Recomiendo:
0

Los actos simbólicos no bastan

Fuentes: Globalizate

A iniciativa de WWF el próximo 28 de marzo, a las 20:30 se ha convocado un apagón mundial de una hora que involucrará a los gobiernos, ciudadanos y empresas en una acción conjunta para llamar la atención sobre los efectos del calentamiento global. Hasta ahora, más de 1.000 ciudades se han comprometido a apagar las […]

A iniciativa de WWF el próximo 28 de marzo, a las 20:30 se ha convocado un apagón mundial de una hora que involucrará a los gobiernos, ciudadanos y empresas en una acción conjunta para llamar la atención sobre los efectos del calentamiento global. Hasta ahora, más de 1.000 ciudades se han comprometido a apagar las luces de sus edificios más emblemáticos. Según la organización WWF se trata «de demostrar que la lucha contra el Cambio Climático es posible» y de «comprometer a los gobiernos ante la Conferencia sobre Cambio Climático de Copenhague (Diciembre, 2009)».

La asociación Globalízate apoya el acto porque permite que el asunto del cambio climático vuelva a los medios de comunicación y a la sociedad, pero cuestiona la dificultad de evaluar si se han conseguido los objetivos tras el apagón. El primer objetivo es imposible de alcanzar si mantenemos la misma lógica de producción y consumo mantenida durante el siglo XX y basada principalmente en el consumo de combustibles fósiles y en segundo lugar, no será hasta diciembre cuando comprobemos si los gobiernos alcanzan un acuerdo importante. En ese momento, ya nadie se acordará del apagón del próximo sábado.

Globalízate considera que el tiempo de los actos simbólicos ha pasado y que es el momento de la acción. Los gobiernos ya disponen de suficiente información científica para tomar decisiones, pero tienen medio a enfrentarse a los poderosos lobbys energéticos o no lo consideran un problema prioritario en medio de la crisis económica. Sólo un cambio de mentalidad de la sociedad y su movilización hará que los gobiernos sean valientes y tomen las medidas necesarias para evitar un cambio climático fuera de control; al que desafortunadamente nos vamos acercando de forma inexorable.

En nuestra opinión, la sociedad civil puede hacer mucho más que apagar las luces durante una hora, por ejemplo, reduciendo su consumo energético y de agua de forma habitual, comprando productos agrícolas producidos en zonas geográficas cercanas, reduciendo el consumo de carne, plantando árboles, usando el transporte público, acudiendo a las movilizaciones del día de la Tierra el próximo 25 de abril y en resumen, participando en la construcción de un gran movimiento social que nos lleve hacia una revolución verde.

0