Recomiendo:
0

Chile: Pescadores temen que planta de celulosa instale su desagüe en costa valdiviana

Fuentes: Ecoceanos News

La Confederación Nacional de Pescadores Artesanales (Conapach), señalo su temor de que el conducto de riles de la factoría de Celulosa Arauco de Valdivia sea re-orientado hacia el mar y llamó a sus organizaciones locales a estar alerta y prepararse para establecer una férrea oposición si los empresarios forestales del grupo Angelini plantean esta posibilidad. […]

La Confederación Nacional de Pescadores Artesanales (Conapach), señalo su temor de que el conducto de riles de la factoría de Celulosa Arauco de Valdivia sea re-orientado hacia el mar y llamó a sus organizaciones locales a estar alerta y prepararse para establecer una férrea oposición si los empresarios forestales del grupo Angelini plantean esta posibilidad.

Conapach, además celebró el cierre transitorio de esta planta procesadora y valoró los esfuerzos de organizaciones ciudadanas y de un sector del gobierno para impulsar que el Santuario de la Naturaleza del Rio Cruces, donde Celulosa Arauco descarga sus aguas servidas, comience a tener el estatus Montraux del sistema Ramsar de humedales en peligro.

Según Cosme Caracciolo, presidente de esta organización, «los pescadores y la comunidad local dieron una dura batalla en la década del ’90 para impedir que el ducto de descarga de aguas usadas en la planta de Celulosa sea instalado en la zona costera de Mehuin, pues iba a arruinar todos los ecosistemas costeros».

«Ahora vemos como esta compañía contaminó el santuario del río Cruces y se le responsabiliza por la muerte de los cisnes. Si el ducto hubiese sido instalado en la costa, quizás quienes estuvieran muertos ahora sería todo el ecosistema costero y la vida marina que sustenta con alimento y trabajo a los pescadores y demás personas que viven en el litoral» dijo el presidente de Conapach.

Por su parte el dirigente de la pesca artesanal de la costa valdiviana, Jaime Gallegos, afirmó que «ya existió un intento de la Celulosa de instalar su desagüe en la zona de Mehuin, pero las organizaciones de ese sector lo impidieron y lo volverán a impedir».

«En toda la costa valdiviana funcionan áreas de manejo de recursos bentónicos de erizos, lapas y locos, las cuales están funcionando bien y entregan gran cantidad de riquezas a los pescadores artesanales, y entonces esta planta no podría instalar su ducto de descarga de riles en este lugar», sentenció Gallegos.

La planta de Celulosa Arauco fue cerrada este martes luego que la Comisión Regional de Medio Ambiente de la Región de Los Lagos decidiera por unanimidad iniciar un proceso sancionatorio y estableció una medida cautelar que consiste en el cierre temporal de esta factoría.

Las razones que impulsaron esta decisión de la Corema son cinco y según el Intendente de la Región, Jorge Vives, el empresariado forestal debería tomar esta decisión «como una muy buena noticia». Agregó que «un país que cumple con su normativa ambiental es un país que puede exportar sin dificultades y la planta permanecerá cerrada hasta que se superen las dificultades que motivaron esta decisión».

Consultado Vives acerca de la inquietud del sector pesquero de pequeña escala que teme que las tuberías de desagüe de la Planta de Celulosa sean ahora instaladas en el sector costero, afirmó no tener antecedentes.

Razones del cierre

La autoridad regional dijo a Ecoceanos News que «estamos en presencia de una planta que tiene una capacidad instalada de producción superior a la autorizada ambientalmente, la autorización que se otorgó el año 1998 dice relación con un volumen de producción de 550 mil toneladas al año y ahora tiene una capacidad de producción que supera a las 550 mil toneladas»

Agregó que se «verificó que las temperaturas de las aguas tratadas al salir al río en diversas ocasiones han superado el margen permitido y se detecto un cambio en las fuentes de agua para proceso, conforme al Estudio de Impacto Ambiental, la empresa solo utilizaría aguas del río Cruces y pudimos detectar el uso de aguas de pozo para los procesos industriales, cuestión que no está evaluado ambientalmente»

El Intendente regional precisó que «también se detectaron parámetros que habían sido sobrepasados en materia de ácidos grasos y recínicos y se detecto el uso de una laguna de contención para derrames que no ha sido evaluada ambientalmente».

Con respecto a la presión de las ONGs que vinculan a esta compañía con la muerte de especies y contaminación de este ecosistema fluvial, Vives señalo que no existe vinculación entre la decisión de la Corema y la muerte de los Cisnes.

«Todavía no es posible establecer cual fue la causa de la muerte del luchecillo, alga que sirve de alimento a los cisnes. El Estudio que se le encargo a la Universidad Austral va a estar terminado en febrero y recién ahí vamos a poder determinar qué mató al luchecillo, por ahora no es posible establecer vinculación», dijo la autoridad regional.

Jorge Vives recalcó que «la decisión que hoy tomó la Corema no tiene que ver con la muerte de los cisnes en el santuario, sino que tiene que ver con incumplimiento por parte de la empresa que dicen relación con la resolución de calificación ambiental».

El intendente además defendió la labor de las oficinas estatales vinculadas con esta materia y llamó a tener confianza en la institucionalidad ambiental porque «siempre hay mecanismos que posibiliten desarrollar actividades productivas sin generar niveles de contaminación».

0