje que impone el bloqueo a los ciudadanos o residentes en los EE.UU.

En el período transcurrido del 2007, el Departamento del Tesoro canceló la licencia de viaje a la Fuqua School of Business de la Universidad de Duke y denegó las solicitudes de nuevas licencias a la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania y a la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia. Estas universidades desarrollaban programas de intercambio académico con la Isla desde hace varios años.

Las autoridades norteamericanas prohíben la distribución de publicaciones cubanas en territorio estadounidense, llegando a impedir incluso el acceso institucional a estas, para uso de bibliotecas y consultas. Ello se evidencia a través de casos como los que se relacionan a continuación:

  • En octubre del 2006, la Universidad de California realizó una solicitud para reproducir poesías de José Lezama Lima, poeta cubano considerado uno de los más importantes escritores de la lengua española en el siglo XX, la que no se concretó por no encontrarse una forma de hacer efectivo el pago.
  • En noviembre del 2006, se recibió la petición de compra de derechos para traducir algunos cuentos de Virgilio Piñera, considerado el más grande autor teatral cubano del siglo XX, en la revista literaria de Estados Unidos Sentence: A Journal of Prose Poetic, la que tampoco se concretó por la misma razón.

Se puede deducir por tanto que si bien las primeras víctimas del bloqueo contra Cuba son los ciudadanos cubanos, los propios estadounidenses están viendo sus libertades y derechos limitadas y perseguidas por delitos como querer ir a encuentros profesionales en Cuba o tener contactos profesionales o académicos que nada tienen que ver con la seguridad nacional ni la ideología.

Texto relacionado:

Informe de Cuba sobre la resolución 61/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas

«Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba».

19-09-2007
0