Recomiendo:
2

España incumple las normas europeas para prevenir el cáncer en el trabajo, primera causa de muertes laborales

Tercer requerimiento de la UE a España para que adapte sus leyes a las medidas de protección vigentes en el bloque. El Estado está ya a un paso de enfrentarse a una dura multa.

Hace siete años Bruselas lanzó la Hoja de ruta sobre carcinógenos como un programa de acción conjunto entre socios y partes interesadas de toda Europa con el fin de combatir y sensibilizar sobre los agentes carcinogénicos en el lugar de trabajo.

Producto de este esfuerzo, en 2019 se aprobó la directiva relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo, que España ha ignorado.

La Comisión Europea ha enviado este jueves un ultimátum a las autoridades españolas para que cumpla con la transposición a la legislación nacional de la última revisión de la directiva que limita la exposición de trabajadores a sustancias químicas cancerígenas y que los países debían haber notificado a Bruselas en julio de 2021 a más tardar.

El aviso tiene la forma de un dictamen motivado, segunda fase de un procedimiento de infracción que da un nuevo plazo de dos meses al Estado miembro para que atienda a las irregularidades señaladas por los servicios comunitarios y tome medidas para corregir la situación. 

En caso de persistir en el incumplimiento, el Ejecutivo comunitario tiene la potestad de acudir pasado este plazo al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que condene al país incumplidor. 

Se trata de la tercera revisión de la directiva sobre agentes carcinógenos y mutágenos e incluye una extensión de sustancias peligrosas, por ejemplo con el formaldehído que se utiliza en la construcción, el papel y productos derivados de este, en la madera y productos derivados de esta y puede provocar cáncer nasofaríngeo, un tipo de cáncer de cabeza y cuello, y leucemia.

La Comisión defiende que la norma mejora la protección de alrededor de un millón de trabajadores en Europa al limitar su exposición a cinco sustancias químicas cancerígenas. 

Los Estados miembros debían transponer la tercera actualización de la normativa y comunicar las respectivas medidas nacionales de transposición a la Comisión a más tardar el 11 de julio de 2021. Hasta la fecha, España aún no lo ha hecho, a pesar de que la Comisión ya había enviado una carta de emplazamiento el 30 de septiembre de 2021.

EL CÁNCER LABORAL, UNA REALIDAD EN ESPAÑA

En España se determinan cada año unos 160.000 nuevos casos de cáncer y fallecen alrededor de 100.000 personas. Una parte de estas muertes está provocada por cáncer laboral, es decir, desarrollado en el trabajo. Nos encontramos ante uno de los principales retos de salud pública y, por tanto, de salud laboral.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) estima que en Europa el cáncer es ya la primera causa de muerte laboral y que cada año unas 120.000 personas lo desarrollan y casi 80.000 pierden la vida; entre un 5 y un 10% de los casos de cáncer en Europa son de origen laboral.

De ahí que las políticas europeas tengan como uno de sus objetivos la lucha contra esta enfermedad. El Marco estratégico de la UE en materia de seguridad y salud en el trabajo para el periodo 2021-2027 estima que el cáncer es responsable del 52% de las muertes relacionadas con el trabajo y que el coste directo anual asociado a su tratamiento asciende a cientos de millones de euros. Son necesarios planes y estrategias que ayuden a visibilizar y a reducir la exposición de los trabajadores y trabajadoras a agentes cancerígenos.

El INSST, la Red Española de Seguridad y la Salud en el Trabajo y la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo iniciaron el pasado 2021 una campaña para la protección de las personas frente a la exposición laboral a sustancias cancerígenas.

Fuente: https://www.galiciapress.es/texto-diario/mostrar/3759968/espana-continua-limitar-exposicion-trabajadores-quimicos-cancerigenos