Recomiendo:
4

El poeta Joseba Sarrionandia visita Euskal Herria por primera vez en 36 años

Fuentes:

“Es un poco extraña esta sensación de superviviente”, indica el poeta en la revista Anboto.

Llevaba 36 años sin pisar Euskal Herria, desde que se escapó de la cárcel de Martutene el 7 de julio de 1985 escondido en unos bafles y que dio pie a una de las canciones más conocidas del grupo Kortatu (Sarri, Sarri), que han bailado varias generaciones. Joseba Sarrionandia ha vuelto a su pueblo, Iurreta, y ha concedido una breve entrevista a la revista local de la comarca, Anboto. En ella, el poeta le ha contado a su directora, Jone Guenetxea, su sentir actual: “Es un poco extraña esta sensación de superviviente”, y le ha hablado del presente con humildad, “no puedo dar explicaciones especiales de lo que veo, las cosas son desconocidas para mí”. 

Sin causas judiciales pendientes, Sarrionandia ha llegado en avión al aeropuerto de Loiu desde México, con escala en Madrid. “No conocía a la Ertzaintza, no he visto nunca ETB en directo, estoy sorprendido con tanta rotonda… Todo es muy diferente. Antes las cosas cambiaban cada cien años, en nuestra generación en diez años, y a ver si vemos lo siguiente, porque el modo de vida mundial cambia a gran velocidad”.

Ante la pregunta de cómo ha vivido ser una figura rodeada de misterio para los demás, el poeta asegura que “soy la persona más normal que conozco”, y que después de tantos años, ha echado de menos encontrarse con su padre, que murió hace unos años y no pudo verle en todo este tiempo. Tampoco ha podido ver a los viejos amigos y seres queridos que han faltado: “El tiempo se come a muchas personas”. 

Explica que ha visitado calles y lugares de su municipio y que ahora ve “limpia” el agua del río Ibaizabal. “Se ven patos en la orilla, hace 40 años estaba muy turbia, con el óxido y la espuma de muchas fábricas. Pero lo cierto es que llevamos en las venas el agua del río de nuestro origen, sea sucia o limpia”.

Joseba Sarrionandia es escritor, poeta y traductor al castellano del euskera. En 1985 fue encarcelado acusado de ser miembro de ETA y, tras su fuga, se exilió. En 2016 reapareció públicamente en La Habana (Cuba), donde vive actualmente.