Recomiendo:
0

Tras la bruma (de los lazos y DUI a mordidas y privilegios)

Fuentes: Rebelión

El gobierno de la comunidad catalana ha concedido el régimen abierto al ex dirigente de CDC Oriol Pujol, hijo este del ex presidente del gobierno autonómico catalán Jordi Pujol (también investigado por evasión de impuestos, cuentas offshore y cobro de comisiones ilegales, o mordidas). Oriol Pujol fue condenado a la pena de dos años y […]

El gobierno de la comunidad catalana ha concedido el régimen abierto al ex dirigente de CDC Oriol Pujol, hijo este del ex presidente del gobierno autonómico catalán Jordi Pujol (también investigado por evasión de impuestos, cuentas offshore y cobro de comisiones ilegales, o mordidas). Oriol Pujol fue condenado a la pena de dos años y medio de cárcel por el cobro ilegal de comisiones en el caso ITV tras admitir el cobro de 443.660 euros en mordidas por trabajos inexistentes que su esposa Anna Vidal «facturaba» a su amigo, el empresario Sergi Alsina,

Oriol Pujol que cumple condena después de que hiciera un pacto con la fiscalía anticorrupción, con lo que evitó ser juzgado por un jurado popular, recibe la gracia del régimen abierto tan solo después de dos meses de su ingreso en prisión. Todo muy legal, ya que, se cumplen los requisitos de la propuesta de la Junta de Tratamiento de la cárcel Brians 2.

Podrá ser legal, pero, una vez más, estamos ante trato de favor para delincuentes que forman parte de las llamadas elites. Trato de favor en todas las instancias e instituciones por ser hijo de quien es, y pertenecer a la clase enriquecida -no olvidar su esfuerzo personal-, a pesar de incumplir las leyes que las propias elites legislan. Esta gente se mueve en círculos de Poder que les permite -al ser pillado inexcusablemente-, mover contactos para minorar la condena, no ser juzgado por gente no perteneciente a su clase/casta, y volver a mover los contactos para salir pronto de la cárcel.

Nada nuevo; este caso reúne, además, que se aprovecha el momento de cansancio producido por juicios nacionalistas en los que nadie se responsabiliza de nada -y anecdotario con lazos y pancartas-, para mover hilos procurando que no se produzca mucho escándalo.

Esto es posible porque la defensa de los privilegios por los privilegiados -que estos intentan ocultar tras las nieblas de ideales patrios/nacionalistas, y hechos diferenciales (siempre xenófobos y racistas)-, une como clase/casta dentro del Estado, da igual a que territorio o país se pertenezca por nacimiento o adopción, más cuando la ideología y apoyo institucional es determinante para la conservación de privilegios, para lo que es necesario que el conservadurismo se imponga, siendo esto más fácil en época de regresión económica, que propicia auges nacionalistas y voto conservador.

Las elites político/financieras saben bien que se tienen que proteger entre ellos, aun cuando se produzca la lucha de dos nacionalismos rancios y corruptos en confrontación por parcelas de Poder y su deseo de hacer olvidar su implicación directa a titulo de beneficiados/financiados con la corrupción/saqueo de lo público a través de partidos políticos en los gobiernos, y empresarios modélicos. Como se puede colegir, capitalismo en defensa de lo suyo.

Esta realidad no impide que se exija la responsabilidad personal. Todas las instituciones son representadas por personas, es verdad, como lo es, la acción de la Justicia, institución desde la cual, los jueces y fiscales, ideológica y económicamente posicionados, formando parte del Poder, aplican leyes no neutras, pactan acuerdos favorables a los suyos, y legitiman tales acciones, exigiendo a la vez -más allá del derecho y la propia ley-, acatamiento y sumisión a la población, firmando condenas salvajes contra quien protesta y decretando libertades para los de su clase pillados en delito.

No se vive en democracia mientras se transcurra bajo las decisiones de una élite oligopólica en condiciones de fuerza, de violencia, aunque esta tenga la aceptación de la mayoría votante, y por tanto, de la imposición consentida de la razón de Estado como política de control de la economía/política/sociedad.

Y la Ley Mordaza continua vigente después de cuatro años y dos gobiernos con diferentes siglas.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0