Recomiendo:
0

Japón

Cuarenta años de ganancias en detrimento de la seguridad

Fuentes: michelcollon.info

La situación actual fue preanunciada en oportunidad de la construcción de la central nuclear de Fukushima. Pero tanto la empresa generadora de energía Tepco como el gobierno japonés desoyeron la advertencia. La más vieja central de Fukushima fue inaugurada en 1972 y sus reactores funcionan con agua en ebullición. Según The New York Times (16/3) […]

La situación actual fue preanunciada en oportunidad de la construcción de la central nuclear de Fukushima. Pero tanto la empresa generadora de energía Tepco como el gobierno japonés desoyeron la advertencia.

La más vieja central de Fukushima fue inaugurada en 1972 y sus reactores funcionan con agua en ebullición. Según The New York Times (16/3) los cientificos nucleares ya habían aadvertido en 1972 que este tipo de centrales eran muy débiles y podrían acarrear grandes peligros. Stephen Hanauer de la Comisión e Energía Atómica, pensaban que todos esos reactores debían ser cerrados. Su llamado de atención fue ignorado. No porque fuera infundado sino porque probablemente esa decisión significaría el fin de la energía nuclear. Existen actuañmente otros 32 reactores similares funcionando en el mundo.

Una señal de alarma tras otra.

Las centrales nucleares japonesas han sido construidas para soportar sismos de hasta 7 grados en la escala de Richter. Pero en 2007 el temblor de tierra de Chuetsu de 6,6 de magnitud causó una fuga radiactiva en la cantral de Kashiwazaki-Kariwa. En el pasado, el Japón había enfrentado con regularidad accidentes nucleares similares. Luego del sismo de Kobe de 1995, algunos sismólogos como Ishibashi Katsuhiko y la Agencia Internacional de Energía Atómica habían advertido que las medidas de seguridad de las centrales nucleares eran insuficientes para resistir a los temblores de tierra. Fukushima: o la crónica de una catástrofe anunciada.

Y el gobierno continua.

Hace décadas que el gobierno japonés viene ignorando las advertencias científicas en materia de energía nuclear.

El reactor nº 1 de Fukushima, gravemente dañado, debió ser cerrado hace un mes, pero la empresa Tepco presionó al gobierno japonés para obtener una prórroga de diez años.

En 2009 los científicos habían exigido al gobierno japonés que pusiera un límite al uso del MOX – combustible resultante de la mezcla de plutonio con uranio – porque según ellos esa mezcla es mucho más peligrosa que el uranio solo. La mayor parte de los países que lo usan lo han abandonado. Sin embargo Japon tiene todavía tres centrales funcionando con MOX. Este tema ha despertado vivas protestas como cuando en mayo de 2008 un barco que transportaba MOX procedente de Francia amarró en el puerto de Omeezaki.

En 2010 hubo protestas por la puesta en marcha del regenerador de Monju en Tsuruga , que también funciona con plutonio. El reactor había sido detenido en 1995 luego que una pérdida de líquido refrigerante a base de sodio produjo un incendio. Pero el gobierno japonés no cede y sigue obstinado en la energía nuclear, argumentando el problema del calentamiento para no cambiar su decisición…

Esconder y falsificar las informaciones sobre la peligrosidad.

Wikileaks descubrió que un miembro del parlamento japonés había declarado frente a diplomáticos usamericanos que «el gobierno escondía los incidentes nucleares». En 2002 el órgano de supervisión responsable de la seguridad en el seno de las centrales mencionaba que la compañía Tepco habia silenciado unos 200 incidentes, entre 1907 y 2002.Como consecuencia de ese escándalo varias centrales fueron cerradas pero puestas nuevamente en servicio en 2005.

En setiembre de 2009, la prefectura de Niigata denunció nuevos problemas por parte de Tepco: durante los últimos cuarenta años la empresa ha sido culpable de «simulación voluntaria de los déficit e incidentes y falsificación de los datos»

Riesgos de tsunamis advertidos desde hace mucho tiempo.

El terremoto/tsunami del 11 de marzo interrumpió el sistema de refrigeración de la central de Fukushima. El partido comunista japonés, entre otros, había alertado sobre esta posibilidad. Takano Hiroshi, miembro del Consejo comunal de Onagawa, donde existe otra central. había advertido que «estaban previstas olas de tres metros que podrían causar serios daños debido a la irregularidad costera. Cualquier problema en el proceso de enfriamiento puede derivar en la fusión del corazón del reactor como asimismo en otros graves incidentes. De modo que era bastante pesimista -para las compañías energéticas los riesgos de tsunamis eran infimos – exigiendo al gobierno que obligara a las empresas a adoptar medidas que pudieran hacer frente a las amenazas de tsunamis.

Centrales marinas

Pero a este gobierno hay que ponerlo en la misma bolsa que a las compañías privadas. La agencia de seguridad NISA (Nuclear and Industrial Safety Agency) un servicio del Ministerio de economía, aseguró que «la NISA organizaba tests para segurar que las centrales nucleares dispusieran de suficientes equipos de seguridad para enfrentar posibles movimientos teóricos de tierra» Es lo que informaba la agencia en 2007. En realidad lo que pedía el gobierno a las empresas es que consideraran probables seismos de magnitud 6.6 em la escala de Richter. MIentras que a partir de las primeras centrales en 1970, el país ha asistido a diez temblores de tierra que superaron la magnitud 6.5.Poco antes de las declaraciones de la NISA un sismo de magnitud 6,8 había provocado pérdidas y un incendio en la central de Kashiwazaki-Kariwa… Y sin embargo la NISA había informado: «El recinto protege al material radiactivo-La Nisa ha investigado esta central en profundidad y asegura que todo está en orden

Un incidente producido entre dos ciudadanos desconformes y la compañía de energía Chugoku Electric Power Co lo pone claramente de manifiesto-La empresa quiere ganar terreno sobre el mar a partir de Kaminoseki, y construir allí dos nuevas centrales- Los trabajos han sido detenidos hace 15 meses a causa de las mútiples protestas- Quienes se oponen, entre ellos el partido comunista japonés, no quieren oir hablar de esas centrales y quieren preservar la pesca local, que todavía sobrevive, y entre otras especies el Guillemot una rara ave marina dle Japón.

http://michelcollon.info/Japon-Quarante-ans-de-profit-au.html?lang=fr

0