Recomiendo:
0

Congreso de la CUT

Se anuncia un paro, pero se mantiene la confianza en el Gobierno

Fuentes: La izquierda diario - Chile

Ha concluido el Congreso de la CUT. El sábado 23, abruptamente, pero con el aplastante acuerdo de los dirigentes de la Nueva Mayoría que predominan en la Central, en todas las instancias. El domingo 24, sólo se realizó una conferencia de prensa. En esta instancia, si bien se anunció un paro para el 22 de […]

Ha concluido el Congreso de la CUT. El sábado 23, abruptamente, pero con el aplastante acuerdo de los dirigentes de la Nueva Mayoría que predominan en la Central, en todas las instancias. El domingo 24, sólo se realizó una conferencia de prensa. En esta instancia, si bien se anunció un paro para el 22 de marzo, se reafirmó la estrategia de confiar en el Gobierno y los sectores progresistas de la Nueva Mayoría y de apoyar la reforma laboral. ¿Qué política necesitamos los trabajadores?  

 

Bárbara Figueroa, el domingo 24, declaró ante los medios que el «Congreso ha ratificado una propuesta que señalamos como consejo directivo nacional que es la realización del primer paro del año el 22 de marzo donde vamos hablar evidentemente de reforma laboral, pero también vamos a hacernos cargo de este rol que debe jugar el sindicalismo para que efectivamente podamos garantizar que el proceso de cambio y transformación que se ha comprometido con los chilenos y las chilenas pueda seguir avanzando y no se produzca este giro que estamos viviendo en estos momentos».

En el Congreso mismo, Guillermo Salinas (PC) encargado de organización de la CUT, insistió en que se trataba de un paro y no sólo de una movilización. Pero aun cuando el vicepresidente de la Central, el DC Nolberto Díaz, tomó las palabras del diputado Gabriel Boric, diciendo que el «parlamento está podrido», no dudó en explicitar su postura favorable a la reforma: «Esta no es una reforma mala. Esta es una reforma insuficiente. Es mezquina. Poner fin a los grupos negociadores donde hay sindicato, nadie me puede decir que no es un avance. Reconocer el derecho a huelga como derecho constitucional aun cuando te pongan letra chica en el reemplazo, también».

El objetivo del paro, apoyar la reforma

Entonces, el paro será convocado por la Central con el objetivo de apoyar la reforma laboral. Aun cuando el PC mantenga un discurso más «respetuoso» del Parlamento que el DC Díaz, la estrategia, en este caso, es la misma.Y si bien es cierto que el Congreso de la CUT resolvió otros objetivos: el fin del sistema de AFP, un nuevo sistema de salud y la Nueva Constitución, es indiscutible que lo que está ahora en juego -entre enero y marzo- es el destino de la reforma laboral.

Desde ahí que el paro sea entendido por las fuerzas dirigentes de la CUT como un instrumento para presionar al parlamento con el fin de acelerar la aprobación de la reforma con una redacción lo más acorde a sus aspiraciones. Quiere generar una «alianza» entre el método obrero de la paralización y la actividad parlamentaria del sector «progresista» de la Nueva Mayoría. Por eso Bárbara Figueroa, en la conferencia de prensa final del Congreso dijo que «si no hay capacidad de llegar a acuerdo y consensos, el proyecto tiene que pasar a Sala y votarse. No puede ser que estemos capturados por cuatro senadores que tienen una visión como si Chile no hubiese cambiado, que están todavía bajo las normas de la Concertación y que creen que todavía pueden tener como rehenes al mundo social con la lógica del sistema binominal».

Las fuerzas dirigentes de la CUT, aun con matices, impulsan esta estrategia. Nolberto Díaz -que durante el 2015 buscó posicionarse como un dirigente crítico-, en la jornada del sábado 23, afirmó en un tono de «denuncia», que ni el Gobierno, ni la Nueva Mayoría ni los partidos que la integran «en su suma», querían reforma laboral. La visión que entregó en la instancia, fue sumamente crítica. Puso como ejemplo de esa DC «que está metida con pies y manos» a Hugo Lavados, del directorio de AFP Cuprum y elogió al PC porque hasta ahora ninguno de sus militantes ha aparecido en líos de plata. Sin embargo, no dudó en reafirmar su apoyo a la reforma. A Bárbara Figueroa y a Arturo Martínez los elogió e incluso señaló que su propia actitud odiosa y crítica sobre la reforma, la había aprendido de ambos, cosa extraña pues al menos Figueroa y Martínez siempre mostraron una actitud alineada con el Gobierno.

Ausentes

En el Congreso hubo una ausencia notoria: la Confederación de Trabajadores Contratistas no participó. Recordemos que este organismo está dirigido por el Partido Comunista. Su presidente es Manuel Ahumada. ¿Por qué la CTC se restó del Congreso CUT? Según se comentaba en el Círculo Español y luego en el edificio del Sindicato del Banco Estado, no se habrían pagado cotizaciones a la CUT, pero ese argumento técnico no responde las razones políticas de esta ausencia. Guillermo Salinas, en una intervención durante la jornada del 23, señaló que «fue por decisión». Si fue así, se abre la pregunta ¿qué hay tras una decisión de esa índole? ¿Acaso la CTC buscaba dar una señal política de distancia con lo más «granado» de la burocracia sindical? Se trata de una incógnita que no pasó desapercibida los días que sesionó el Congreso CUT.

