Recomiendo:
0

Europa deja en manos de los Estados la prohibición de cultivos transgénicos

Fuentes: La Marea

El Parlamento Europeo aprobó este lunes una nueva ley que otorga a los Estados miembros nuevos poderes para prohibir el cultivo de organismos modificados genéticamente (OMG) en sus territorios. Por primera vez, se permite a los gobiernos prohibir categorías enteras de cultivos transgénicos. Sin embargo, según denuncian desde las asociaciones ecologistas Amigos de la Tierra, […]

El Parlamento Europeo aprobó este lunes una nueva ley que otorga a los Estados miembros nuevos poderes para prohibir el cultivo de organismos modificados genéticamente (OMG) en sus territorios. Por primera vez, se permite a los gobiernos prohibir categorías enteras de cultivos transgénicos. Sin embargo, según denuncian desde las asociaciones ecologistas Amigos de la Tierra, CECU, COAG, Ecologistas en Acción y PALT, esta decisión puede repercutir negativamente en el sector agrícola español con la entrada de nuevos transgénicos, puesto que el Estado también puede abrir la puerta a más variedades de OMG.

La divergencia de posturas en el seno de la Unión Europea acerca de la normativa que debe regular los transgénicos, con los países enfrentados en bloques, ha llevado a las autoridades europeas a no acordar una posición común y dejar en manos cada Estado el veto o la aceptación de nuevos cultivos de OMG. Por un lado, pese a que un transgénico cuente con la autorización de Bruselas, un país puede prohibir que se cultive en su territorio por razones de impacto ambiental, agrícola o socioeconómico. Por otro, la ley agiliza la tramitación de autorizaciones de nuevos transgénicos a nivel europeo, por lo que en los países proclives a este tipo de cultivos podría supondrá una mayor entrada de OMG.

Es el caso de España, donde se cultiva el 91% del maíz transgénico de toda Europa, según cálculos de la Comisión Europea. Concretamente del maíz transgénico MON810 de Monsanto, el único transgénico permitido hasta la fecha por la normativa comunitaria, y que han prohibido nueve países de la UE. Las asociaciones ecologistas se han apresurado en pedir a los Estados que hagan uso de esta nueva normativa para vetar el cultivo de organismos modificados genéticamente. «Aunque no es perfecta, esta nueva ley permite a los gobiernos cerrar la puerta a los cultivos transgénicos en Europa y cambiar la agricultura en una dirección más sostenible. Pedimos a los gobiernos nacionales que utilicen este nuevo poder para mantener los cultivos transgénicos fuera de sus países», señala Mute Schimpf, responsable de alimentación de Friends of the Earth Europe, la mayor red de grupos ambientalistas de Europa.

Los intereses de la industria

Sin embargo, Friends of the Earth Europe, así como asociaciones ecologistas en nuestro país, han criticado duramente que la normativa permita a los gobiernos pedir a las empresas de biotecnología una valoración sobre la prohibición o no de un cultivo OMG para tomar una decisión. En el caso de España, temen que los estrechos lazos del Gobierno con las empresas de biotecnología incrementen la incidencia de éstas en la valoración de las prohibiciones. No en vano, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, fue un alto cargo de la empresa de fertilizantes y productos químicos Fertiberia durante cerca de una década antes de entrar en el Gobierno.

«El Gobierno de España debe seguir la línea de los países europeos y representar de verdad a la ciudadanía y no a la industria biotecnológica, rechazando completamente el cultivo de transgénicos en el país», ha subrayado Liliane Spendeler, directora de Amigos de la Tierra España.

Fuente: http://www.lamarea.com/2015/01/14/europa-deja-en-manos-de-los-estados-la-prohibicion-de-cultivos-transgenicos/

0