Recomiendo:
0

Boicot al concierto de Noa en el Teatro Victoria Eugenia de Donostia

Fuentes: Askapena

Ayer a la noche, por segundo día se realizó una concentración de protesta en Donosti por el concierto de Noa. Además 4 personas interrumpieron el concierto en su primera canción (el primero de los conciertos fue solo para ‘invitados especiales). Las 4 personas llevaban carteles que decían ‘Israeli Boikota Palestina Askatu’ (Boicot a Israel, libertad […]

Ayer a la noche, por segundo día se realizó una concentración de protesta en Donosti por el concierto de Noa. Además 4 personas interrumpieron el concierto en su primera canción (el primero de los conciertos fue solo para ‘invitados especiales).

Las 4 personas llevaban carteles que decían ‘Israeli Boikota Palestina Askatu’ (Boicot a Israel, libertad para Palestina!) y se levantaron gritando consignas y haciendo interrumpir la música. En ese momento ertzainas vestidos de paisano se abalanzaron contra estas personas y las sacaron del teatro por la fuerza (tirando de los pelos, retorciendo brazos y arrastrandolas por el suelo). 3 de ellas fueron identificadas y les comunicaron que les abrirían un atestado. Además hubo una cámara de la organización que en todo momento estuvo grabando la protesta exterior. La gente de la concentración fue a expresar a la organización que no tenían derecho a tomar imágenes de las personas sin su consentimiento, sin embargo la respuesta de la organización fue, entre risas, que no les iban a devolver la cinta. A todas las personas que entraron al concierto tanto el miércoles (150) como el jueves (no se llenó, pero entorno a 700), se les interpeló sobre su acto mediante la entrega de la carta escrita por Noa a los palestinos tras la masacre de Gaza, y la lectura del concierto que se hace desde la iniciativa Israeli Boikot! Reflexión

Donostia Kultura -Patronato de Cultura del Ayuntamiento de Donostia- no ha querido suspender los conciertos de la cantante israelí sionista Noa.

De esta manera ha dejado sin ningún tipo de valor, como papel mojado, como palabras que lleva el viento, la declaración que el mismo ayuntamiento realizó el 13 de Enero denunciando la agresión israelí y pidiendo al ‘gobierno’ que suspendiera relaciones con Israel por la masacre de Gaza. ¿Para que valen esas palabras si luego contratan a una cantante que representará a Israel en Eurovisión? Habrá quien diga que la música es música y que los artistas tienen derecho a dar a conocer su obra. Sí. Pero también es derecho de las y los donostiarras no abrir las puertas de su teatro a una israelí que pone la responsabilidad del genocidio palestino sobre el pueblo palestino.

Escribimos una carta a Noa, que al ayuntamiento ha tomado compromiso de entregarle, en la misma le invitábamos a que llenará de contenidos esa ‘paz’ que tanto nombra:

-¿Aceptas el derecho de las y los refugiados palestinos de volver a casa? -¿Aceptas que los ciudadanos palestinos que viven en Israel sean dueños de todos los derechos civiles y políticos?

-¿Aceptas que Israel devuelva todas las tierras palestinas ocupadas ilegalmente?

-¿Aceptas el derribo del muro del Apartheid?

Lo único que Noa contesta a estas preguntas es el derecho de defensa de Israel, que el cáncer no está en Israel, sino en Palestina, en el fanatismo de Hamas, que ellos son los responsables de los últimos 1300 muertos y muertas, del bombardeo de escuelas y sedes de la ONU, del fósforo blanco del ejército de Israel, de la respuesta mediante tierra, mar y aire a el lanzamiento de cohetes caseros. Según Noa el fanatismo está en Palestina.

En vano le recordaremos que son 10 los grupos que han luchado en la resistencia (incluídos gupos de izquierda), en vano recordarle que el sino del pueblo palestino ha sido el mismo, independientemente de encaminarlo en la OLP, en el FPLP, de ser musulmán o cristiano. A los ojos de Israel solo hay un palestino bueno: el que acepte la ocupación de su tierra y la desaparición de su pueblo, cual manso corderito. No se puede invitar a Noa a cantar, mientras no tome una postura clara y contraria en contra del genocidio de un pueblo, la cuestión no es si Noa es de derechas o izquierdas, la cuestión es que ella apoya la ocupación de Palestina por parte de Israel, que está en contra del retorno de los más de 5 millones de palestinas/os a sus casas, que comparte con tranquilidad el hecho de que sus ‘compatriotas’ palestinos que viven en Israel sean ciudadanos de segunda marginados racialmente (por mucho que cante con Mira Awad), que comparte las colonias, el muro del aparteheid, la última masacre de Gaza… ¿no es eso estar a favor del genocidio de un pueblo?

El ayuntamiento de Donostia tiene credibilidad «0»: pide suspensión de relaciones con Israel a ‘otros’ y trae al elegante Victoria Eugenia a Noa.

Una vez más frente al colaboracionismo de las instituciones, ha sido la sociedad civil la que ha cogido el testigo de la solidaridad, vosotras y vosotros que acudistéis a las concentraciones, vosotras y vosotros que repartistéis información a los ‘espectadores’, y, sobre todo, vosotras y vosotros que interrumpisteis el concierto e hicisteis anormal la anormalidad. Gora zuek! Esperamos que ni el ayuntamiento de Donosti, ni ninguna otra institución vasca vuelva a contratar a ningún representante sionista cultural, deportivo, económico, académico o político de Israel. Fuera el sionismo de Euskal Herria!

*»¡Adiós y ni vuelvas!», en euskera.

Enlace con el original: http://askapena.org/?q=es/node/267

0