Recomiendo:
0

El holocausto de la vaquita marina: sólo quedan 10 ejemplares de esta especie

Fuentes: La Vanguardia

Las redes para la pesca ilegal de la totoaba provocan la muerte de los últimos ejemplares de un pequeño cetáceo que sólo se conserva en el golfo de California

 

Uno de los últimos ejemplares de vaquita marina localizados en la costa de Mexico (CIRVA – UICN)

Ni las campañas internacionales, ni el esfuerzo de los expertos y autoridades de México han dado resultado: la vaquita marina(Phocoena sinus) parece tener los días contados.

Miembros de la organización conservacionista Sea Shepherd localizaron el pasado 12 de marzo en aguas de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California (México) en cadáver en avanzado estado de descomposición de un cetáceo odontoceto que, a falta de los resultados definitivos, parecía corresponder a una vaquita marina.

 

Encuentran muerta a vaquita marina, atrapada en una red en México

Un mes antes, el 21 de febrero, el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), reunido en La Jolla (Estados Unidos) emitió un informe (descargar en versión .pdf en inglés ) en el que reconocía los escasos resultados del proyecto y evaluaba el estado de conservación de la especie en aproximadamente 10 ejemplares (a falta de datos exactos, los expertos estiman la población en un margen de entre 6 y 22 ejemplares).

Al ritmo de fallecimientos de los últimos años, y a falta también de éxitos en los programas de reproducción, vaquita podría ser considerada una especie extinguida en el medio natural este mismo verano, según apuntan algunos expertos del CIRVA.

El informe de esta organización internacional incluye una carta dirigida a los secretarios de Medio Ambiente y Agricultura del gobierno de México en la que se expone la gravedad de la situación. «Como saben, la vaquita está al borde de la extinción y, a menos que se tomen medidas inmediatas, la especie desapareceré en unos pocos meses o años durante su administración. En el verano de 2018, antes del inicio de la campaña pesquera, se mantenían con vida un máximo de 22 vaquitas. Cada año, la mitad de las vaquitas restantes se matan en redes de pesca ilegales establecidas para otra especie en peligro de extinción, la totoaba», recuerdan los expertos.

La totoaba es un pez protegido por las leyes de México y las normativas internacionales pero que sigue pescándose de forma ilegal porque su vejiga natatoria tiene un elevado valor comercial en mercados como el de China (donde se considera tiene propiedades medicinales).