Recomiendo:
2

Páginas de la herida

14F: ¡que no sea otro día de la marmota!

Fuentes: Rebelión

Para María Domínguez Remón (1882-1936), alcaldesa de Gallur (Zaragoza), asesinada por el franquismo. In memoriam et ad honorem.

Mi enfoque es tanto el rechazo de la separación, porque no soy independentista, como la denuncia de la irresponsabilidad de un proceso que tendría importantes consecuencias sociales. El independentismo se ha de combatir por sus principios -que los tienen- y por sus mentiras, que las ocultan. Poner en evidencia la falsedad del reino de Jauja que venden.

José Luis Martín Ramos (2021)

Pero, como dice Owen Jones, es evidente que el coronavirus es una cuestión de clase. Ello se ha dejado de ver en las condiciones del confinamiento en las viviendas, la capacidad de atender a los niños, los riesgos obligados a asumir, el tipo de garantías de seguridad en el trabajo, la protección social, etc. No hay ninguna duda de que la pandemia se alimenta cuando las condiciones de vida y de trabajo son terribles.

Agustín Moreno (2021)

El cartel sobre compras y castellano es de las Juventudes de ERC. De muy buen rollo como pueden ver.

Incluyo al final de todo dos textos que serán de su interés, de José Luis Martín Ramos y de Adrià Casinos.

Una buena noticia: el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, anunció el pasado lunes que su país propondrá al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias Henry Reeve de Cuba para el Premio Nobel de la Paz de 2021 [1]. Añado una verdad que cada vez resulta más obvia: las desigualdades de edad, género, territorio y renta (pongo énfasis en los tres últimos) influyen en la salud de la población y han sido determinantes durante la pandemia en Barcelona [2]. Quien dice Barcelona, dice Sevilla, Madrid, París, Berlín o cualquier otra ciudad o población del mundo (Recomendación: no se pierdan el excelente artículo de un luchador admirable e incansable, maestro de todos nosotros, Agustín Moreno: “Las estrellas solo se ven en las oscuridad” https://www.cuartopoder.es/ideas/2021/01/22/las-estrellas-solo-se-ven-en-la-oscuridad/.)

Nuestro tema: el 14F y la posibilidad (que así sea, aunque no será fácil) de un nuevo escenario. La atmósfera político-cultural, nudo básico y de fondo de la situación, apenas ha variado. Unos ejemplos:

. “El 26 de enero de 1641, tropas catalanas y francesas derrotan al ejército castellano de Felipe IV en la batalla de Montjuïc. Esta victoria es recordada cada 26 de enero, Día del Soldado Catalán». Jaume Clotet, el autor del tuit, es el director de Comunicación de la Generalitat de Catalunya. Antonio Baños ha retuiteado su mensaje.

¿Se imaginan que el director de Comunicación del gobierno español, si tal cargo existe, se expresara en términos parecidos sobre algún éxito militar del Ejército español?

¡El maldito y abrumador peso de la Historia, ficticia e interesada casi siempre, del nacional-secesionismo!

2. Un ‘mensaje’ de Antonio Baños, ex diputado de la CUP, dirigido a Miquel Iceta: «Ciao, rataza. Como Duran i Lleida, ya tienes lo que querías. No hace falta que vuelvas si eres feliz de menistro [sic]. Ahora, ya solo te queda el consejo de administración de una eléctrica e intentar esconder que eras jefe de gabinete cuando el GAL y cómo os petasteis a Maragall. Rey de las babosas«.

No es que Iceta, como muchos otros dirigentes políticos, no pueda ser objeto de crítica. Por supuesto que sí. Pero, ¿a qué viene hablar ahora de las eléctricas, de los GAL y de Maragall? ¿Rey de las babosas es un comentario político? Recordemos por otra parte ‘los trabajos y los días’ del ex de la CUP en estos últimos años. ¿A quién puede dar lecciones don Antonio Baños? ¿De qué?

