Recomiendo:
0

"La cultura no puede ser cara, pero tampoco gratis" dice y se queda tan ancha

La ministra Calvo sigue sin enterarse

Fuentes: librexpresion.org/

«la cultura no puede ser cara, pero tampoco gratis» La ministra Calvo sigue sin enterarse: la cultura debe ser gratis. El poder leerse El Quijote, debería de ser gratis, el poder escuchar a Bach o a Falla en la tranquilidad de tu casa debería ser gratis, el poder empapelarte una pared con el Guernica hecho […]

«la cultura no puede ser cara, pero tampoco gratis»

La ministra Calvo sigue sin enterarse: la cultura debe ser gratis. El poder leerse El Quijote, debería de ser gratis, el poder escuchar a Bach o a Falla en la tranquilidad de tu casa debería ser gratis, el poder empapelarte una pared con el Guernica hecho con múltiples impresiones usando la impresora doméstica, debería ser gratis, el poder ver en tu casa «Bienvenido Mr. Marshall» debería ser gratis (o por lo menos no costar más que el medio de almacenamiento o el papel y la tinta).

El descargarse la única canción que le gusta de un disco en plena y multimillonaria campaña de promoción puede hipotéticamente hacer que el criajo al que el producto va orientado y que olvidará dentro de 3 meses entre la pila de CDs no pase por caja y poner en peligro un modelo de negocio que la tecnología se ha encargado de dejar anticuado. Pero entonces estaríamos hablando de industria, comercio o economía, y no de cultura y por tanto no de Vd, que habla de cultura pero creo que se refiere al whisky o a una zapatillas deportivas.

0