Recomiendo:
2

[Crónicas sabatinas] ¡Por nuestra fraternidad! ¡Contra los liantes!

Fotografía (en blanco y negro) de final de curso en .Cat (y III)

Fuentes: Rebelión

Para Jordi Torrent, compañero del alma, compañero, amigo libertario. ¡Que la tierra te sea leve, camarada!

Cuando la herida ya no duele, duele la cicatriz.

Bertolt Brecht [1]

Eva Legio Quigely hace videos (nos conocimos hace 10 años con el tema de los recortes). Está haciendo minidocumentales sobre las historias de la gente y el Covid. Es muy emocionante. Pero ha encontrado que entre sanitarios que quieren contar sus historias casi todos tienen miedo de perder su trabajo. Muy fuerte.

Clara Valverde (2020) [2]

Cataluña refleja que hemos podido contener los brotes pequeños y es la demostración que si tenemos transmisión comunitaria, los sistemas no están preparados. En Cataluña se ha visto que falta personal, faltan epidemiólogos y expertos en salud pública, no hay suficientes y no se están contratando. Y la coordinación, la recogida de datos, son poquísimos, y están trabajando miles de horas.

Helena Legido-Quigley (2020)

El virus es un golpe a la globalización tal como el capital la ha entendido. Un golpe a la especialización en las cadenas de producción, a los “monocultivos” de las economías nacionales, sea el turismo de masas en países como España o la actividad exportadora (de automóviles) de Alemania. La pandemia contiene una advertencia a favor de la diversificación, la suficiencia y la proximidad. Una advertencia que revaloriza la agricultura moderna, es decir, ecológica y regenerativa, de nuestro entorno, la sanidad pública y el sector público en general. Da argumentos y carga de razones al Estado, al poder público, frente al poder empresarial y la privatización. Cuestiona una economía basada en la locura de la extrema movilidad-contaminación, en el frenesí de la búsqueda del menor coste salarial, de la santificación del low cost. Golpea a un modo de vida excesivo, obeso y acelerado que la digilatización comercializada, con sus estreses, profusión de tesis, informes y pensamientos en doscientos caracteres y 20.000 likes digitalizados por minuto que jalonan la expansión de la estupidez moderna. Recuerda que éramos 1.000 millones en 1800 y ahora somos casi 8.000 millones lo que da un gran sentido a la tan denostada (en Occidente) política china de contención demográfica. Del problema de la España vacía al lujo del vacío. Añoranza de los grandes espacios deshabitados o poco poblados. Los ruidosos depredadores somos demasiados. Y suicida es nuestro frenético e incesante movimiento que marca rayas de queroseno en el celo… Por todo eso, sabemos que después de esta pandemia no debería haber “regreso a la normalidad”, porque ha sido, precisamente, esa normalidad de nuestras condiciones de vida lo que ha propiciado la pandemia.

Rafael Poch de Feliu (2020) [3]

Las referencias de la versión ampliada al final de todo.

A modo de preámbulo y para abonar nuestra memoria que acostumbra a ser frágil, muy frágil (Cernuda: Recuérdalo tú/ y recuárdeselo a otros): “Todos los disparates indepes durante la pandemia. Del «España es paro y muerte» al «de Madrid al cielo» o que no habría habido «tantos muertos» de la consellera Budó”. https://sociedad.e-noticies.es/todos-los-disparates-indepes-durante-la-pandemia-131677.html. ¡La ideología del nacional-secesionismo en estado puro, sin caretas!

Un comentario de Joaquim Coll sobre el gobierno de los mejores (quin riure, quin riure!) y sus praxis que también conviene recordar:

Sobre las condiciones infames de los temporeros se ha hablado mucho a lo largo de estas semanas, pero no tanto del hecho que el Govern de Artur Mas con su engreído ‘Govern dels millors’ desmanteló las oficinas móviles, las ayudas y los convenios con las entidades agrícolas que a partir de 2005-2006 había desplegado el entonces consejero socialista Josep Maria Rañé, evitando el trabajo irregular y los alojamientos indignos de los temporeros. Esta es una prueba de que nuestro autogobierno es potente si se gobierna bien. Pero no solo Mas, tampoco Carles Puigdemont ni Torra han tenido el más mínimo interés en gestionar bien sus competencias, que no son pocas, ni sus enormes recursos, nada menos que 46.000 millones en el último presupuesto, ya que el comodín secesionista es siempre el mismo: centrifugar las culpas de todo hacia Madrid. Eso sí, los medios de la Generalitat se han puesto enteramente desde 2012 al servicio del procés.