3. Para hacerse idea del iluminismo mesiánico que acompaña a sectores del nacional-secesionismo es aconsejable escuchar pasajes de la entrevista a Jordi Cuixart del pasado lunes, 1 de febrero, en RAC1. El enlace: https://politica.e-noticies.cat/cuixart-demana-sacrificar-els-fills-per-la-independencia-134363.html. Un nuevo Xirinacs, escuchen su voz, vean cómo se expresa. A la ‘liberación’ de no se sabe qué por la redención, por el sufrimiento, por ‘la entrega’. Cree ser Mandela, Gandhi o Luther King (o todos juntos a la vez). La gran lección del 1-O: lo que se dice (habla de las ‘fuerzas soberanistas’) hay que hacerlo y asumir las consecuencias. ¿Demanda de consistencia en la sinrazón irracionalista? Luego se formula él mismo una pregunta: “¿estamos dispuestos a luchar hasta el punto de que nuestros hijos vayan a la cárcel, si es necesario, por defender que el país puede decidir libremente su futuro político?” La coletilla: los tanques los tienen ellos. Añade: “tenemos que usar la cárcel como respuesta a un Régimen totalitario”. No me invento nada. En el fondo: España es un Estado opresor, fascistoide, que oprime, viola, persigue, explota y ‘crucifica’ al ‘pueblo de Cataluña’. Ficción irracional vivida como intensa realidad. ¡La destrucción, el asalto a la razón!

No es fácil responder a la pregunta de nuestro gran filósofo-humorista. No es imposible que la abstención (comprensible en muchos casos) sea la protagonista del 14F y que incluso algunas mesas electorales tengan dificultades para constituirse.

Recordemos. En contra de las barbaridades y falsedades que sostuvo Gabriel Rufián el pasado miércoles en el Congreso de Diputados, las elecciones se celebran el 14F por resolución del TSJC (C de Cataluña) ante los requerimientos de particulares, asociaciones y partidos sobre el decreto de la Generalitat que las postergaba, un decreto que, según diversas fuentes informadas, era una chapuza jurídica. ¿Error buscado, resolución deseada para esgrimir de nuevo “la injusta justicia contra Cataluña”? Hay opiniones para todos los gustos. Mi opinión: están tan confiados en lo que hacen, están tan convencidos que pueden hacer lo que les viene en gana sin que nadie les toda, que no deberían extrañarnos los “defectos de forma”.

Los temas de campaña: relaciones España-Cataluña; ‘presos políticos’ y ‘exiliados’ (nunca prófugos); amnistía (no indultos); el catalán como signo de identidad excluyente; pactos post-electorales (con las ambigüedades de siempre); defensa (de parole) del Estado de bienestar que fuerzas secesionistas (Mas, Mas-Colell, Boi Ruiz y fuerzas aliadas) ubicaron ‘sin complejos’ (gobierno de los mejores) en la UVI; lucha contra la COVID (hagamos balance de lo hecho por el gobierno catalán; no olvidemos el “De Madrid al cielo” ni el “En una Cataluña independiente hubiera habido menos fallecidos”), etc. El mundo de los trabajadores, la situación de los desfavorecidos, en el baúl de los recuerdos. No tienen voz propia.

No olvidemos las ‘desigualdades’ de partida de la ley electoral vigente. Un ejemplo: JxC, con 78.000 votos, sumó 6 diputados en Lérida en las elecciones de 2017 (13.050 votos por diputado). Para lograr esa cifra de diputados en Barcelona, el PSC y los Comunes necesitaron más de 220.000 votos (a casi 40.000 sufragios por diputado. ¡tres veces más!). No hay ley electoral propia, a pesar de que los Estatutos así lo exigían. Los diputados de Lérida,Tarragona y Gerona, donde Junts y ERC tienen mayor presencia, necesitan muchos menos votos que los diputados barceloneses (Francesc Arroyo, “El día de los tramposos” https://www.metropoliabierta.com/opinion/dia-tramposos_35963_102.html).

