Recomiendo:
0

Nueva carta de Colombianas y Colombianos por la Paz

Fuentes: Rebelión

Bogotá, D.C. agosto 11 de 2013  SeñoresComando Central – COCEComandante Nicolás Rodríguez BautistaEjército de Liberación Nacional – ELN Reciban un respetuoso saludo de Colombianas y Colombianos por la Paz. Hace ya un mes (11 de julio) recibimos su carta de respuesta, a una misiva que el día 29 de junio enviamos a Usted, Comandante Gabino, […]

Bogotá, D.C. agosto 11 de 2013 

Señores
Comando Central – COCE
Comandante Nicolás Rodríguez Bautista
Ejército de Liberación Nacional – ELN

Reciban un respetuoso saludo de Colombianas y Colombianos por la Paz.

Hace ya un mes (11 de julio) recibimos su carta de respuesta, a una misiva que el día 29 de junio enviamos a Usted, Comandante Gabino, y al Sr. Presidente Juan Manuel Santos. En la misma les hacíamos un nuevo llamado a aproximarse en pos de diálogos de paz, y en concreto pedíamos expresiones de confianza en la posibilidad del proceso de solución política al conflicto, así como acciones humanitarias.

Al Gobierno solicitamos tener en cuenta y difundir el informe que una comisión parlamentaria le entregó hace ya nueve meses sobre la situación carcelaria y acoger recomendaciones formuladas respecto a los derechos de presas y presos políticos, entre otros puntos. Desafortunadamente dicha demanda y comunicación no han sido atendidas.

Al ELN le pedimos en ese momento que dejara en libertad tanto al cabo Carlos Fabián Huertas, posteriormente liberado el 4 de julio, así como al ciudadano canadiense Jernoc Wobert. Fue para nosotros satisfactorio conocer que se procedió a la entrega del militar, y que se propuso a Colombianas y Colombianos por la Paz para participar en la liberación de una de estas personas.

Conociendo la voluntad del ELN, como lo hemos expresado claramente, lo que debe primar con base en sus principios y los del derecho humanitario, en este caso, es liberar de forma segura y lo más pronto posible al Sr. Wobert. Creemos que sin duda un hecho así representará y concretará el inequívoco inicio de conversaciones de paz, conforme a lo que el Presidente Santos afirmó en su discurso del pasado 7 de agosto.

Nuestra propuesta de un Seminario sobre minería y operaciones extractivas de recursos del pueblo colombiano, serán desarrollado más adelante, siendo ahora lo importante que, cuanto antes y sin problema alguno, se proceda a dejarle en libertad al Sr. Wobert, definiendo así el paso para el comienzo de un proceso de diálogos.

En esa perspectiva, atendiendo su carta de hace un mes, con la directa y clara invocación de principios éticos que hace el ELN, les planteamos con todo respeto y de acuerdo a nuestro compromiso de un proceso de paz transformadora, tener en cuenta dos grandes temas que conciernen a la ética en medio de un conflicto armado, ante la previsible realidad de no pactarse tregua alguna o cese bilateral del fuego.

El primero es sobre la vigencia del derecho humanitario, sus exigencias para ambas partes contendientes. Sabemos el compromiso del ELN respecto de ese horizonte y por ello insistimos en la necesidad de más actos que reafirmen ese deber jurídico, político y moral.

El segundo tema es en relación con los derechos de las víctimas, al cual ustedes se han referido en nuestro intercambio epistolar. Les exhortamos con respeto a desarrollar propuestas en ese sentido, a incorporarlas en la agenda del eventual diálogo con el Estado, la sociedad, el pueblo colombiano y la comunidad internacional, buscando mecanismos para la participación directa de las comunidades, de los movimientos sociales y con todas las expresiones de la diversidad nacional.

Quedamos atentas y atentos a la continuación de nuestro intercambio epistolar, reiterando la convicción democrática de la paz con justicia social y ambiental, en el reconocimiento real de los derechos de todas y de todos los colombianos.

De toda consideración,

Colombianas y Colombianos por la Paz

0