Recomiendo:
0

Un nuevo nombre para una vieja cortina de humo, las soluciones basadas en la naturaleza son el nuevo REDD

Compañías petroleras y ONG conservacionistas se unen para promover falsa solución

Fuentes: Red latina sin fronteras

Las iniciativas de restauración se promovieron cada vez con mayor fuerza como soluciones basadas en la naturaleza en la reunión climática de la ONU, con lo cual se corre el riesgo de expandir el acaparamiento de tierras del bosque a una superficie mucho mayor de tierras de la agricultura campesina afirma Jutta Kill del Movimiento […]

Las iniciativas de restauración se promovieron cada vez con mayor fuerza como soluciones basadas en la naturaleza en la reunión climática de la ONU, con lo cual se corre el riesgo de expandir el acaparamiento de tierras del bosque a una superficie mucho mayor de tierras de la agricultura campesina afirma Jutta Kill del Movimiento por los Bosques Tropicales (WRM, por su sigla en inglés).

Las modas son ideas o cosas que se reciben con entusiasmo y luego se abandonan cuando aparece la siguiente tendencia. Nos resultan familiares las modas en la vestimenta, por ejemplo.

En las últimas décadas la política forestal internacional ha producido su propia colección de modas en materia de conservación de bosques: Pago por Servicios Ambientales (PSA), Ecoturismo, Proyectos Integrados de Conservación y Desarrollo, y más recientemente, RED, REDD, REDD+ y REDD a escala del paisaje jurisdiccional.

La 25 conferencia de la ONU sobre el clima, celebrada en diciembre de 2019 en Madrid, España, será recordada como el momento en que el discurso y la propaganda de la ONU y de la industria de la conservación sobre REDD+ fueron reemplazados por la nueva moda en materia de conservación de bosques: las soluciones basadas en la naturaleza.
«Queremos ampliar rápidamente el financiamiento por parte del sector privado y aprovechar el potencial de la naturaleza para ayudar a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París», explicó el CEO de la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (IETA, por su sigla en inglés), un grupo liderado por empresas que tiene como objetivo crear mercados mundiales de carbono y que ahora está entusiasmado con el nuevo término. (1)

Las soluciones basadas en la naturaleza (a veces también referidas como soluciones naturales para el clima) son una peligrosa cortina de humo que impide prevenir el desastroso cambio climático. Una razón para esto es que, al igual que REDD, las soluciones basadas en la naturaleza se promueven como una herramienta de compensación: esto significa que las empresas se considerarán a sí mismas carbono-neutrales aunque sigan quemando petróleo y carbón.
Todo lo que se requiere es alguna inversión en reforestación (plantación de árboles), restauración de bosques o una nueva área protegida. Los árboles, según el argumento, absorberán el exceso de carbono de la atmósfera.

Las compañías petroleras y de carbón seguirán embolsándose sus ganancias. Y las emisiones derivadas de la combustión de petróleo y carbón seguirán acumulándose en la atmósfera porque el carbono que hay en los árboles a la larga también terminará en la atmósfera, junto con el carbono del petróleo o del carbón. Esto es lo que hace que las soluciones basadas en la naturaleza sean tan atractivas para la industria de los combustibles fósiles.