Recomiendo:
0

[Crónicas sabatinas] Más acá y por debajo del soberanismo-secesionismo

Para todo x, si x es un problema y hablamos de y en .Cat, ¿la I es la solución?

Fuentes: Rebelión

Con toda la vergüenza del mundo. Para los refugiados, contra su maltrato criminal, contra la UE insolidaria -¡Premio Nobel de la Paz en 2012!-, recordando a los refugiados españoles de 1939, compatriotas y familiares nuestros.   La crítica a la política europea es una parte sustancial, pero debe también incluir un análisis crítico de las […]

Con toda la vergüenza del mundo. Para los refugiados, contra su maltrato criminal, contra la UE insolidaria -¡Premio Nobel de la Paz en 2012!-, recordando a los refugiados españoles de 1939, compatriotas y familiares nuestros.

 

La crítica a la política europea es una parte sustancial, pero debe también incluir un análisis crítico de las nuevas formas organizativas e institucionales del capitalismo actual; la precariedad, la deslocalización competitiva o la financiarización no son sólo un producto europeo. En los desafíos no está solamente el de construir una Europa diferente. La crisis ecológica y los procesos migratorios provocados por las desigualdades planetarias y por la propia crisis ambiental exigen plantear un proyecto civilizatorio inclusivo a escala global.

Albert Recio Andreu (2016)

La política debe contribuir a hallar soluciones para la población, que es a quien debe dirigirse. El descenso de salarios en los nuevos contratos 2013 fue del 40%, sueldos que no permiten superar el umbral de la pobreza. El patrimonio de la persona más rica de Cataluña equivale a la renta anual de 150.000 familias. En el número de personas que quizás nunca encontraran trabajo y en cuyo domicilio no entra ni un ingreso, España va, codo con codo, con Letonia. Somos los reyes del gap social. Teresa Crespo, presidenta de las entidades del tercer Sector, desgranó todos estos datos en su intervención ante la Cámara Catalana y lanzó una angustiosa pregunta: «¿Qué futuro construimos?» Pues, estamos cimentado las bases de la pobreza infinita. Una población que será pobre porque su historial laboral es pobre, salpicado de contratos de horas, días, semanas, meses, lo que dará paso a unas pensiones que no permitirán vivir dignamente.

Francesc Valls (2016)

 

Testimonios de la época aseguran que la noche del 12 al 13 de septiembre de 1923, día del golpe de Estado, el capitán general de Catalunya, Miguel Primo de Rivera, marqués de Estella, la pasó en vela. No estaba solo. Le acompañaban dos figuras relevantes del mundo político, social y económico catalán: Joan Antoni Güell y López, segundo conde Güell, conde de Sant Pere de Ruiseñada y futuro tercer marqués de Comillas y también un político destacado de la Lliga Regionalista. El segundo, Alfons Sala, había fundado la Unión Monárquica Nacional. De madrugada, se les unieron los industriales Domènec Sert -segundo conde de Sert, presidente del Fomento y también militante de la Lliga Regionalista- Jaume Cussó, Josep Milà y Camps -ambos dirigentes de la Unión Monárquica- y el marqués de Comillas, miembro de honor de este mismo partido político. Todos eran directivos del Fomento del Trabajo Nacional. Más tarde, cuando el futuro dictador hizo pública su decisión de tomar las riendas del poder, recibió el apoyo del alcalde de la ciudad, el marqués de Alella, y de otras personalidades relevantes de la economía y del mundo político catalán. Por otra parte, el Fomento y la Federación Patronal se sumaron a las muestras de adhesión a Primo, al igual que las Cámaras Oficiales y otras corporaciones. Asimismo, los somatenes, con sus dirigentes patronales al mando, se afanaron en ofrecer sus respetos al militar. Y Puig y Cadafalch, presidente de la Mancomunitat, y sus consellers dieron también apoyo público al general golpista camino de Madrid. Pocas semanas antes, Puig se había reunido con Primo en la casa del marqués de la Alella en Font-Rumeu y acordaron una solución de estatuto para la Mancomunitat. En definitiva, todos se apuntaron a una revolución «desde arriba», que neutralizase la «de abajo».

Soledad Bengoechea (2016)

 

Un apunte sobre las críticas de mi anterior texto. Gracias, muchas gracias, tomo notas de las observaciones por supuesto. Dos comentarios, más que evidentes por otra parte: escribo intentando buscar puntos de concordia con otras posiciones no coincidentes (y con diferencias marcadas en algunos puntos). 2. Escribo en Barcelona, en el marco político-cultural de la actual .Cat, nada o muy poco que ver con la Cataluña de la resistencia antifascista. Si escribiera en Zaragoza, Sevilla o Salamanca, pongamos por caso, pondría énfasis en otros nudos y hablaría de otras temáticas.

Al tema y para ubicarnos. En .Cat la situación sigue siendo, con algunos matices y ubicándose en ocasiones en pantallas ya superadas, la que ya conocemos: a pesar de la derrota secesionista del 27S (Antonio Baños), a pesar de la apelación a mayorías cualificadas antes de las votaciones (David Fernàndez), el proceso de destrucción del demos común (o lo que sea que está detrás de ese escenario y proyecto políticos), un proceso marcadamente antiespañol se cuente lo que se cuente, sigue su camino saltándose todo lo que haya que saltarse. No importan críticas ni observaciones. Adelante siempre adelante.

