Recomiendo:
0

ACNUR y OIM piden una respuesta urgente y coordinada

Alarmantes condiciones de recepción de refugiados y migrantes en Melilla

Fuentes: Rebelión

La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, y la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, piden a las autoridades españolas que adopten medidas urgentes y coordinadas para dar respuesta a la situación cada vez más preocupante de las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes presentes en la ciudad autónoma de Melilla, tanto en el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) como en la Plaza de Toros.

En este momento el CETI duplica su capacidad, acogiendo cerca de 1.400 personas, incluyendo en torno a 150 niños y niñas, además de mujeres y personas altamente vulnerables con patologías y perfiles de riesgo ante la COVID-19. Muchas de estas personas han huido de la guerra o la persecución y algunas han solicitado asilo en España.

Ante la situación de sobreocupación crónica del CETI, las personas recién llegadas son acogidas en dependencias improvisadas totalmente inadecuadas, como es el caso de la Plaza de Toros. A pesar de los esfuerzos por parte de las autoridades, y frente a la ausencia de alternativas, las condiciones actuales de acogida hacen imposible practicar medidas de higiene y de distanciamiento social que permitan a los residentes protegerse frente a la COVID-19.

La aparición reciente de casos confirmados en el CETI, unida a las condiciones descritas y al confinamiento del centro, desencadenó el miedo de contagio y tensiones entre los residentes, siendo el origen de las protestas en el CETI desde el martes.

Conscientes de la complejidad de la situación, ACNUR y OIM reclaman urgentemente acciones concretas y coordinadas por parte de las autoridades competentes para mejorar las condiciones de recepción en Melilla de estas personas, a fin de garantizar una acogida digna de conformidad con los instrumentos legales específicos en vigor.

Ante esta situación, ambas agencias proponen poner en marcha un sistema de evaluación ágil, y poner en práctica las posibles alternativas aplicables a la mayor brevedad, como por ejemplo el traslado a la península de los solicitantes de asilo, el programa de retorno voluntario y reintegración o, cuando sea adecuado, la reunificación familiar.

Desde ACNUR y OIM reiteran a las autoridades su disposición para ofrecer nuestra experiencia y conocimiento técnico con el fin de ayudar a encontrar soluciones urgentes y dignas a los retos específicos a los que se enfrenta Melilla en los ámbitos de la protección internacional y migratorio, especialmente teniendo en cuenta los desafíos planteados por la COVID-19.

0