Recomiendo:
0

Disidentes dilapidaron en lujos millones de la «ayuda» estadounidense para Cuba

Fuentes: The Guardian

Los llamados disidentes cubanos a quienes el gobierno dio millones de dólares para apoyar la «democracia» en su tierra natal, lo gastaron sin embargo en juegos computarizados,  suéteres de cachemira, carne de cangrejo y chocolates, que fue lo que enviaron a la isla. Una mordaz auditoría que hizo el congreso a los programas de ayuda […]

Los llamados disidentes cubanos a quienes el gobierno dio millones de dólares para apoyar la «democracia» en su tierra natal, lo gastaron sin embargo en juegos computarizados,  suéteres de cachemira, carne de cangrejo y chocolates, que fue lo que enviaron a la isla.

Una mordaz auditoría que hizo el congreso a los programas de ayuda a la «democracia», encontró «gastos cuestionables» que hicieron varios grupos fundados por Washington para oponerse al presidente Fidel Castro en la comunista isla caribeña.

La Acción Democrática Cubana con sede en Miami gastó dinero en una sierra eléctrica, juegos de Nintendo y Sony PlayStations, bicicletas de montaña, abrigos de piel y chocolates Godiva, que según el grupo se enviaron a Cuba. «Estas personas están pasando hambre. Nunca comen chocolate allí», dijo al  Miami Herald Juan Carlos Acosta, director ejecutivo del grupo.

También defendió la compra de una sierra eléctrica por haberla necesitado para cortar un árbol que había bloqueado el acceso a su oficina tras el paso de un huracán, y declaró que compró los abrigos de piel y los suéteres de cachemira  en una rebaja. «Ellos (los auditores) piensan que no hay frío allí,» dijo el señor Acosta. «En $30 dólares, son una baratija porque la cachemira es costoso, ellos necesitaban abrigos».

La auditoría analizó $65 millones de dólares de gastos que hizo la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) entre 1996 y 2005 y concluyó que la culpa de los gastos la tenía la débil dirección de la misma. «Hubo debilidad en las políticas de la agencia y en el programa de supervisión de oficinas, así como también deficiencias en el control interno», dictamina el informe.

Ninguno de los 36 grupos que recibe dinero se identificó en el informe, pero otros admitieron ante el Miami Herald antes de su publicación del miércoles, que habían sido investigados.

Frank Hernández Trujillo, director ejecutivo del Grupo de Apoyo para la Democracia, dijo que su organización recibió más de 7 millones de la USAID, un programa que se ha convertido en el eje de la política del presidente George Bush hacia Cuba.

«Defenderé eso hasta mi muerte», dijo el señor Trujillo refiriéndose a su decisión  de emplear parte del dinero que se asignó a su grupo para comprar cajas con juegos computarizados. «Eso forma parte de nuestro trabajo, mostrarle a la gente en Cuba todo lo que podrían tener si no estuvieran bajo ese sistema»

La mayoría de los artículos fueron distribuidos a los disidentes en Cuba por los diplomáticos estadounidenses en La Habana, que algunas veces desconocían el contenido de los embarques. El gobierno estadounidense, sin embargo, ha hecho acusaciones al cubano de interceptar mercancías que se han enviado en su misión.

 Traducido para Cubadebate por Geleny Ramos

 

0