Recomiendo:
0

Construir un nuevo espacio político mizrají en la política israelí

Fuentes: 972mag

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Los judíos orientales -mizrajíes-, como gran parte del público judío-israelí, se están hundiendo en una especie de fortaleza nacionalista. La clave del cambio se puede encontrar en una alianza con los palestinos.

Partidarios del partido Likud en un mitin en apoyo del Primer Ministro Benjamin Netanyahu, mientras él y su esposa enfrentan investigaciones legales, Tel Aviv, 9 de agosto de 2017. (Tomer Neuberg / Flash90)

Después de haber destruido eficazmente al Partido Laborista Israelí, llevándolo a un nivel sin precedentes en las últimas elecciones, su presidente Avi Gabbay anunció el jueves que abandona la política. El líder de Kulanu, el político centrista Moshe Kahlon, llegó arrastrándose encuatro patas al Primer Ministro Netanyahu después de que él también se estrellara en las elecciones. Orly Levy, quien se separó de la derecha de Avigdor Liberman -Yisrael Beiteinu- para formar el partido centrista Gesher, ni siquiera superó el umbral de las elecciones.

El sol parece haberse puesto sobre tres de los políticos mizrajíes más prometedores de Israel. ¿Pero los resultados de las elecciones señalan el final de la política de miembros de esa comunidad? ¿Quedan políticos mizrajíes en primeros puestos políticos?

El problema de los mizrajíes en Israel se encuentra en una difícil situación al estilo catch-22: es un tema popular de acalorado debate público, pero apenas hace mella en el momento de las elecciones. Por lo general los candidatos mizrajíes consideran su origen étnico como un activo electoral siempre que les ayude a ser vistos como «parte del pueblo», una de las imágenes más abrumadoras que se aplican a los mizrajíes.

No solo los pobres

Para ser justos, la historia de Orly Levy es ligeramente diferente. Se las arregló para improvisar una excelente lista feminista dirigida por mujeres que incluía a varias activistas mizrajíes veteranas. Pero Levy es vista como una política de ese sector principalmente porque se dedica a los problemas sociales, lo que lleva a otra trampa 22: en general se considera el problema de los mizrajíes como sinónimo de temas de clase social.