Recomiendo:
0

Estados Unidos pretende silenciar logros de Cuba en lucha VIH/SIDA

Fuentes: PL

La embajadora Ileana Núñez dijo ante la Conferencia del VIH/SIDA, que termina hoy aquí, que Estados Unidos impidió la participación en esta cita del ministro cubano de Salud, José Ramón Balaguer. «El no está aquí junto a nosotros al no haber recibido la visa necesaria del Gobierno de Estados Unidos». «Una vez más, las autoridades […]

La embajadora Ileana Núñez dijo ante la Conferencia del VIH/SIDA, que termina hoy aquí, que Estados Unidos impidió la participación en esta cita del ministro cubano de Salud, José Ramón Balaguer.

«El no está aquí junto a nosotros al no haber recibido la visa necesaria del Gobierno de Estados Unidos».

«Una vez más, las autoridades del país sede han incumplido su obligación de facilitar la participación de un Ministro de un Estado miembro de las Naciones Unidas», agregó la diplomática.

Afirmó que Cuba rechaza cualquier medida discriminatoria que se le pretenda imponer y exige el respeto pleno a los derechos soberanos conquistados por su pueblo, en dura lucha frente a las pretensiones de dominación imperialista.

La Embajadora afirmó que el gobierno de Washington pretende silenciar los elocuentes logros de Cuba en la lucha contra el VIH/SIDA, a pesar del genocida bloqueo impuesto por los propios Estados Unidos.

Pretende igualmente, añadió, silenciar la cooperación desinteresada y solidaria de Cuba con el Tercer Mundo en la lucha contra ese grave flagelo, lo cual -aseguró- no conseguirá.

El discurso del ministro Balaguer, leído por la Embajadora, se refiere al éxito del Programa Cubano para la Prevención y Control del VIH/SIDA, implementado desde 1986.

Ese programa está integrado por componentes de educación, prevención, diagnóstico, vigilancia epidemiológica, atención e investigaciones.

Explica que esto ha sido posible por el compromiso político y la prioridad otorgada por el Estado cubano a la salud de la población y, además, por la existencia del Sistema de Salud, caracterizado por su universalidad, gratuidad y accesibilidad.

También ese sistema tiene como distinción la participación social y comunitaria.

Cuba ha logrado encarar los efectos de esta pandemia pese al férreo bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, expresa el pronunciamiento.

Dijo que esa situación dificulta el acceso a la mayoría de nuevos medicamentos, producidos por empresas o subsidiarias norteamericanas, y añade que «las leyes de ese bloqueo genocida imposibilitan mantener relaciones económicas y comerciales con mi país».

El Ministro informa que, al concluir el año 2005, en Cuba vivían cinco mil 532 personas con el VIH/SIDA, de las cuales mil 450 son enfermos y que hasta el momento fallecieron mil 338.

Agrega que después de 20 años de epidemia, la prevalencia en la población cubana de 15 a 49 años es de 0.09 por ciento y que en 2001 se implementó el tratamiento antirretroviral con acceso universal totalmente gratuito.

A partir de ese momento comenzó a reducirse la mortalidad por esta causa y desde 2003 se inició el descenso del número de enfermos de SIDA.

En el contexto del enfrentamiento internacional a la epidemia del VIH/SIDA, el ministro recuerda que Cuba ha ofrecido cooperación a países en desarrollo en materia de formación de recursos humanos y atención médica.

Puntualiza que actualmente existen 29 mil 223 médicos y trabajadores de la salud cubanos en 70 países que participan en acciones de lucha contra el SIDA en comunidad de Africa, América Latina y el Caribe.

«Además se encuentran estudiando en Cuba 17 mil 495 becarios de 17 países y las Brigadas Médicas Cubanas en el exterior contribuyen a la formación de 536 jóvenes en sus propios países».

Balaguer estima que la cifra de 22,1 millones de millones de dólares necesaria para enfrentar esta epidemia hasta el 2008 no debe ser considerada exagerada.

Al respecto dice que se requiere educar a la población en aspectos de prevención, en la promoción de estilos de vida saludables, en garantizar el tratamiento antirretroviral gratuito, en crear la infraestructura sanitaria para llegar a cabo esas acciones.

También, agrega, en incrementar las investigaciones para lograr medicamentos más eficaces y una vacuna.

La intervención del ministro cubano recuerda que hace cinco años en el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA Cuba dijo que ningún país está libre del SIDA.

«Unos pocos -privilegiados y ricos- han logrado reducir la mortalidad con medicamentos de alto e irracional precio», dice.

«Otros muchos -desafortunados y pobres- asisten a una pavorosa reducción de la expectativa de vida de sus pueblos y a un decrecimiento demográfico que los puede llevar a la extinción», agrega.

El discurso de Balaguer leído por la Embajadora Núñez insiste en que la única cura posible «es que pongamos los infinitos recursos de que dispone el planeta al servicio de la humanidad, sin mezquinos intereses comerciales ni egoísmos nacionales».

0