Gustavo Duch

Artículos

Hace unos 10.000 años, el trigo del Mediterráneo, el maíz americano y el arroz en Asia, sincronizados sin que sepamos entender cómo, se pusieron de acuerdo para lanzar su estrategia evolutiva: ‘¿Qué os parece si domesticamos a los humanos?’

De los catorce barcos que han partido desde los puertos del Mar Negro con grano ucraniano, ninguno tiene un país africano como lugar de destino. Solo uno transporta trigo: se han priorizado productos que sirven como pienso para la ganadería industrial

Tras seducir a la población con las supuestas maravillas de la dieta vegana, las transnacionales de producción de carne y los grandes fondos de inversión aterrizaron en la industria de los alimentos que se presentan como sustitutos

Desde hace unas semanas observamos que los dos bandos de la guerra se reprochan la interrupción de la exportación del grano de Ucrania hacia terceros países y la crisis alimentaria que puede derivarse de ello. ¿La guerra será la responsable de un nuevo episodio de hambre? ¿Estamos hablando de una crisis coyuntural o de un colapso del sistema alimentario globalizado?

Ciclos rotos

Queda claro que la arrogancia del progreso no advierte de la cadena de errores ni mucho menos detendrá (palabra vetada en el diccionario de la modernidad) la situación, pero como era de esperar, el tiempo de la escasez ya ha llegado a su fin

La adquisición de alimentos no puede depender, como hasta ahora, de una moneda que está ligada a la especulación

Nada de esta autosuficiencia neoliberal es soberanía alimentaria, de hecho podríamos decir que son conceptos totalmente opuestos.

Ante la actual situación de crisis agraria y alimentaria, el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea ya está aprobando una serie de medidas para evitar desabastecimientos y subidas descontroladas de precios. De momento se han abierto nuevos mercados para la provisión del girasol o el maíz que se conseguía de Ucrania, suavizando las normativas restrictivas en cuestión de usos de pesticidas. También se va a permitir el uso de tierras en barbecho para cultivar más cereales.

Un conflicto bélico en el conocido como ‘granero de Europa’ subiría el precio de los cereales necesarios para alimentar al ganado. El coste de las materias primas para la elaboración de piensos ya se ha incrementado un 30% en dos años

1 2 3 5