Recomiendo:
0

Entrevista con Rosa Cañadell, psicóloga, profesora de secundaria y portavoz del sindicato USTEC·STEs

La nueva Ley de Educación de Cataluña avanza de espaldas a la comunidad educativa y acabará con la escuela pública

Fuentes: Rebelión

Razones de la huelga de enseñanza pública en Cataluña el próximo jueves, 19 de marzo. Rosa Cañadell colabora usualmente en revistas como El Viejo Topo, Cuadernos de Pedagogía y en el eldebat.cat.

El 19 de marzo de 2009 está convocada una huelga general de la enseñanza pública preuniversitaria en Catalunya. ¿Qué organizaciones convocan en esta ocasión?

Esta próxima huelga está convocada por los cinco sindicatos con representación en la enseñanza pública: USTEC·STEs, CCOO, ASPEPC-SPS, FETE-UGT y CGT. Se sumarán también los sindicatos de estudiantes: Sindicato de Estudiantes, Sindicat d’Estudiants dels Paísos Catalans, Estudiants en Acció, Associació d’Estudiants Preogressistes (AEP) y les Assemblees Universitàries.

¿Qué actos habéis convocado para ese día? Huelga en los centros, manifestaciones en las principales ciudades…

Además de la huelga, habrá manifestaciones en Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona, al mediodía.

¿Cuáles son los motivos centrales de vuestra movilización en esta ocasión? ¿La ley de la Educación catalana, la masificación de las aulas…?

Los motivos centrales son los ya expresados en las anteriores movilizaciones: la oposición a la nueva Ley de Educación de Cataluña que se está discutiendo en el Parlamento sin que se hayan incluido las demandas del profesorado. Por otro lado, los problemas pendientes que no están resueltos: masificación en las aulas, falta de construcciones escolares, falta de profesorado para atender la diversidad, disminución de oferta de plazas de oposiciones. Y, finalmente, en contra de la actitud del Sr. Conseller que está aplicando medidas que se desprenden de la nueva ley antes de que ésta sea aprobada. Medidas, además, muy negativas para la educación como su última propuesta de aumentar las horas lectivas del profesorado, de forma «voluntaria», 4 horas en primaria y 3 horas en secundaria, medida que va en contra de la calidad de la educación, en contra de las condiciones laborales del profesorado y en contra de la necesidad de crear empleo público1.

Hablas, pues, de un aumento de las horas semanales lectivas de más de un 15%. ¿Es el caso?

Pues sí. Efectivamente significa un aumento del 16.6 % en secundaria y del 17.3% en primaria. Teniendo en cuenta, además, que cuando se implantó la sexta hora para el alumnado en primaria se pactó la reducción lectiva del profesorado, de 25 horas a 23. O sea, hace dos años el propio Departament consideraba positivo reducir las horas lectivas del profesorado y ahora «ofrece» aumentarlas. Muy coherente todo!

Pero a pesar de las medidas que criticas, el conseller parece contar con un fuerte apoyo en su Partido. ¿Es así?

No es muy claro. Parece que hay voces disidentes pero silenciadas.

¿Y los restantes partidos del gobierno de izquierdas catalán no dicen nada al respecto? ¿Están de acuerdo con la línea educativa defendida por el conseller Ernest Maragall?

La sensación que tengo yo es que para ICV-EUiA la Ley está en contra de muchos de sus «principios», pero parece que los intereses personales (cargos, sueldos y demás) están por encima de sus principios.

Para ERC no es claro ya que conviven diferentes sectores dentro del mismo partido. En todo caso tampoco están dispuestos a enfrentarse con sus socios y perder sus cargos. Y así nos va la historia!

¿Sólo se convoca la huelga en el sector público? ¿No cuenta la concertada?

La huelga se convoca en el sector público que es el más afectado tanto por la nueva ley como por las últimas medidas.

Tercera huelga general de la enseñanza preuniversitaria en Catalunya. ¿No son muchas huelgas ya? ¿No debería un conseller de un gobierno que se dice de izquierdas y nacionalista tener una mano más tendida?

Este Conseller tiene una idea muy clara de cómo quiere reformar la educación. Una idea que se desprende de todos los principios neoliberales y de las directrices del Banco de España, OMC y OCDE en materia de educación, y que, además, ya se han demostrado totalmente ineficaces en países como Gran Bretaña que es donde más se han aplicado. Y no está dispuesto a rectificar ni a escuchar. Su talante es totalmente autoritario.

¿Qué valoración haces de su gestión hasta esos momentos?

Creo que ha sido muy negativa y está favoreciendo al desprestigio de la educación pública y de su profesorado. Tiene una gran necesidad de «cambiar cosas» pero sin un fundamento claro, sin un diagnóstico y sin medir las consecuencias. En educación hace falta una gran dosis de «calma», es preciso estudiar muy bien lo que funciona y lo que no y proponer cambios para mejorar aquello que no funciona. Pero no proponer cambios de forma caótica y sin prestar atención a lo que se vive en las aulas.