Sobre la realidad-real de .Cat en la que seguimos inmersos:

1. Pablo Linde, “Cataluña es la demostración de que los sistemas no están preparados”. La experta en salud pública Helena Legido-Quigle (Universidad Nacional de Singapur) cree que falta personal para el rastreo. https://elpais.com/sociedad/2020-07-12/cataluna-es-la-demostracion-de-que-los-sistemas-no-estan-preparados.html

2. Joaquim Coll, “Estallido de desconfianza”. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/torra-caos-lleida-estallido-desconfianza_367236_102.html

3. Celeste López, “La inversión en Atención Primaria en Catalunya cayó en los últimos diez años un 24%.” Es la comunidad que más ha reducido su presupuesto en el nivel asistencial principal para luchar contra la Covid-19 de toda España. https://www.lavanguardia.com/vida/20200715/482325836343/amnistia-inversion-sanidad-atencion-primaria.html

4. Laia Vicens, “Catalunya lidera la contractació de professors associats i s’aboca a la «precarització» de la universitat.” Un estudi constata que el 44% dels docents són a temps parcial, mentre que a l’Estat [es decir, España] ho són el 25%. https://www.ara.cat/societat/Catalunya-espectacular-professors-associats-universitat_0_2489751095.html.

5. Con protagonistas destacados: Pol Pareja, “El Govern de Artur Mas autorizó un vertedero en terreno protegido y sin concurso que gestiona el ex socio [Gustavo Buesa] de Jordi Pujol Jr.” https://www.eldiario.es/catalunya/govern-autorizo-vertedero-terreno-protegido-concurso-gestiona-exsocio-jordi-pujol-jr_130_6094271.html. Sólo entre 2007 y 2009, Don Gustavo donó más de medio millón de euros a CDC y realizó dos préstamos de 50 mil euros a Unió cuando el partido de Duran i Lleida tenía problemas de tesorería. Lo reconoció años después el propio empresario.

6. “Trabajadores auxiliares de Nissan trasladan sus protestas ante la Generalitat y el Congreso”. Los sindicatos cifran en 22.000 los puestos de trabajo de empresas de proveedores y subcontratos que actualmente están en peligro. https://www.eltriangle.eu/es/actualidad/economia/trabajadores-auxiliares-de-nissan-trasladan-las-suyas-pro_106707_102.html

En la tercera (y última) fotografía en blanco y negro de fin de curso en .Cat, rige una ley, filosófica, antidialéctica y plotiniana, muy presente en algunas (pocas afortunadamente) comunidades humanas y en determinados momentos (sin límites muy definidos). La podemos llamar la “ley del todo igual”: “Todo es uno y lo mismo. Nada fluye, lo ‘esencial’ permanece intacto. La vida sigue exactamente igual en beneficio de los de siempre. Pero, sin embargo…”

Desde una perspectiva crítica dirán probablemente que nada de eso, que el futuro está abierto, como señaló el intelectual orgánico de Miss Thtacher, y que no hay leyes deterministas ni inexorables en asuntos sociales o históricos. Ni en primera ni en segunda ni siquiera en última instancia. Vale, en general de acuerdo, pero…

Pero en nuestro presente, que inmediatamente es pasado, en nuestro futuro más próximo, cuando menos en .Cat y sin olvidar que el tiempo de coronavirus puede alterar todo o casi todo (no, en cambio, su programa nacional-secesionista ni su hispanofobia que permanecen y permanecerán inalterados), el marco general de la situación que seguimos viviendo no parece presagiar cambios ni a corto ni a medio plazo. La vida, su vida, sigue, y probablemente siga, muy igual.

Seguirán organizando todos los pollos ‘contra España’ que puedan (sin importar consecuencias) en estos tiempos de incertidumbre e inquietud. Los que llaman presos políticos (¡un sector de la izquierda, catalana y española, también los ha llamado y llama así!) están a punto de conseguir una situación casi inmejorable y en tiempo récord. En el 11S montarán (en la medida de lo posible por la COVID-19) el numerito de cada año (con la presencia, incomprensible, de un sector de la izquierda en unas celebraciones que no deberían ser suyas) y volveremos de nuevo a la historia-ficción de 1714. La más que probable inhabilitación de Torra (no queda otra) les servirá para abonar, de nuevo, su victimismo, eje central de su política: ¡nos persiguen, dirán, nos acechan implacables, no nos dejan hacer lo que nos da la gana! TV3 seguirá siendo lo que es, la televisión del Régimen .Cat, para escándalo de algunos de sus trabajadores. Se convocarán elecciones autonómicas (las llaman nacionales) y con la ayuda de una ley electoral no proporcional (que nunca han tenido intención de cambiar, ¡menudo chollo para ellos!) y con la fuerte movilización (incentiva) de sus gentes (¡que suelen ir a piñón fijo y a toque de corneta!) podrán conseguir de nuevo una mayoría absoluta parlamentaria. Y dirán, como dijeron el 27S de 2015, que han ganado aunque hayan perdido. Y vuelta a empezar, juegue o no juegue ERC con otros cromos y aliados.

