Recomiendo:
0

[Crónicas sabatinas] ¡Más fraternidad, más apoyo mutuo, más cercanía, más solidaridad!

Números que hablan ¡…y que gritan indignados!

Fuentes: Rebelión

Para José Luis Cuerda (1947-2020), in memoriam et ad honorem. «Verá señora, que quería yo hablarle de Dostoievski». – Ah pues muy bien, encantada. Ahora mismo bajo». Para Kirk Douglas (1916-2020), in memoriam et ad honorem. ¡Viva Espartaco! https://www.youtube.com/watch?v=FuSTW4YQIIU&app=desktop   La izquierda debería darse cuenta de que el nacionalismo político en la Europa contemporánea favorece […]

Para José Luis Cuerda (1947-2020), in memoriam et ad honorem. «Verá señora, que quería yo hablarle de Dostoievski». – Ah pues muy bien, encantada. Ahora mismo bajo».

Para Kirk Douglas (1916-2020), in memoriam et ad honorem. ¡Viva Espartaco! https://www.youtube.com/watch?v=FuSTW4YQIIU&app=desktop

 

La izquierda debería darse cuenta de que el nacionalismo político en la Europa contemporánea favorece a la derecha. Cuando Italia luchaba por liberarse de Austria y de los papas, cuando los griegos luchaban por su independencia contra el imperio turco, cuando los pueblos de Europa central y del Este luchaban contra los imperios reaccionarios de los zares, los Hohenzollern y los Habsburgo, el nacionalismo fue por lo general progresivo en sus resultados. Lo mismo puede decirse de España, cuando los nacionalismos vasco y catalán lucharon contra el caciquismo y contra una monarquía falsamente llamada «constitucional» a finales del siglo XIX; y, por supuesto, cuando se resistieron, en formas limitadas, a la dictadura de Franco. Pero, hoy día, esos nacionalismos representan oligarquías conservadoras que luchan por un privilegio especial contra el primer Gobierno democrático y descentralizado estable de la historia de España. La misión de la izquierda es contemplar las cosas desde el punto de vista de la solidaridad humana, en lugar de competir por votos con la derecha apoyándose en mitos y resentimientos nacionalistas.

Gabriel Jackson (1998)

El lunes 14 de octubre de 2019, mientras los manifestantes ocupaban el aeropuerto, cortaban calles y encendían barricadas en Barcelona, tras conocerse la sentencia del Supremo, dentro de la sede de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) la asamblea transcurría con la normalidad de quien está en riesgo de quedarse sin casa. Ninguno de esos miles de manifestantes pensó en esa paradoja. Curiosa situación donde el movimiento Independentista sobrevive gracias a que no ha conseguido la Independencia. Quienes sí han sufrido la falta de acción política y presupuestos por parte del Govern son los sectores más castigados por la crisis. Pero esos, para sectores de la oligarquía y del independentismo más radicalizado, solo son los «otros».

Eduardo Luque (2020)

Para la versión completa: http://slopezarnal.com/numeros-que-hablan-y-que-gritan-indignados/#more-899.

Dejemos constancia: declaraciones de Miquel Iceta (03.02.2020): 1. EL PSC no investirá a un presidente de ERC ni siquiera con una abstención. 2. EL PSC descarta la opción de un tripartito de izquierdas con ERC y En Comú Podem. Queda a puntado.

Destaco entre las citas la de Gabriel Jackson (recuerden el homenaje del 29 de febrero), ¡de hace más de 20 años!

Una recomendación: aunque la oposición (PSC, En Comú Podem, Ciudadanos, PP, CUP) dejó en vía muerta el proyecto de ley evitando que llegue al pleno del Parlamento para su votación , destaco un artículo de Ramón Campderrich Bravo: «La «Ley Aragonès» como síntoma del paso del estado social al estado regulador y de beneficencia.» http://www.mientrastanto.org/boletin-187/notas/la-ley-aragones-como-sintoma-del-paso-del-estado-social-al-estado-regulador-y-de-b.

Los números que hablan y gritan:

 

Tomo pie en un artículo de Eduardo Luque aparecido en El Viejo Topo del mes de febrero y en datos de estos últimos meses extraídos de revistas y diarios. También de artículos de Albert Soler.

Una reflexión sobre los presupuestos catalanes de Lluís Rabell (las cursivas son mías) que no es difícil compartir:

Urgen unos presupuestos. Pero quienes han sido incapaces durante años de sacarlos adelante -estaban en otros asuntos- no tienen autoridad moral para hipotecar la decisión de futuras mayorías. Sobre todo porque, a falta de examinar más de cerca las cuentas que serán presentadas, desde sindicatos y movimientos sociales empiezan a alzarse voces alertando de que el acuerdo alcanzado con ERC no sería tan satisfactorio como nos gustaría creer. La Comisión Promotora de la Renta Garantizada de Ciudadanía avisa de que el incremento real de la prestación rondaría los 40 millones de euros -lejos de los 125 anunciados y muy por debajo de las necesidades de los colectivos más vulnerables.