Los ejes de la política educativa de la etapa CiU, ¿se han alterado sustantivamente con los nuevos gobiernos tripartitos?

Desgraciadamente los gobiernos tripartitos no han cambiado la línea de CiU, sino que la han continuado y profundizado. De hecho, esta nueva Ley es más propia de un gobierno de derechas que no de un tripartito con tres partidos que se autodenominan de izquierda2. Y ello, tanto a lo que se refiere a la consolidación y ampliación de los privilegios de los centros concertados, como a la forma de gestión para los centros públicos, cada vez más autoritaria, burocratizada y dependiendo de criterios discrecionales y poco objetivos.

¿Cuáles son los principales agujeros negros de la enseñanza preuniversitaria en tu opinión? ¿La primaria? ¿Los ciclos formativos? ¿La ESO y el número de alumnos por clase? ¿El bachillerato y los cambios permanentes de horarios y curriculum?

La doble red educativa, centros públicos y centros privados subvencionados con dinero público, es uno de los agujeros negros, ya que implica una fractura social del sistema educativo y una concentración del alumnado de clases mas desfavorecidas y de alumnado con más dificultades en los centros públicos, lo que hace más difícil la docencia.

El otro gran reto es la masificación y el número de alumnos por aula, sobre todo en secundaria y en los centros con alumnado con dificultades, ya que es muy difícil poder compensar los déficits, y de ahí el fracaso escolar en secundaria. No está resuelta tampoco la educación post-obligatoria, sobre todo los ciclos formativos a los que acceden menos alumnos de los deseables.

Los cambios permanentes de horarios y curriculums impiden la calma necesaria para innovar en metodología. Y, finalmente, el aumento de burocracia a partir de una cantidad innecesaria de planes (de mejora, de innovación, de autonomía, etc.) que impiden disponer de más tiempo y de más atención para buscar fórmulas que permitan aumentar el nivel del alumnado.

Uno de los mayores males que suelen señalarse al hablar del estado de la enseñanza en nuestro país es el «cuello de botella» que representa la ESO. ¿Hay planes para reducir el ratio de los cursos de la enseñanza obligatoria? ¿Se puede atender la diversidad y las situaciones especiales de algunos estudiantes con treinta o más alumnos por clase? ¿Es consistente hablar, más allá del uso de una retórica vacía, de calidad de la enseñanza en estas circunstancias?

La nueva Ley no hace propuestas en este sentido. No habla ni de reducción de ratios, ni de más profesorado y más recursos para atender la diversidad, por lo que no resuelve los problemas reales que hay en la educación y sobre todo en la ESO. Para reducir el fracaso escolar y el abandono prematuro de la escolarización, que son dos de los problemas más importantes en este momento, se deberían buscar fórmulas organizativas que pudieran ayudar al alumnado adolescente que no consigue seguir el ritmo normal de la ESO y abandona. Se necesitarían más recursos, más profesionales, grupos más reducidos y nuevas metodologías.

El conseller de Educación de la Generalidad de Catalunya, el conseller Maragall, ha comentado públicamente en más de una ocasión la gran distancia que le separa de las posiciones del sindicato mayoritario de la enseñanza en Catalunya, de USTEC, el sindicato que tú representas. ¿Qué puntos explican esa enorme distancia?

Yo diría que es verdad. Hay una gran distancia entre lo que impone este Conseller y lo que siempre hemos defendido en el sindicato que represento, que es la enseñanza pública de calidad para todo el mundo, la organización democrática y participativa y las buenas condiciones de trabajo para el profesorado. Nada de ello parece interesarle. Más bien va en la línea de la privatización, la descentralización, la gestión autoritaria y la desregulación laboral.

El president de la Generalitat, que por cierto lleva a sus hijos a una escuela privada de élite, se ha manifestado explícitamente en reiteradas declaraciones a favor de la escuela pública. Aseguró que la enseñanza en Catalunya no sería privatizada en ningún caso. ¿En qué se ha concretado hasta la fecha ese apoyo a la enseñanza pública?

Las manifestaciones del President Montilla 3 son un «brindis al sol». La enseñanza pública no se ha privatizado aún, pero ya tenemos la etapa de 0-3 años en manos de ayuntamientos y gestionada por empresas privadas, y la nueva ley prevé que ello suceda también con las escuelas de personas adultas, e incluso da a los ayuntamiento la posibilidad de crear y gestionar sus propios centros educativos, que pueden terminar, también, gestionados privadamente.

Aparte de ello, los centros concertados no son más que empresas privadas de educación que gestionan el dinero público. En Catalunya, la burguesía ha hecho una clara apuesta por la educación privada, mayoritariamente religiosa, subvencionada con dinero público, para sus hijos e hijas. Y ello no responde tanto a la mejor cualidad de educación de los centros concertados sino a una cuestión de escolarizar a sus hijos e hijas con sus «semejantes» de clase social y origen cultural.

