Recomiendo:
0

México: amenazados por la obesidad

Fuentes: IPS

Premiar o consolar a niños y niñas con golosinas ricas en carbohidratos refuerza la cultura de los malos hábitos alimenticios que llevan al sobrepeso y a la obesidad, males que afectan a 20 por ciento de la población infantil y a 70 por ciento de los adultos en México, alertan expertos. La obesidad es un […]

Premiar o consolar a niños y niñas con golosinas ricas en carbohidratos refuerza la cultura de los malos hábitos alimenticios que llevan al sobrepeso y a la obesidad, males que afectan a 20 por ciento de la población infantil y a 70 por ciento de los adultos en México, alertan expertos.

La obesidad es un detonante de enfermedades cardiovasculares y diabetes, principales causas de muerte en el país. Por ello, las autoridades sanitarias han enfocado las baterías a combatir y prevenir el sobrepeso.

Tenemos que olvidarnos de la idea de que un niño gordito es un niño sano. México ocupa el segundo lugar en el mundo en cuanto a padecimientos de obesidad, superado sólo por Estados Unidos, señaló a IPS Gisela Anaya, de la no gubernamental Federación Mexicana de Diabetes, quien no especificó la cifra del país del norte.

Emilio Fernández, dirigente de la independiente Fundación Platícame de Niños y Adultos con Diabetes, expresó a IPS que el sobrepeso es resultado de la radical disminución de consumo de frutas y verduras en los últimos cinco años, lapso en el que se ha favorecido la ingesta de alimentos artificiales ricos en carbohidratos y azúcares.

«La obesidad es uno de los factores que predisponen a la población a padecer diabetes, por eso reforzamos las acciones de las autoridades sanitarias para hacer un frente común contra este padecimiento», dijo Fernández, quien hizo énfasis en la necesidad de impulsar los cambios alimenticios mediante la orientación en las escuelas.

El secretario (ministro) de Salud, Julio Frenk Mora, informó que en los últimos cinco años la población mayor de 20 años con problemas de sobrepeso y obesidad aumentó 10 por ciento, para situarse en 70 por ciento, tomando datos de la Encuesta Nacional de Nutrición 2005-2006.

Esta «epidemia silenciosa», como definió Frenk Mora a la obesidad, es uno de los factores de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares. El 26,5 por ciento de la población adulta mexicana sufre de hipertensión arterial y más de 13 por ciento de este mismo sector etario tiene altos niveles de colesterol.

Para preservar en mejores condiciones la salud de los 104 millones de mexicanos, el ministerio de Salud desarrolla estrategias distintas para orientar sobre correctos hábitos alimenticios.

Una alimentación mal equilibrada representa un riesgo de padecimientos emergentes que representan la principal carga de enfermedad, discapacidad y muerte prematura, añadió Frenk Mora.

En un encuentro con empresarios del área alimenticia, el funcionario expresó que, si no actúan conjuntamente el sector privado y las autoridades, «simplemente no vamos a poder contener los retos que representan ya el sobrepeso y la obesidad, y su implicación en las generaciones futuras».

Según los resultados por regiones de la Encuesta Nacional de Salud, 66 por ciento de la población del norte del país –la más desarrollada económicamente– sufre de sobrepeso y obesidad, en el centro la incidencia de la enfermedad es de 63,3 por ciento, en el sur –de mayor rezago social– 58,4 por ciento y, específicamente, en la ciudad de México la obesidad afecta a 62,7 por ciento de sus 20 millones de habitantes.

Entre la población con edades de entre 10 y 17 años, 36,4 por ciento de las niñas y el 35,9 por ciento de los niños padecen de sobrepeso. Cada kilogramo de excesos de peso en la población aumenta cinco por ciento la posibilidad de desarrollar diabetes, añade la investigación.

Además revela que los niños y adolescentes con sobrepeso tienen 70 por ciento de probabilidades de mantenerse obesos en su edad adulta. Actualmente, la población infantil realiza 70 por ciento menos actividad física que hace 30 años.

Al respecto, Ayala asoció el sedentarismo a factores como la inseguridad para que los niños salgan a espacios públicos a jugar, la proliferación y accesibilidad a juegos en video y a la falta de tiempo de los padres para fomentar la convivencia familiar.

Alrededor de 90 por ciento de las personas con obesidad no consideran que su problema sea factor de riesgo para su salud, dijo, por su parte, el doctor Agustín Lara Esqueda, director del gubernamental Programa del Adulto y del Anciano.

Lara Esqueda explicó que las campañas publicitarias del Ministerio de Salud pretenden sensibilizar a la población obesa para que de aquí a 2010 reduzca en general por lo menos en cinco centímetros el diámetro de la cintura de las personas, ya que ello permitirá abatir en un 30 por ciento el riesgo de muerte por enfermedades cardiacas.

Esta certera enfoca sus estrategias a crear conciencia entre los mexicanos sobre la problemática de la obesidad, a través de campañas y programas de gobierno como el Seguro Popular, que atiende gratuitamente a unas cinco millones de personas que están fuera de la seguridad social, y el plan Oportunidades, enfocado a la población que viven en condición de marginalidad.

También se estableció la Cartilla de Salud, mediante la cual se da un seguimiento puntual a las personas para que lleven un control periódico de peso y se realicen estudios para detectar diabetes, entre otros padecimientos.

El Ministerio de Salud, a través del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades, puso en operación el portal en Internet www.todoennutricion.org, que brinda asesoría a la población sobre qué y cómo comer sanamente, cómo llevar un control de peso y cómo realizar la medición de la cintura a fin de detectar sobrepeso.

Según las recomendaciones de los médicos, las mujeres que superen los 80 centímetros del diámetro de su cintura y los hombres 90 centímetros, deben acudir a una evaluación, porque podrían estar sufriendo de sobrepeso, que es uno de los factores condicionantes de la diabetes, un padecimiento grave que detectado de forma oportuna puede frenarse su evolución.

La diabetes, en su forma más común, Mellitas, es una deficiencia en la producción de insulina por el páncreas, lo que impide el almacenamiento en las células de la glucosa, y se manifiesta por el aumento de la presencia de este hidrato de carbono en la sangre.

Esta enfermedad, que afecta a casi 10 millones de mexicanos, es además una de las principales causas de discapacidad y muerte en el país. ***** + Instituto Nacional de Salud Pública (http://www.insp.mx/)

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=38259

0