Así, pues, lo de siempre: nación y más nación, construir país, secesión, Cataluña first, estamos oprimidos (más oprimidos que nunca), Catalonia is not Spain, deseamos la libertad, viva el 1-O, nos expolian fiscalmente, con nuestro muro estaríamos mucho mejor, España nos odia,… De nuevo, pues, el nacional-secesionismo y todas las ventajas anexas, muy pero que muy “materiales”: conexiones, sueldazos, redes familiares y clientelares, dirección del territorio, negocios, negocios y más negocios, ventajas para los suyos, redes de promoción, todo ello en el puesto de mando. Aquí només manem nosaltres! Nosaltres som els catalans de debò!

Algunos hablan del régimen del 78. Para regímenes, nada más ajustado al concepto que el Régimen .Cat de 1980 en adelante (especialmente en esta última década).

Por debajo, y como ha ocurrido en estos últimos años, una sociedad escindida, millones y millones de personas (en su concepción, no propiamente catalanes o cuanto menos no catalans-fetén, no de primera división) que solo cuentan en sus cuentas como fuerza de trabajo (de los trabajos más duros y mal pagados y desde décadas), la imposición de su marco político-cultural y lingüístico en escuelas, en TV3Régimen, en las instituciones, en los sindicatos, en los partidos. En todas partes, intentando dominarlo todo. Lo de siempre, lo de estos años, con el apoyo o pasividad en muchos momentos (que no son pocos) de un amplio sector de las izquierdas catalanas y españolas.

¿Qué hacer en estas circunstancias? La pregunta del millón o del billón. No lo sé. ¿Quién lo sabe? No se me ocurren ideas nuevas: agruparse, organizarse, no desesperar, apoyo mutuo, mucho apoyo, nada de traslados a otras comunidades, nada de irse, plantear batallas cuando sea posible, convencer si se puede, estudio y seminarios de formación, acciones cuando sea posible, contarse historias, todas las historias que seamos capaces de contar, plantar cara (que no es fácil), romper su relato mil pedazos, no creerse ninguno de sus cuentos, pensarlo todo críticamente, no arrugarse, intentar construir una organización de izquierda no nacionalista, trabajar en los sindicatos, apoyar a las formaciones y asociaciones no nacionalistas, dar batallas anti-nacionalistas en las organizaciones de las que formamos partes… No desesperar. Nunca.

Por debajo de todo, la posición negrinista de hace 81 años, que vuelve a tener actualidad: resistir es vencer. No nos queda otra por el momento. En esa estamos, en esa debemos estar: resistiendo. ¡No vamos a permitir que nos aplasten!

*

Les he aburrido durante muchos años (nueve, diez, ni yo mismo lo sé) y ya está bien. De nada en demasía y esta vez ha sido demasiado. Con esta breve y algo deslucida crónica sabatina doy por finalizada la serie. Muchas gracias por su paciencia, por su interés y por sus comentarios. También por sus ánimos.

Vuelvo en septiembre, no semanalmente, y con textos breves: media página, una página, no más. Contándoles lo que sea esencial para mí. Palabra de barcelonés (medio oscense y muy andaluz y madrileño) jubilado.

*

Las referencias de la versión ampliada:

1. http://slopezarnal.com/fotografia-en-blanco-y-negro-de-final-de-curso-en-cat-y-iii-1/#more-1307

2. http://slopezarnal.com/fotografia-en-blanco-y-negro-de-final-de-curso-en-cat-y-iii-2/#more-1309

3. http://slopezarnal.com/fotografia-en-blanco-y-negro-de-final-de-curso-en-cat-y-iii-3/#more-1311

Notas

1) Tomado de Robert Cohen, El exilio de las mujeres atrevidas, Madrid: La Oveja Roja, 2018, traducción de Jesús de la Hera, p. 7.

2) Comunicación personal, 12 de julio de 2020.

3) Tomado del epílogo del autor a Javier Couso Permuy y Laura Pérez Rastrilla, En pie de calle. Reflexiones para tiempos convulsos, Madrid: Foca, 2020, pp. 154-155.

2