Recomiendo:
0

Hacia una nueva era: Tribunal Monsanto

Fuentes: Ecoportal

En esta gacetilla compartimos: el fracaso del algodón Bt en India y del Dicamba en los EE.UU., la batalla europea por el glifosato, algunas noticias de los testigos del Tribunal, la creación de la ONG «Justicia Pesticidas» y el documentario «making of sobre el Tribunal Monsanto».

2017 ha sido el año de una gran y creciente oposición a Monsanto y a las empresas venenosas que intentan controlar nuestro sistema alimentario. La opinión legal planteada por el Tribunal de Monsanto fue un punto culminante. Por primera vez, las víctimas de Monsanto de todo el mundo se reunieron y convencieron a un panel de jueces internacionales de que la empresa está violando los derechos humanos básicos. No conseguimos detener la reautorización del glifosato en la Unión Europea, pero en lugar de conseguir luz verde por un período de 15 años, Monsanto obtuvo un permiso de 5 años. Francia e Italia están debatiendo la posibilidad de eliminar el herbicida durante tres años. Un impresionante millón y medio de personas firmaron la iniciativa ciudadana y las discusiones sobre el comportamiento de Monsanto salieron en las noticias de muchos países. Un caso judicial de víctimas de glifosato en los Estados Unidos condujo a la liberación de los «papeles de Monsanto» que demuestran que Monsanto está manipulando la ciencia, la prensa y la política. Más documentos y pruebas de la mala conducta de Monsanto se difundirán en la primavera 2018.

Mientras tanto, los «cajeros automáticos» de Monsanto están paralizados. La introducción de sus nuevos cultivos transgénicos resistentes Dicamba se convirtió en un desastre ya que 3.6 millones de acres de cultivos (1,5 millones de hectáreas) son dañados por la difusión de plaguicidas. Más de 1.000 agricultores en los EEUU ya están demandando a la empresa por los daños. La nueva generación de cultivos Bt luchando supuestamente contra los insectos ha fracasado en India. La resistencia a las malezas y los insectos es la respuesta de la naturaleza a estos cultivos.

Monsanto está tratando de ocultar estos fracasos interviniendo en otros campos de destrucción. Tratan de controlar mejor los datos agrícolas en pos de tener aún más control sobre el sistema alimentario. Probablemente se fusionará con Bayer para aumentar el control y tratar de ocultar la imagen ambigua de la empresa. Sin embargo, Bayer está comprando un caballo de Troya. El valor de las acciones de Monsanto está sobrevalorado masivamente, ya que ambas técnicas de las que depende el modelo de ingresos de Ogm están fracasando. Cada vez más gente, agricultores y consumidores, ven que tenemos que cambiar el sistema alimentario para detener el ecocidio. Un estudio alemán muestra que las poblaciones de insectos en las reservas naturales han disminuido un 75% en los últimos 27 años. Esto provocó ondas de choque a través de todo el planeta. Los seres humanos no pueden sobrevivir si matan toda la vida a su alrededor, y tienen que trabajar con la naturaleza en lugar de luchar contra ella. La era de la agricultura química altamente tóxica, dependiente de los combustibles fósiles y agotadora del suelo y de los recursos, debe llegar a su fin, y dejar espacio para que la agroecología prospere. Cuanto antes cambie el paradigma de la agricultura, mejor.