No hay duda del carácter de clase del PDCat (su defensa de la concertada el pasado domingo, 31 de enero en TV1, da pistas de quienes son los suyos, para quiénes hablan, qué les preocupa). ERC, más allá de declaraciones, ha gobernado con la derecha desde hace años y es, aunque se vistan en ocasiones con otras ropajes, un partido esencialmente nacionalista. Izquierda y republicano son reclamos: basta recordar sus acciones, su praxis política, en los meses septiembre y octubre de 2017 (o sus actuaciones en el Congreso de Diputados en estos últimos años). Junts presenta una candidatura que lo dice todo: Puigdemont (el Vivales), Borràs (¡imputada!), Joan Canadell (un trumpista neoliberal que podría ser, si los astros diabólicos se conjuran, presidente de la Generalitat). El alma nacionalista de la CUP es marcadamente hegemónica en la formación, basta con oírles. No es imposible que formen parte de un gobierno secesionista. En los Comunes, es el sector soberanista-confederalista quien dirige la orquesta, orquesta en la que tocan, como terceros o cuartos violines, sus cuadros y activistas federalistas. Sin negarles ‘inquietudes sociales’, aunque cada vez la cultura obrera cuentan menos en esta alianza de formaciones, abogan ahora por una República catalana vinculada al resto de Repúblicas españolas. El PSC, alejado felizmente del camelo del dret a decidir pero sin ser capaz de asumir cambios en temas tan importantes con la mal llamada inmersión lingüística, defiende un programa social en su línea y habla de un gobierno catalán de composición semejante al gobierno español (PSC.Comunes). Otros partidos de la izquierda alternativa, meritorios sin duda, concurren también en estas elecciones.

Nada nuevo puedo decirles de Ciudadanos y del PP. Vox, con un discurso de odio y enfrentamiento con las personas migarntes recogerá votos de la desesperación, la confusión y de la rabia sentida por las ‘hazañas incendiarias’ y el menosprecio (ñordos, murcianos, charnegos, españoles de m., castellanufos) del nacional-secesionismo.

En fin, mientras no haya un reagrupamiento no sectario de la izquierda catalana (no socio-liberal ni nacionalista-por-activa-o-por-pasiva), que forme parte de una izquierda española de las mismas características, alejada de todo soberanismo y del “nosotros a los nuestro”, no queda otra, en mi opinión, que votar -la abstención no es opción en estas elecciones- en clave no nacionalista (el asunto del 50% es importante) y pensando qué fuerza política puede plantarles cara con más determinación, con más posibilidades, y que esté más a la izquierda (aunque no sea nuestra izquierda). No hay otra… por el momento. ¡Vendrán tiempos mejores y nos harán más justos, más libres, más solidarios, más fraternales! Nos despertaremos de la pesadilla, el dinosaurio nacional-secesionista habrá perdido mucho fuerza y los viejos sueños emancipatorios seguirán allí. A nuestro lado, a nuestro alcance.

No me olvido de la sabiduría de esta viñeta de nuestro filósofo-humorista:

Les copio un comentario de Lluís Rabell que probablemente dé en la diana: “Para los partidos de izquierdas, socialistas y comunes, dar una respuesta a la pobreza deviene una cuestión crucial de cara a las elecciones del 14-F. La pobreza expulsa a la gente más vulnerable de la democracia, minando sus cimientos. Quienes más necesitados están de un giro en las prioridades del gobierno son precisamente aquellos que pueden sentirse tentados de desentenderse de las elecciones ante la ineficiencia de las administraciones o la insensibilidad de los discursos oficiales. Peor aún: por los surcos de la desesperanza, transformándola en ira, fluye el discurso venenoso de la extrema derecha. Sobre el terreno, los activistas tienen ya que desmentir el bulo de que la Renta es otorgada prioritariamente a los inmigrantes. El desvanecimiento de la amenaza secesionista puede propiciar una mayor abstención en el área metropolitana –y, paradójicamente, prolongar así el marasmo político. El cansancio y el agobio ante las dificultades de la vida cotidiana podrían pesar en el mismo sentido. Pero la rabia y la frustración que provoca la pobreza pueden asimismo conectar con los discursos del odio. La izquierda se juega el futuro entre los desheredados. Son miles, cientos de miles. ¿Por quién votarán los pobres?”.