Por la misma senda crítica y de cautela:

Hace unos días, CCOO, UGT y seis asociaciones patronales denunciaban que esta propuesta de presupuestos para 2020 prevé dedicar menos de 1 euro/día por persona mayor en residencia asistida. Por otra parte, no se aceptó incluir en los presupuestos la actualización del Indicador de Renta de Suficiencia, el baremo que permite acceder a las ayudas sociales, que lleva congelado desde 2010. Unas cuentas que serían menos expansivas de lo que se pretende, en la medida en que se comparan las cifras propuestas con las aprobadas en 2017, no con los gastos realmente ejecutados en el último ejercicio -con lo cual los 3.000 millones de supuesto incremento de las partidas sociales quedarían notablemente mermados a la hora de la verdad  [ …] En fin, ya sabemos que los márgenes en que nos movemos son estrechos en razón de los límites del propio modelo de financiación autonómica y del riguroso control del déficit. No se trata, por tanto, de pedirle peras al olmo. Pero tampoco resulta sensato embellecer la realidad más de la cuenta. Ni hacer oídos sordos a esas objeciones.

1. El área que más dinero concentra de los presupuestos es Sanidad con 9.739 millones de euros (corresponden a 1.279 euros/persona por año).

Desde el sindicato Metges de Catalunya (todo menos radicales o extremistas) lamentan que, según estas cifras, todavía no se ha llegado al nivel de los presupuestos de 2010, aunque en la presentación de los presupuestos el gobierno de la Generalitat defendió que en las cuentas consolidadas los recortes se superan en todas las áreas. No es el caso: «Globalmente celebramos que se haya desbloqueado la política presupuestaria, pero consideramos que el incremento todavía es insuficiente: en 2010 el gasto para Sanidad era de 9.875 millones. Todavía no hemos pasado página de los recortes». 136 millones de euros es la diferencia.

Según los cálculos de Metges de Catalunya, la pérdida acumulada desde 2010 en la sanidad catalana es de más de 10.000 millones de euros, «como si Sanidad se hubiese quedado algo más de un año sin presupuesto».

 El presupuesto prevé la contratación de 1.400 nuevos profesionales sanitarios. La reserva sindical: habrá que ver si son nuevas incorporaciones o si se trata de regularizar la situación de los trabajadores interinos. Aunque así fuera, añaden: el volumen de contratación es insuficiente: entre 2010 y 2019 se perdieron 850 trabajadores sanitarios sólo en atención primaria.

2. Salarios de los altos cargos institucionales en los nuevos presupuestos: presidencia, 153.235 euros (casi como la primera ministra de Dinamarca, unos 12 veces el SMI); sueldos de los consellers, 115.517 euros. Incremento: 5,47% (Para comparar: salarios anuales de la Presidencia de las Comunidades asturiana y andaluza: en torno a 70.000 euros). Incremento de los cargos inferiores: 7,45%.

A excepción de la presidenta de la Comunidad de Madrid (unos 100 mil euros) y el presiente vasco (unos 95 mil) el resto de presidentes autonómicos cobran menos que un director general de la Administración catalana ¿Una fuerza política que dice ser de «izquierda alternativa» negocia y apoya unos presupuestos con esos incrementos? ¿No era esencial? ¿Nada pudo hacerse? ¿Imposiciones de ERC?

3. Gastos generales: 2009, España: 116.851.7 millones de euros en políticas de servicios sociales; ahora, años después: 112.661.5 millones de euros (lo que representa un -3.4%). Por Comunidades: hay 9 comunidades que han recuperado los niveles de gasto anteriores a la crisis son: Baleares, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco, Cantabria, Murcia, La Rioja, Asturias y Extremadura. Otras siguen a la cola; Castilla-La Mancha con un déficit acumulado del 15,4% y Cataluña, a la cola de todos, con el 19,91%, lo que representa 4.124,4 millones de euros menos en el periodo 2008-2018.

Porcentaje invertido por Comunidades en relación al PIB de cada una de ellas:  Cataluña estaría la tercera por la cola al invertir solo el 54,2% (el País Vasco invierte más del 60%, Asturias, que encabeza el ranking, invierte el 68,3% del PIB)

Gasto por habitante: Cataluña es segunda por la cola con 2.181,92 euros (frente, por ejemplo, a los 3.242,78 del País Vasco que encabeza la lista). Solo está detrás de Cataluña, Madrid que gasta 2.109,47 euros por habitante. La media global española es de 2.420,14 euros/habitante.

4. Pobreza: La mitad de la población catalana tiene dificultades para llegar a fin de mes, teniendo que destinar más de un tercio de los ingresos a pagar derechos básicos como el alquiler o los suministros de luz, gas o agua. Si en 2016 la cifra de pobreza era del 22,5% de la población, a finales del 2018 los afectados eran el 23,8% (tasa AROPE) . P ara la población extranjera la cifra alcanza el 45,3%.

 Especialmente impactante es el riesgo de pobreza entre la juventud, que ha pasado entre el 2013 y el 2018 del 29,5% al 31,2% (439.800 jóvenes). La pobreza extrema alcanza ya a 500.000 personas .

