Recomiendo:
1

El ‘campamento de la vergüenza’ de Arguineguín empieza a tener los días contados

Fuentes: La Marea [Foto: Muelle de Arguineguín. EDUARDO ROBAINA]

Tras varios días sin apenas llegadas de pateras o cayucos a las costas canarias, el comienzo de semana está siendo muy duro. Este martes por la tarde, cuando ya el cielo había oscurecido, una patera se hundió en la costa de Órzola, al norte de Lanzarote. A pesar de que ocurrió muy cerca de tierra firme, al menos ocho hombres han perdido la vida del grupo de al menos 36 personas que había partido desde la costa de Agadir, en Marruecos. Al poco, se localizaba otra patera más al norte de la isla, a la que se suma otra que llegó durante la tarde a la isla de La Graciosa. 

Mientras, la madrugada de este miércoles ha dejado un balance de 284 migrantes rescatados, uno sin vida, al sur de Gran Canaria. Todos ellos, más una veintena de personas de otra patera localizada durante la mañana del miércoles, fueron trasladas al muelle de Arguineguín. El ya conocido como campamento de la vergüenza acabó la noche del martes con 240 personas en su interior, aunque con las nuevas llegadas de esta jornada supera las 600. La semana pasada unas 2.700 personas se hallaban hacinadas en el muelle.

A cuentagotas, pero poco a poco el campamento parece que ve próximo su fin gracias a los traslados diarios al Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) habilitado en la capital de la isla, donde hay cerca de 600 personas. «Esto pone de manifiesto que Arguineguín podía tener una alternativa desde hace mucho tiempo», cuenta Txema Santana, técnico de CEAR Canarias y una de las personas que mejor conoce la realidad de las islas en clave migratoria. Un descenso que, añade, se debe también a que se están cumpliendo el máximo de 72 horas de retención policial, plazo que en las últimas semanas no se respetaba.

Aun así, la situación en el muelle provisional levantado hace cuatro meses sigue siendo la misma. Cientos de personas continúan hacinadas bajo un intenso calor, sin duchas por la falta de espacio, con mucha de ellas durmiendo al ras de suelo. Unas condiciones que, «efectivamente», son «deplorables», aunque no incurren en ningún delito. Así lo ha declarado la jueza que se hizo cargo de la denuncia interpuesta a finales de octubre por Onalia Bueno, alcaldesa de Mogán, municipio del que forma parte Arguineguín.

Foto: desembarco de la patera que llegó este miércoles al muelle de Arguineguín. EDUARDO ROBAINA

Asimismo, en otra acta judicial desvelada por La Marea, un juez concluye que las personas que permanecen en el muelle de Arguineguín, siempre que no den positivo por COVID, están en libertad, por lo que nadie puede impedir su salida después de que les entreguen la orden de devolución. Desde el Ministerio de Interior lo confirman a este medio, asegurando que «una vez pasadas las 72 horas se les deriva al sistema de acogida, salvo que tengan medios propios». 

Esta es la teoría, pues la realidad en el muelle semanas atrás ha sido distinta. Un ejemplo es el de Sarah Bettache, la joven que vino desde Francia a buscar a su hermano. Lo encontró, vivo y retenido en el campamento de Arguineguín, pero solo pudo hablar con él desde la distancia. En ningún momento dejaron que se fuese con ella, a pesar de que él llevaba ahí más de 72 horas. En los últimos días, esto ha cambiado, y son varias las personas que han podido irse.

Plan Canarias

Solo en octubre y noviembre han llegado a Canarias en pateras y cayucos cerca de 12.000 personas de las más de 19.000 que lo han hecho en lo que va de año. Para hacer frente a esta situación, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, presentó el viernes pasado el Plan Canarias.

El objetivo es contar con cerca de 7.000 plazas de emergencia que se repartirán en siete nuevos emplazamientos. Para ello, durante el mes de diciembre se habilitarán en las tres islas con mayor presión migratoria -Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura- nuevas carpas en siete emplazamientos, entre los que se encuentra una nave industrial cedida por Bankia.

Actualmente, el Ministerio tiene acogidas a más de 7.200 personas, de las que 5.500 están repartidas en 17 complejos turísticos alquilados por el Gobierno. Un sistema de acogida al que se sumará la apertura la próxima semana de una central de emergencias propia en Gran Canaria gestionada por la Secretaría de Estado de Migraciones. 

Desde organizaciones y el Gobierno de Canarias celebran que por fin haya avances, aunque el presidente autonómico, el socialista Ángel Víctor Torres, ha recordado en varias ocasiones que «Canarias se opone a ser el único lugar de España donde tenga que quedarse toda la inmigración irregular». A raíz de esto, en los últimos días, diversos gobiernos locales y autonómicos de toda España se han ofrecido a acoger a las personas migrantes.

Sin embargo, esta opción ha sido descartada por el Gobierno de coalición en varias ocasiones, que se niega a hacer traslados masivos a la península alegando un ‘efecto llamada’. Hasta el momento, los viajes que se están llevando a cabo han sido puntuales, aunque sí se están haciendo. Por ejemplo, en el día de hoy han salido varios vuelos, en su mayoría de maliense, tal y como ha podido conocer este medio.

En una misma línea se expresa Txema Santana, de CEAR Canarias, quien cree que todas las medidas puestas en marcha deben ir acompañadas de más apoyo del territorio continental para no dejar toda la acogida a las islas: «Se sobredimensiona la acogida sin alternativas como pueden ser el traslado», se queja. Santana entiende que «se está haciendo un esfuerzo por ordenar la situación migratoria y afrontar las consecuencias de no tomar decisiones más tempranas que permitieran ahora una gestión más adecuada». Aun así, aclara que otra cosa es si esos esfuerzos se están haciendo «en la dirección adecuada», y denuncia que «aún hay mucho desorden».

Fuente: https://www.lamarea.com/2020/11/25/campamento-verguenza-arguineguin-dias-contados/

1