Les dejo con las dos reflexiones. La primera del profesor emérito Adrià Casinos:

Creo que aquí hay un problema de imprecisión terminológica, si no conceptual. Se está metiendo en el mismo saco fascista, racista, xenófobo, machista y no sé que más. Me pierdo. Más de una vez ya he expresado mi opinión sobre que hablar de fascismo en la actualidad carece de sentido. Me recuerda a aquel reproche de Togliatti dirigido al PCF, que hablaba de fascismo a propósito de Action Française. Les venía a decir algo así que si querían saber qué era fascismo, que fueran a Italia.

Indudablemente el racismo o la xenofobia acostumbran a ir unidos ideológicamente a la extrema derecha, de forma que es difícil no hallar un partido de esa tendencia que no tenga tics racistas, como mínimo. ¿Es algo genético? No, por puesto, e incluso va más allá de lo ideológico. Para ellos el racismo es una manera de penetrar en las clases populares, quizá la única, porque es en los barrios donde vive esa porción de la ciudadanía en los que se produce la confrontación cultural que, se quiera o no, es fuente de conflictos. No es casualidad que haya mucho más xenofobia contra los magrebíes que contra los sudamericanos. Contra los magrebíes el racismo «vende más», pues las diferencias culturales son mayores. Será interesante ver donde se va a concentrar mayoritariamente el voto de VOX en las próximas elecciones. Quizá nos llevemos sorpresas, en un sentido o en otro. Yo tengo una hipótesis. Veremos

El racismo catalán es comparable en cierta medida y se diferencia también porque tiene una base nacionalista, cosa que no acostumbra a suceder, o al menos no en el mismo grado, en los barrios populares multiculturales, de población mayoritariamente castellanohablante, donde probablemente VOX vaya a sacar votos. Pero genéricamente hay racismo en ambos casos. Y no vale decir que yo tengo un primo hermano que vota ERC y es muy buena persona. Se debe analizar la cuestión en términos de colectividad y, en último término, de clases sociales. ERC es un partido de raíces y extracción pequeño burguesa y la pequeña burguesía es muy peligrosa en tiempos de crisis. Se trata de un partido que tuvo un ala con tics genuinamente fascistas en su momento: parafernalia (todavía ahora hay desfiles con antorchas); contactos de Dencàs con el régimen mussoliniano; relaciones sospechosas de algunos exiliados durante la ocupación, vía los nacionalismos de la periferia de Francia; pseudociencia demostrando la superioridad racial de los catalanes,…Por supuesto que en lo social están a la «izquierda» de Junts, como la CUP.

En cuanto al machismo, lo hay dentro de cualquier ideología o grupo político. Lo que ocurre que la extrema derecha tiene teorizado el papel subalterno de la mujer, por ejemplo. Al menos la nuestra, que es muy rancia. Pero o mucho me equivoco, o eso va a cambiar en la extrema derecha más «avanzada», como la francesa, que ya no tiene una actitud homófoba (neologismo que utilizo todo y admitiendo la crítica de Miguel C.). Curiosamente el machismo se analiza siempre en términos ideológicos, cosa fácil porque nuestros «voxeros» y similares son muy bocazas, y no desde el punto de vista de extracción social, cosa que sería relativamente fácil hacerlo en su manifestación más radical, la mal llamada violencia de género.

En fin, la cosa da para mucho. Moraleja: siempre que hay confrontación de culturas, hay manifestaciones de racismo entre los que se consideran autóctonos y los nuevos. Y eso puede suceder con el nieto de un bracero andaluz llegado en 1950, o con un sudamericano llegado hace 30 años respecto a la familia magrebí que vive en el entresuelo.