Menos comentada, pero no por eso menos relevante, fue la ausencia del sector liderado por Cristián Cuevas. El ex dirigente de la CTC y actual consejero nacional de la CUT, viene de renunciar al PC. Recientemente, había aparecido refiriéndose al Congreso de la CUT, planteando «voto universal» entre otras cosas.

Otras fuerzas que están emergiendo en Chile, como Izquierda Autónoma o Revolución Democrática, no tuvieron ninguna presencia, lo que revela que aún no consiguen enraizarse en la clase obrera, aunque a través de sus figuras como Boric o Jackson puedan tener algún tipo de influencia.

No habrá voto universal

Para nadie es un misterio que el voto universal ha sido parte del debate interno en la CUT, al menos durante los últimos 7 u 8 años. En el Congreso, la CONFUSAM repartió una declaración en la que recordaba las inquietudes que había planteado el 2012: la no concreción del «un hombre, un voto» -que supuestamente se implementaría en esas elecciones- y la poca transparencia de los padrones. Pero bien, Guillermo Salinas, del PC, fue claro cuando dijo a propósito de este planteo «no lo convirtamos en la contradicción del Congreso». Según una intervención realizada por este dirigente el sábado 23, el Consejo Directivo Nacional de la Central había llevado una propuesta al Consejo Directivo Nacional Ampliado «y ahí no pudimos ponernos de acuerdo… Surgió una diferencia: dónde se votaba. El sector público dijo en los lugares de trabajo y en la semana, pero el sector privado dijo que era mejor los domingos y en la comuna…No nos pusimos de acuerdo en la metodología». Aunque era evidente que el tema le preocupaba a una importante cantidad de delegados, Salinas cerró el debate afirmando que el voto universal no era lo central del Congreso. El PS, en esta instancia, fue incluso más activo que el PC en instalar la medida. Pero sin confrontar. Por su parte Nolberto Díaz, reconociendo que le gustaría que algún día se implemente, señaló que era impracticable para las elecciones de agosto.

De los alrededor de 11 mil sindicatos constituidos en Chile, la CUT organiza sólo a 3 mil según datos del Congreso. Dichos sindicatos significan 600 mil afiliados, lo que objetivamente la constituye como la central más grande del país. La CUT ha anunciado que elaborarán un padrón con teléfonos y direcciones de organizaciones sindicales con el fin de «llegar a esos sindicatos» que no están organizados por ella.

Esta orientación que debería ayudar al crecimiento de la Central o la apertura del Consejo Directivo Nacional Ampliado a sindicatos de base, no resuelve un problema que ya se ha tornado crónico: la profunda lejanía de la CUT del mundo de la mayoría de los trabajadores, incluyendo sus propios afiliados. El voto universal podría haber ayudado en algo a un mayor acercamiento, brindándole a los afiliados la posibilidad de elegir a los dirigentes. Esto, podría haber ayudado en algo a incrementar la capacidad de atracción de la Central. Pero las fuerzas dirigentes prefirieron mantener el status quo. Y los métodos de democracia directa, las asambleas de base resolutivas y la revocabilidad de todos los cargos, no son siquiera tema en la CUT. Los métodos burocráticos actuales de funcionamiento, se mantendrán sin modificaciones importantes.

Una política alternativa

El sábado 23, la intervención de Edward Gallardo, consejero nacional de la CUT y director de la CTC, sacó chispas: criticó el hecho de que los dirigentes quisieran hacer votar unos estatutos que nadie conocía, crítica que otros delegados también plantearon en la instancia de las comisiones. Antes, criticó también la autocomplacencia del informe de Bárbara Figueroa y el rumbo junto al gobierno que las fuerzas dirigentes le vienen imprimiendo a la Central. Saludó el paro para el 22 de marzo pero planteó que era necesario un «plan de lucha desde las bases».

Es la misma batalla que dio Simón Bousquet, dirigente del GAM o Antonio Páez, del Dejocut y dirigente del Sindicato Starbucks. Estos compañeros además instalaron la necesidad de que la CUT prepare el 8 de marzo, «el día de la mujer trabajadora»; y la necesidad de refundar la CUT y avanzar a una nueva Central Única de Trabajadores. Rechazaron la reforma laboral y llamaron a pelear por las demandas de los trabajadores sin confiar ni en la Nueva Mayoría ni en la derecha, sino en las fuerzas de la clase trabajadora. Le rindieron un homenaje al minero subcontratado asesinado Nelson Quichillao y llamaron a enfrentar los despidos en la minería y en profesores. También plantearon que era necesario el «voto universal ahora». En sus intervenciones, sí hubo recepción, sobre todo de dirigentes de sindicatos base sin militancia, y alguno que otro crítico de ocasión, del PS, aunque estaban en minoría frente a los delegados de la Nueva Mayoría. Pero, el trabajo de estos compañeros, junto a otros dirigentes jóvenes y críticos, continuará. El llamado que marcaron en todo momento, es el llamado a la unidad de la clase trabajadora.

http://www.laizquierdadiario.cl/Congreso-CUT-se-anuncia-un-paro-pero-se-mantiene-la-confianza-en-el-Gobierno-y-la-Nueva-Mayoria

0