En Catalunya, no en otros lugares del Estado español con gobiernos conservadores, hubo planes de eliminar en bachillerato nocturno. La cosa quedó en una fuerte reducción de la oferta de centros y en el desplazamiento del estudiantado hacia los institutos donde ahora se imparte o hacia la enseñanza a distancia. ¿Qué ha ocurrido en la matrícula de este curso? ¿Ha habido un fuerte incremento de la enseñanza a distancia o se han perdido alumnos por el camino?

Se han perdido alumnos por el camino y hay alumnos que no pudieron matricularse porque no había plazas.

El bachillerato a distancia es bueno para un sector del alumnado pero hay otro sector, con más dificultades de aprendizaje y con peores condiciones sociales, que si no pueden asistir a clase abandonan. Y esto, en un momento de gran crisis y aumento desbocado de paro es una gran pérdida, pues muchos de estos jóvenes precarios que se quedan sin trabajo podrían reincorporarse a la educación si hubiera más oferta de bachillerato nocturno presencial .

¿Se sigue apoyando claramente en Catalunya, como ocurría en tiempos de CiU, la escuela privada concertada? ¿Hay indicios de cambio de política en este ámbito?

Sí, se sigue apoyando. De hecho lo que hace la ley es legitimar la doble red y pretender que todos los centros subvencionados con fondos públicos sean iguales, tanto si son de propiedad privada como si son del Departamento de Educación, cosa que, evidentemente no es cierta. No hay ninguna voluntad de disminuir los conciertos ni tampoco existen mecanismos claros para hacer cumplir a los centros concertados con una matrícula equitativa del alumnado.

¿Los estudiantes y sus sindicatos apoyan también la huelga?

Todos los sindicatos de estudiantes van a apoyar esta huelga y van a convocar a los estudiantes, tanto de secundaria como de la universidad.

¿Crees que si el paro y las manifestaciones son importantes el conseller va a negociar esta vez? ¿Pedís también su dimisión?

Efectivamente pedimos también la dimisión del Conseller. Pero no es muy claro que vaya a negociar grandes cambios con los sindicatos. El talante «democrático» de este Conseller deja mucho que desear. Pero hay que intentarlo: nos jugamos el futuro de la escuela pública, laica y democrática de este país. En todo caso, nunca será lo mismo desarrollar la ley con una oposición grande del profesorado que desarrollarla sin oposición. Y también es importante, la difusión social de lo que significa esta ley y de sus consecuencias. Las movilizaciones ayudan también al debate y la difusión.

Una última pregunta fuera de programa y acaso no directamente relacionada con la huelga. ¿Qué acuerdo han firmado recientemente la conselleria de Educación, con la presencia del mismísimo president, y el segundo hombre fuerte de Microsoft? ¿No apostaba la Generalitat por el software libre?

Pues si, hace apenas unos días el señor Steve Ballmer y el señor president José Montilla han firmado un acuerdo para «llevar ordenadores táctiles a las aulas». Ballmer (de Microsoft) dijo alegrarse de la oportunidad de aplicar las nuevas tecnologías «en la mejora de la educación en Catalunya». De este modo, el gobierno de Catalunya y Microsoft, una de las grandes corporaciones del mundo con peor curriculum, colaborarán en un proyecto piloto para dotar de ordenadores con pantalla táctil a las aulas de un instituto de Lleida. El conseller de Educación, Ernest Maragall, el mismo conseller que dijo apostar por el software libre, aseguró que se trataba de un día «importante para nuestra educación’. Sobran los comentarios.

Éxito, pues, para vuestra huelga. Las razones parecen acumularse a vuestro favor.

Notas:

1 El conseller de Educación catalán ha señalado, días después de haber realizado la entrevista, que por ahora dejaba en suspenso esta medida, este fomento de horas extraordinarias desde instituciones públicas. La suspensión es parcialmente verdadera: profesorado de inglés de enseñanza secundaria impartensu asignatura en ciclos formativos de grado superior, cinco horas por semana, unas 22 horas mensuales, aparte de su horario laboral (es decir, como horas extraordinarias). Dejando aparte el importe abonado (unos 250 euros o algo más), sumando la preparación de estas clases para alumnos de 18 o más años, nunca impartidas hasta la fecha por el profesorado de medias; las clases mismas y la corrección de trabajos y exámenes, la medida representa, en sus primeros años cuento menos, un incremento de unas 2 horas y media o tres horas diarias de trabajo, lo que parece ir claramente contra la calidad del trabajo desempeñado y, desde luego, contra el incremento de la oferta pública de empleo. El ahorro que tal medida representa para el departamento es obvio; la concepción neolibral que le subyace es evidente.

2 Probablemente no sea casual que el conseller haya sido entrevistado por el diario AVUI, próximo, muy próximo a CiU, el domingo 15 de marzo de 2009. Titular: «La escuela no es de los sindicatos». ¿Lo es del conseller?

3 Como el mismo president ha comentado, algunos de sus hijos, los que tienen edad escolar, siguen sus estudios en un colegio privado de élite no concertado: el colegio alemán.

0