Recomiendo:
1

Las inundaciones dejan sin refugio a miles de sirios desplazados en el noroeste del país

Fuentes: Al Monitor

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

al-monitor
Tiendas de campaña inundadas tras las fuertes lluvias en un campamento para sirios desplazados cerca de la ciudad de Kafr Lusin, en la frontera con Turquía, noroeste de la provincia de Idlib, bajo poder rebelde (19 de enero de 2021). Las inundaciones han causado la muerte de un niño y dañado o destruido las tiendas de campaña de miles de personas, según residentes y trabajadores humanitarios. Foto de Aaref Watad/AFP vía Getty Images.

Más de 21.700 tiendas de campaña han quedado destruidas por las recientes lluvias, que han afectado a 121.000 sirios desplazados, según declaró en un comunicado el pasado el viernes la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés). Al menos una persona ha muerto y ha habido también tres heridos, agregó la ONU.

La provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, alberga a 2,7 millones de sirios desplazados y es el último bastión rebelde del país. El gobierno sirio, respaldado por Irán y Rusia, ha retomado la mayor parte del resto del país. Los grupos apoyados por Turquía controlan otras zonas del norte de Siria, mientras que las Fuerzas Democráticas Sirias lideradas por los kurdos controlan el noreste. Muchos residentes de Idlib procedían de antiguos territorios rebeldes como Alepo y Ghuta. El grupo dominante en Idlib es el islamista Hayat Tahrir al-Sham.

Las inundaciones de esta temporada comenzaron en diciembre y han ido destruyendo continuamente las tiendas de campaña en las que viven las personas desplazadas. Un residente del campamento de Al-Lataminah, también en la provincia e Idlib, compartió con Al-Monitor a principios de este mes que utilizan cartón y combustible transformado en plástico para mantenerse calientes. Agregó que las organizaciones no les brindan ayuda para calefacción.

al-monitor
Dos niñas en el interior de su carpa inundada en el campamento de Mukhayyam al-Khair cerca de la aldea de Kafr Uruq, que alberga a sirios desplazados de Saraqib y Maaret al-Numan en el norte de la provincia de Idlib, 17 de diciembre de 2020, (Foto de Omar Haj Kadur/AFP vía Getty Images)

La ONU ya advirtió en noviembre sobre todo un potencial de dificultades extremas para este invierno.

El director regional adjunto de la ONU para la crisis de Siria, Mark Cutts, dijo el viernes en una rueda de prensa en Ginebra que proporcionar alimentos, refugio y agua potable al noroeste de Siria es una “tarea enorme”. Añadió que no hay suficientes campamentos para todas las personas desplazadas y que algunas personas viven bajo los árboles. Además de las inundaciones, la situación se ve agravada por la pandemia de COVID-19 y las temperaturas bajo cero.

“Lo mejor para Idlib sería que terminaran las luchas entre el gobierno y las fuerzas rebeldes”, dijo Cutts, y agregó: “Lo que se necesita por encima de todo es que se ponga fin al conflicto”.

Fuente:

https://www.al-monitor.com/pulse/originals/2021/01/syria-northwest-idlib-flooding-tents-displaced-homeless.html#ixzz6l7txKsC7

Esta traducción puede reproducirse libremente a condición de respetar su integridad y mencionar a la fuente original, a la traductora y a Rebelión.org como fuente de la traducción.

1