Recomiendo:
0

Rechazo del asesinato del líder indígena del Quindio

Plantón inmemorial a Constantino Ramirez

Fuentes: Rebelión

El día lunes, 21 de Octubre, 2019, en la entrada de la Gobernación del Quindio, diversas organizaciones sociales de esta región del eje cafetero, en horas de la mañana, alzaron una voz de protesta por el vil asesinato del líder social indígena Embera Chamy, Constantino Ramirez. En la jornada simbólica distintas voces hicieron un sentido […]

El día lunes, 21 de Octubre, 2019, en la entrada de la Gobernación del Quindio, diversas organizaciones sociales de esta región del eje cafetero, en horas de la mañana, alzaron una voz de protesta por el vil asesinato del líder social indígena Embera Chamy, Constantino Ramirez.

En la jornada simbólica distintas voces hicieron un sentido homenaje a la vida y obra del reconocido líder indígena. A continuación exaltamos las reacciones de los presentes en el plantón por la vida y la esperanza:

«Para mí fue una experiencia haber conocido a Constantino hace 25 años, él fue que me enseño a caminar con la palabra, a conocer las cosmogonías y teogonías del Pueblo Indígena del País, en las múltiples marchas con el movimiento indígena, (Cauca, Quindio, Risaralda, Caldas y Bogotá). Manbear la palabra, esa era la consigna. Fueron muchas las batallas que el compañero y este humilde servidor libramos para que el pueblo Embera, del Quindio se les reconocieran sus derechos, haber conseguido tierras para que las distintas comunidades indígenas, pudieran tener su espacio físico y preservar sus tradiciones ancestrales».

Fotografía: Plantón Armenia 21 de Octubre 2019 rechazo del asesinato de Constantino Ramírez, líder indígena Embera del Quindio asesinado el 17 de Octubre 2019.

«Una comunidad como la Embera Chamy, que ha sido desterritorializada, marginada, humillada, vilipendiada, ultrajada, utilizada, masacrada en fin, ha hecho que los indígenas no solo del Quindio, en general de todo el país, sean menoscabados todos sus derechos en más de quinientos años. Constantino fue todo un guerrero y luchador que a pesar de sus errores y defectos, siempre estaba en primera línea de combate para defender los suyos; también supo determinar las concepciones y prácticas del saber ancestral que contribuyo a la interculturalidad en salud de un pueblo indígena» Jhon Jairo Salinas. Defensor de derechos humanos, quien pidió además que se abra una investigación de las distintas fuerzas políticas, que están por la puja de la dirección de la C.R.Q, teniendo en cuenta que Constantino ,en los últimos días estaba siendo presionado como miembro, del consejo directivo de esta entidad. Señalo el defensor de derechos humanos.

«Costantino generoso para con los otros pueblos indígenas del departamento del Quindío a quienes abrió camino y compartió la enseñanza de las rutas para organizarse, para tener la fuerza de la resistencia, aún en el desplazamiento, el dolor, la pobreza que vivimos de hace siglos los pueblos indígenas, en de la lucha, memoria, persistencia y la energía.

Honramos y saludamos a Constantino le cantamos, danzamos y decimos que su legado se hace presente en nuestra organización, en la búsqueda permanente de la inclusión de los pueblos vulnerados, los pueblos indígenas para la construcción de una sociedad justa»

«¿Quienes están empecinados en acallar las voces de reclamantes de los derechos a la vida, al territorio, a un ambiente sano, a la dignidad de los pueblos a exigir el respeto… los derechos de la naturaleza, para poder contar con todas las otras especies y estar libres de fracking, de megaminería, de contaminación en las aguas por agroquímicos o metales pesados…? ¿Quienes dan la orden?». Reacciones de Margarita Rosa Tirado. Reserva natural Rosa de Los vientos.

Fotografía: Plantón Armenia 21 de octubre 2019 rechazo del asesinato de Constantino Ramírez, líder indígena Embera del Quindio asesinado 17 de Octubre 2019.

«Exigimos a los correspondientes organismos investigativos esclarecer este crimen que, según indicios, hace parte del exterminio sistemático de los líderes sociales de Colombia y al Gobierno que pare ya este baño de sangre en que nos tiene sumidos, en su afán de eliminar la oposición política a su nefasto neoliberalismo, sistema que enriquece más a los ricos y a los monopolios y empobrece más a los pobres».

«Como homenaje póstumo al compañero Constantino, invitamos a quienes comparten con nosotros este pesar a quienes nos acompañaron en el plantón de protesta» Libardo Garcia Gallego. Asociación de Derechos Humanos Demetrio Prieto.

ONIC solicita a la relatora especial sobre los derechos humanos Vicky Tauli, visitar de manera urgente y extraordinaria a Colombia para que verifique la grave situaciòn de genocidio indígina, ya que en el último año han sido asesinados 117 líderes indígenas.

«Constantino era uno de los máximos líderes del pueblo indígena Embera en el departamento del Quindío, fue fundador de la Organización Regional Indígena del Quindío-ORIQUIN, de la cuál fue en varias ocasiones Consejero Mayor».

Fotografía Cortesía periódico El Quindíano: Constantino Ramírez, líder indígena Embera del Quindio asesinado 1el 7 de octubre de 2019.

 

«El asesinato de Constantino es un atentado contra la paz, contra los pueblos indígenas de Colombia y contra la pervivencia física y cultural de la Nación Embera.

No para el genocidio indígena en Colombia y con este asesinato ya son 117 indígenas asesinados en Gobierno del Presidente Iván Duque, en el cual se sigue perpetuando el exterminio contra la pervivencia indígena en Colombia.

Asesinar a un líder como Constantino es asesinar el gobierno propio del pueblo Embera.

Llamamos a que la comunidad internacional, órganos de control y organizaciones defensoras de los derechos humanos en Colombia, nos ayuden de inmediato a rechazar, acompañar y parar el derramamiento de sangre contra nuestros pueblos. Ayer como hoy, nos asesinan, masacran y sólo queda uno más para las estadísticas de esta violencia qué no termina en nuestros territorios».

¿Qué tierra has lanzado desde la región borrosa de tu rostro? ¿Qué nación hincada con marcas de agua, fue sacada de la extinción a puros filmes y mostrada en semejanza de escarcha? ¿Qué criatura debe atravesar de un salto el ojo del nacimiento para merecer un guiño cuando esté cubierta con sudor de ladrillo?

¿Qué dolor apiló sus tablones en el espigón esquinado, ahora se desmorona en el agua inmóvil, olisqueado por el humo de la foresta?

¿Qué hace de esta canción un collar de cuentas atrapado por grietas de cemento cuando la cámara trepa por la ventana del sótano mientras nubes invernales se enrollan a través de su lente manchado?

¿Qué estación no puede localizar un ojo en lo oscuro del sonido del sol girando hacia el rojo ocre después de pensar que habías notado que mi lenguaje era mitad reyezuelo mitad paloma y, juntos, escribimos una composición de alas en el muro levantado para impedir «nos» pasar, allí donde «llamar» se volvió «escoger», «distancia» se volvió distante, en un mero raspado de esmalte sobre dientes amarillos?

¿Qué padre despertó, se volvió hacia su mujer, ella no quería, pero él empujó hasta que el niño saltó atravesando, ahora, ahora, ahora, mal tañido en un coro de quemaduras en cielo rasos de sirenas policiales fruta urraca cráneos sobre árboles de relámpagos monzónicos?

Qué, qué, qué, así repicaba la canción en el páramo. (Ali Cobby Eckermann)

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0