Recomiendo:
0

Quién era Pablo Matheus, el fundador del Frente Laín del ELN

Fuentes: Rebelión

Acaba de morir el compañero Pablo Matheus (Daniel en la guerrilla), destacado líder agrario de Arauca, fundador del Frente Domingo Laín y miembro de la Dirección Nacional del ELN en los años 80 del siglo pasado. Esta semana falleció en su cama Pablo Matheus, nacido en 1936 en Suaita, Santander, en una familia campesina, pobre, […]

Acaba de morir el compañero Pablo Matheus (Daniel en la guerrilla), destacado líder agrario de Arauca, fundador del Frente Domingo Laín y miembro de la Dirección Nacional del ELN en los años 80 del siglo pasado.

Esta semana falleció en su cama Pablo Matheus, nacido en 1936 en Suaita, Santander, en una familia campesina, pobre, y Conservadora. No quería ser «viviente», como su familia sin tierra, que vivían «arrimados» en fincas trabajando de sol a sol sin ninguna perspectiva de mejorar su vida.

Cuando el 9 de abril del 48, Pablo, cursaba el segundo año de primaria, la Escuela quedaba en una vereda de preeminencia Liberal y su madre le aconsejó no volver a la escuela, era peligroso, se abrió una violencia que marcaría toda la vida de Pablo.

A los 16 años se va a San Martín, Meta, donde tiene unos primos, allí jornalea y presencia la dura violencia que ejercen contra los Liberales como el Corte de franela y los Empalamientos. En el 54 lo enrolan en el Ejército, recibe formación militar en la Escuela de Caballería en Bogotá y lo envían a combatir «Bandoleros» al Sur del Tolima, al Cañón de las Hermosas.

Sale del Ejército en el año 57, vuelve a su natal Suaita donde su padre y su madre con gran sacrificio se han hecho a una hectárea de tierra, trabaja en un trapiche pero él quiere una finca propia. Con un cuñado se va para el Magdalena Medio a Vijagual en Puerto Wilches, a trabajar en una finca de arroz; para el año 64 ya Pablo Matheus ha establecido un hogar.

A Vijagual llega la noticia «que en Venezuela están regalando tierra», vamos para esos lares le dice al cuñado y toman camino los dos, llegan a Pamplona, bajan a Cubará (antes, Tunebia). Encuentran un programa de Colonización dirigida en la región del Sarare en Arauca.

A finales de 1966, Pablo Matheus, con su esposa y dos hijos pequeños, con su cuñado y su familia, se inscriben ante el Instituto de la Reforma Agraria (INCORA) en el programa de colonización, cada familia recibe cinco mil pesos en herramientas para el campo, materiales de construcción, compra de animales y alimentos, y 500 para afiliarse a la Cooperativa.

Duraron cuatro días bajando de la montaña al plan por una trocha -que hoy sigue siendo una trocha- los guía el Cadenero baquiano que sabe a dónde va la punta de la colonización; fue una travesía peligrosa con ríos que en invierno son caudalosos, donde se ahogaron no pocos campesinos.

Llegado al punto de la colonización, con el Cadenero miden 100 metros de frente por 400 de fondo, esa es la tierra que el INCORA le concede para constituir su finca.

Pablo Matheus, su cuñado y familias, fueron parte de las casi cinco mil familias que entre 1958 y 1968 se establecieron en el Sarare, en lo que hoy es Saravena y Fortul, pueblos fruto de la colonización y en parte de Tame y Arauquita.

A Pablo le gustaba hablar con la gente, colaborar, trabajar de manera colectiva, por ese liderazgo participaba de la Cooperativa (CECORA), de la Junta de Acción Comunal (JAC) y del Comité de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC). Estuvo el 20 de julio de 1970 en el Capitolio Nacional en Bogotá en la instalación del Primer Congreso de la ANUC.

En el 71, el invierno se llevó los artesanales puentes que las Juntas de Acción Comunal habían construido, la incomunicación era agobiante; dos mil personas bloquearon la pista aérea en Saravena, cerraron las instalaciones del INCORA y de la Caja Agraria; este Paro Cívico del Sarare duró 45 días, al final hubo una negociación que hablaba de puentes, carreteras, escuelas y puestos de salud, todo lo que estaba en los planos de la colonización dirigida y que estaba por hacer.

Con el poco cumplimiento de lo pactado en el 71, nuevos conflictos vinieron, y con esos nuevos conflictos Pablo terminó pasando ocho meses en la cárcel de Villavicencio, luego que encerraron al Gerente de la Caja Agraria por un conflicto alrededor de la Cooperativa, porque el Gerente lo designaban desde Bogotá y Pablo decía: «¿Cómo así? Si los dueños somos los campesinos no la Caja Agraria», transcurría el año 76.

Desde el 66, vivía en el Sarare, Raymundo Cruz, quien fue del Movimiento Obrero, Estudiantil y Campesino (MOEC), éste estuvo cerca de la conformación de la Brigada José Antonio Galán, el primer núcleo de lo que luego sería el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Raymundo trabajaba en el proceso de la colonización como funcionario del INCORA, éste fue hablando con los dirigentes que veía más aplicados a la acción social, les pasaba los Mensajes del Padre Camilo Torres Restrepo, el Periódico Frente Unido, organizaba conferencias sobre Historia de Colombia e invitaba a estudiantes de Bogotá, Bucaramanga o Medellín a charlas con los dirigentes campesinos, entre ellos Pablo.

Para el año 78, en el Sarare había crispación social y empezó a circular una lista de «gente indeseable» de «revoltosos», de «comunistas», a quienes les iban «a echar bala»; en esa lista estaba bien arriba Pablo Matheus y sus amigos.

Raymundo les dijo: «ya verán ustedes si se van a dejar matar, si quieren, yo les presento al ELN», Pablo y sus amigos, llegaron buscando finca y paz, ya eran cuarentones con familia, pero igualmente eran gente decidida y no se iban a dejar matar, así como así.

Pablo y cuarenta líderes del movimiento cooperativo, comunal y de la ANUC, cogieron el camino de la rebelión armada y constituyeron en 1980 el Frente Domingo Laín del ELN, Frente que hoy sigue allí como la estructura más activa de un ELN que lleva 55 años de rebelión armada.

Pablo a sus 83 años ha muerto, siempre mantuvo en su corazón, que este país no anda bien y que se requieren muchos cambios; buen viaje, querido viejo, fuiste alegría y compromiso.

0