Recomiendo:
0

Armas no-convencionales despedazan a la gente de Gaza

Después del uranio empobrecido, explosivos de tungsteno

Fuentes: Global Research,

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

El doctor Mads Gilbert es miembro de un equipo de triage médico presente en la sitiada Franja de Gaza. El equipo ha denunciado que Israel ha utilizado armas de uranio empobrecido en su guerra contra el empobrecido territorio que alberga a 1,5 millones de palestinos. Ha descrito las condiciones dentro de Gaza en una exclusiva entrevista con Press TV.

Press TV: ¿Qué nos puede decir sobre las conclusiones respecto al uranio?

Dr. Mads Gilbert: No puedo decirle mucho respecto a nuestras conclusiones sobre el uranio, pero puedo decirle que tenemos evidencia concreta de que los israelíes están utilizando un nuevo tipo de armas muy explosivas que son llamadas Explosivos de Metal Inerte Denso (DIME) que son hechas de una aleación de tungsteno.

Esas armas tienen un enorme poder cuando estallan.

El poder de la explosión se disipa muy rápido y la fuerza no llega lejos, tal vez a 10 metros, pero los seres humanos que son impactados por la explosión, por esa ola de presión, son despedazados.

Esto fue utilizado por primera vez en el Líbano en 2006, fue usado aquí en Gaza en 2006 y las heridas que vemos ahora en Shifa [Hospital], muchas, muchas de ellas sospecho y todos sospechamos son por el efecto de armas DIME usadas por los israelíes.

A largo plazo, esas armas tendrán un efecto cancerígeno sobre los que sobreviven. Desarrollarán cáncer, sospechamos. Hay muy poca investigación al respecto, pero alguna investigación ha tenido lugar, entre otros sitios, en EE.UU., que muestra que esas armas tienen una elevada tendencia a desarrollar cáncer. Así que matan y los que sobreviven arriesgan de tener cáncer.

Press TV: ¿Y qué nos dice al respecto?

Dr. Mads Gilbert: Todo lo que está sucediendo ahora aquí en Gaza viola el derecho internacional, va contra la humanidad y pienso que va en contra de lo que significa ser una persona decente. No se trata a otros de esta manera. Incluso si uno está en desacuerdo con él… tal vez incluso si uno lucha contra ellos, no se trata a civiles, mujeres y niños de esta manera.

Y tengo un llamado a los doctores y enfermeras israelíes. Son mis colegas. Pertenecemos a la misma comunidad internacional, la comunidad médica. Deseo que los buenos doctores y enfermeras en Israel digan a su gobierno que detenga estas atrocidades. No podemos continuar con esto. Podemos diferir en opiniones, pero no podéis tratar a la población civil palestina de Gaza de esta manera.

Hoy, estuvieron bombardeando la Ciudad de Gaza; recibimos a 150 heridos y más de 50 muertos.

Press TV: ¿Sólo en Shiga?!

Dr. Mads Gilbert: Sí, aquí en Shifa. Traté a un niño de diez años. Tenía todo su pecho lleno de fragmentos de la bomba. En su regazo había la pierna de otra persona que había sido cortada. Lo resucitamos e hicimos todo lo que podíamos por salvar su vida, pero murió entre nuestras manos.

Es una experiencia tan terrible y detrás de las cifras sobre las que se informa todo el tiempo, hay seres humanos, familias, mujeres, abuelas, niños. Ésa es la realidad en esta situación. Los que están pagando el precio por los bombardeos israelíes son ahora la gente común, el pueblo palestino.

La mitad de la población en Palestina tiene menos de 15 años y un 80% de la gente en Gaza vive bajo el nivel de pobreza definido por la ONU. Ahora no tienen alimentos, no tienen electricidad. Hace frío y no tienen calor y además de todo eso, los matan.

Hay que detener esto.

Press TV: ¿Cuánta gente ha visto que ha sido afectada por esta arma?

Dr. Mads Gilbert: Casi todos los pacientes que hemos recibido tienen estas severas amputaciones. Parecen haber sido afectados por este tipo de arma. Por cierto, tenemos muchas heridas por fragmentos y quemaduras, pero aquellos a los que han cortado las extremidades, constituyen una proporción bastante grande.

Usted sabe que tenemos mucho que hacer. Los doctores, enfermeros y paramédicos palestinos hacen un trabajo increíblemente heroico para salvar a su gente. El doctor Erich y yo somos sólo una pequeña gota en el océano, pero aprendemos de ellos. Por desgracia, no tengo tiempo para investigar, tenemos que salvar vidas, pero este problema debe ser investigado por la comunidad internacional.

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=11636

0