La segunda: del historiador José Luis Martín Ramos (les recuerdo el resultado de la votación de los fondos europeos: 1. A favor: PSOE, Unidas Podemos, PNV, EH-Bildu, Más País-Equo, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe, Partido Regionalista de Cantabria. 2. En contra: PP, Ciudadanos, ERC, Junts, PDeCAT, Unión del Pueblo Navarro, CUP, BNG y Foro Asturias. 3. Abstención: Vox. Todas las fuerzas nacional-secesionistas .Cat votaron lo mismo que el PP y Ciudadanos):

Ni siquiera el PP ha denunciado negociaciones ocultas en este caso; aunque también es verdad que reconocerlo quizás le habría dejado en ridículo. Lo que ha dicho el PP es que Vox ha hecho una maniobra de cálculo, pensando que Cs, que sí estaba negociando, se abstendría y dejaría al PP solo votando junto con los independentistas catalanes. Dice el PP que le ha salido mal, porque Cs ha votado en contra. Bueno. 

Cs tiene que hacérselo mirar. Votaba a favor si el gobierno creaba una agencia de control sobre los fondos; lo que el gobierno no podía aceptar, porque eso era una agencia de negociación permanente, con una dinámica muy difícil  dado el cruce de intereses regionales e intereses partidistas. No saben situarse en su condición de minoría no imprescindible, escogiendo los términos de sus demandas. No se puede estar criticando el partidismo y el autonomismo y en una cuestión como esta proponiendo mecanismos que limitan, desde partidos y autonomías, las atribuciones del ejecutivo. Eso de las agencias en temas de estado es sustituir la descentralización por la polisinodia. Además, han pasado de votar a favor a votar en contra. 

No os preocupéis demasiado del voto de Bildu y el PNV. Estos votos forman parte de la mayoría parlamentaria de hecho de la legislatura, no precisan que en cada tema concreto haya una negociación concreta, y son dos votos que van parejos, porque el PNV no quiere perder la posición de interlocutor vasco principal con el estado y Bildu lo que quiere es ocupar esa posición. Comportamiento que, por cierto, deja en evidencia cada vez la improductividad política de JxCat y ERC en los temas fundamentales. Y la nulidad también del PDCat que, en vísperas de elecciones, no se ha atrevido  a mantener su autonomía respecto a JxCat.

Tampoco tiene sentido darle muchas vueltas a si entre Vox y el gobierno de coalición hubo negociación. Si la hubiese habido habría sido tan secreta que no nos enteraríamos, ni siquiera por un resultado tangible. Lo que sí puede haberse producido es una comunicación de grupo parlamentario a grupo parlamentario. Si no hay ninguna información más, he de creerme lo que ha dicho Carmen Calvo, que no ha habido negociación. Y el susto que tenían en el cuerpo antes de la votación corrobora eso.

Resultado fundamental. El decreto ha salido adelante. Muy importante, porque solo habría faltado haber entrado ahora en «pérdida» ante la gestión de los fondos. Es la palanca fundamental para paliar los efectos de la pandemia… y para cumplir la legislatura.

Resultado secundario (pero no menor). El PP sigue enquistado en una oposición que lo difumina en eso que ellos -y otros- tanto invocan del sentido de estado. Vox se anota un punto en esa dirección precisamente, erosionando una de las ventajas que el PP puede esgrimir ante el electorado de derechas. Abascal le ha devuelto el bofetón de la moción de censura a Casado; y se lo ha devuelto con la mano del revés, que hace más daño: aquel fue un bofetón retórico, este tiene trascendencia y Vox le podrá enseñar al PP esa mano siempre que quiera mientras duren los fondos.

Notas

1) https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/internacional/sudafrica-propondra-brigadas-medicos-cubanos-nobel-paz_1455388.html?utm_source=noticias_diario&utm_medium=newsletter&utm_campaign=2021-02-02

2) Clara Blanchar, “Dos olas de covid muy distintas en Barcelona”. La Agencia de Salud Pública confirma que las desigualdades son determinantes en la pandemia. https://elpais.com/espana/catalunya/2021-02-03/dos-olas-de-covid-muy-distintas-en-barcelona.html.

2