Las denegaciones de la prestación de la Renda Garantida de Ciutadania superan el 80%.

5. Otras partidas, otras «preocupaciones»:  Según la asociación de Directores sociales de Servicios Sociales, Cataluña es la c omunidad autónoma que más dinero destina a partidas que nada tienen nada que ver con políticas de Servicios Sociales.

6. Centros privados: Cataluña es la comunidad que más porcentaje de gasto sanitario dedica a la contratación con centros privados; la segunda sería Madrid, con el 10,7%, y Baleares con el 10,4%. Cataluña es la tercera en consultas privadas a especialistas y la segunda en consultas privadas a médicos de cabecera. Para la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) la sanidad catalana en su conjunto está catalogada en el grupo de las CCAA con peores servicios sanitarios (conjuntamente con Andalucía, Murcia y Canarias).

Si en 2019 las estadísticas revelaban que el sistema sanitario catalán se encontraba entre los 5 primeros, a partir del 2010 se inicia un importante retroceso que se acentúa enormemente a partir del 2012 (es a partir de 2014 cuando la caída es espectacular).

7. Educación: Las Comunidades Autónomas gastaron entre 2009-2018 un total de 1.646 millones menos en Educación. Siete comunidades incrementaron el gasto en este período; no es el caso de Cataluña: redujo su inversión en un 12% (780,9 millones menos). En porcentaje de inversión en Educación sobre PIB, Cataluña ha sido la 5ª por la cola y en gasto por habitante la 3ª (también por la cola). Recordemos: una parte muy sustancial de ese dinero subvenciona a escuelas concertadas y privadas (muchas de ellas del OPUS).

8. Servicios Sociales: Todas las comunidades -menos Castilla-La Mancha, Galicia, Andalucía y Cataluña- habían recuperado en 2018 el nivel de gasto en Servicios Sociales que existía antes del 2009. En España, en su conjunto, se ha incrementado el gasto en un 11,1%. Aunque de forma muy desigual: en la Comunidad Valenciana lo ha incrementado un 82,4% (recordemos gobiernos PSOE-Unidos Podemos-Compromís), mientras Cataluña es la por la cola (con un -0,73%), igualada con Galicia.

9. Dependencia: para las Entidades de Acción Social (ECAS) en Cataluña se ha perdido una década desde el punto de vista de la inversión. Cataluña tiene la lista de espera más larga del Estado. Uno de cada tres dependientes no recibe la prestación por pura desidia de la administración. Ni el Gobierno Central cumple sus obligaciones ni el Govern catalán lo hace. Resultado: las familias más desposeídas las que pagan las consecuencias.

10. Pensiones: Casi la mitad se sitúa por debajo del salario mínimo. Los informes del BBVA señalan que si las pensiones estuvieran transferidas a las comunidades en lugar de funcionar como «caja única de la Seguridad Social», doce autonomías no podrían pagarlas porque son deficitarias. Cataluña es deficitaria según este informe (2017) en 2.848,3 millones de euros. La existencia de una fuerte solidaridad entre las regiones es la que permite que el sistema se sostenga.

11. Desahucios: según la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) el Govern podría utilizar las viviendas vacías y ponerlas a disposición de las familias con más dificultades. Aunque fue interpuesto un recurso por parte del gobierno Rajoy a la ley 24/2015, los tribunales acabaron dando la razón a la Generalitat.   El Govern no ha hecho absolutamente nada. Se calcula en más de 2.000 las familias que esperan una solución a su problema habitacional.

12. Desigualdades sociales: las rentas derivadas del trabajo han pasado en el conjunto de España del 50,1% en 2008 al 47,1 en 2018 (3 puntos menos, un -6%), mientras las rentas del capital que ya eran muy elevadas en 2008 (el 42,1%) se incrementan hasta el 44,4% en 2018 (2,3 puntos; un +5%). Catalunya es una de las zonas donde la desigualdad de rentas es más elevada.

12.1. La vieja tesis de Santi Vila: el proyecto político independentista liderado por las fuerzas de la derecha catalanista está consiguiendo que el enorme descenso del nivel de vida y la calidad del bienestar de la población no se transforme en reacción social y que esta busque otros puntos de fuga.

12.2. Vicenç Navarro ha establecido una correlación positiva entre el voto independentista (ERC, CiU, PDeCAT y JxSí) y la pertenencia a grupos como «grandes empresarios/gerentes», «clero», «pequeños empresarios/granjeros» y «profesionales», mientras que esta es negativa entre el voto a tales partidos y la pertenencia a grupos sociales que él define como «trabajadores». Las clases populares votan menos de la media a los partidos independentistas que los otros grupos sociales.

Les recuerdo la convocatoria del homenaje a Gabriel Jackson:

Gabriel Jackson. Ciudadano, historiador, activista

Acto de homenaje al historiador Gabriel Jackson

29 de febrero de 2020, sábado, de 10:30 a 13:00

Centro Cultural Teresa Pàmies

(Comte d’Urgell, 145 • 08036 Barcelona • Metro L5, Hospital Clínico)

Colectivo Juan de Mairena

 Una invitación, para el próximo martes:

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0