(Entre paréntesis y a propósito de líderes y procesos de politización, un apunte que viene a cuento del reciente libro de Manuel Cruz: Travesía de la nada. Reflexiones sobre el argumento independentista, Vilassar, El Viejo Topo, 2016: «Si alguien cree que exagero que acuda a las páginas del número 400 (primavera de 2014) de la revista L’Avenç, donde encontrará una reveladora entrevista con Artur Mas. En ella explica no sólo como su entorno familiar vivió el franquismo («es van anar acomodant a aquelles condicions, que eran les que eran») sino también las razones por las que, lejos de tomar conciencia política cuando ingresó en una Universidad en plena efervescencia en 1974, un año antes de la muerte de Franco, no lo hizo hasta principios de los noventa. Según sus propias palabras, porque «se hacía casi de todo menos clase», y él pertenecía a un sector de estudiantes bien definido, cuyo perfil muchos lectores recordarán con nitidez. Eran los presuntos apolíticos que solían repetir que ellos iban a la facultad a estudiar»).

En el marco español, para aquilatar adecuadamente la supuesta «transformación-evolución del PSOE hacia la izquierda» de los últimos meses, vale la pena tener presente la participación estelar de don Felipe ex Gas Natural y don Pedro Sánchez, cogidos de la mano de varios dirigentes del PP, la presidente de la Comunidad de Madrid y la vicepresidenta del gobierno entre otras responsables, en el acto de presentación del libro -don Mario Vargas Llosa y señora obraron como maestros de ceremonia- de la esposa de Leopoldo López, uno de los miembros más destacados de la oposición progolpista venezolana, la misma que insultaba soezmente al presidente Chávez («chimpancé totalitario» le llamaban) y sigue mofándose del presidente Maduro y de los sectores más desfavorecidos de la sociedad hermana. Que se llegue a hablar de héroes de la democracia contemporánea para referirse a dirigentes pro-golpistas, que participaron además en golpes de estado (el de 2002 por ejemplo), es demostración de la perversión en la que quieren situarnos y en el talante «cero de izquierdas» de la dirección de ese partido que dice ser socialista y obrero y que está realmente al servicio, en esta y en mil ocasiones más, de los poderes más siniestros del capitalismo internacional y nacional (los de PRISA entre ellos). Pensar en un pacto de izquierdas con gentes así es como intentar cuadrar el círculo y racionalizar el número pi en dos o tres segundos de ternura: tareas sobrehumanas.

Me sitúo en el tema.

Antes de señalar algunos condicionales con supuesta solución independentista, conviene recordar, ya que hablamos de soluciones y marcos idílicos de justicia e igualdad social, algunas políticas y prácticas reales dirigidas y avaladas por el ex president «voluntad de un pueblo», una de las figuras centrales no cancelada del secesionismo catalán, y por el conseller de Salut, uno de los fanáticos neoliberales secesionistas (de última hora) más destacados, prepotentes y soberbios, Boi Ruiz, nombrado, ratificado y jamás criticado por Artur Mas, una de las máximas figuras de sus «gobiernos de los mejores» a pesar de declarar y defender que la salud no es un derecho.

Tomo pie en un trabajo de Jessica Mouzo. Sus datos de la agresión contra las clases populares catalanas:

Salud recortó el presupuesto de atención primaria, columna vertebral de la atención sanitaria, más de un 19%. La partida liquidada pasó de 1.593 millones de euros en 2010 a 1.276 en 2014. La global del departamento rondó el 16%

Según Metges de Catalunya (MC), una organización de médicos muy pero que muy moderada y convergente, los ambulatorios del ICS, del Instituto Catalán de la Salud, han perdido 1.064 facultativos en cinco años. Un 15,6% de su plantilla.

Según la FoCAP, el Foro catalán de atención primaria, el ICS ha perdido alrededor de un millar de enfermeros y unos 800 administrativos.

En cuanto al número de visitas, los trabajadores pasaron de hacer 3.827 visitas por médico al año a hacer en 2014 unas 4.491. Aproximadamente, un 17% más.

El sindicato médico sostiene que el territorio ha pasado de tener 142 puntos asistenciales de atención continuada en 2011 a 76 en 2014. Un decremento de más del 45%).

La sobrecarga laboral ha provocado unas listas de espera superiores a 48 horas para acudir al médico de cabecera. El 30% de los CAP del área de Barcelona tardan más de lo estipulado por Salud para dar hora.

Hay más pero podemos dejarlo aquí por ahora.

Mientras tanto, como hemos señalado, la receta secesionista sigue en plena actualidad -y no solo en ámbitos convergentes como sabemos-, con consideraciones-reflexiones-afirmaciones-tesis como las siguientes:

Si x es la pobreza estructural de una parte muy importante de la ciudadanía catalana, la solución es la independencia (Puigdemont dixit).

Si x es un contrato de telecomunicaciones de 250 millones de la propia Generalitat denunciado por la Sindicatura de cuentas, con la i no hubiera pasado y ya está, listos.

Si x son los Maristas e y la pederastia empujada-forzada-posibilitada por un celibato inadmisible y antihumanista, el concierto económico con las órdenes religiosas, incluso con aquellas que segregan a los alumnos por sexo, se mantiene en pie, hasta la i y más allá.

Si x es un alcalde de CDC del Pont de Bar (Alt Urgell) detenido por contrabando a finales de febrero, con la i no hubiera tenido tentación alguna y la honradez hubiera brillado

Si x son los funcionarios e y su situación laboral, la promesa de que no sufrirán recortes durante el «proceso» está a la altura del realismo político anexo al proyecto secesionista.

Si x es la actual cúpula de Volkswagen y su intento de seguir manteniendo en secreto el fraude de las emisiones, entonces vale la pena recordar la propuesta político-cultural asociada a i y las reflexiones y promesas sobre Cataluña, la Alemania del Sur y la rigurosidad ejemplar de la economía y empresariado alemanes. Quin riure, quin riure!

Si x son las denominadas leyes de ruptura e y es el Parlament, la i exige tramitar esas leyes sin hacer públicos sus borradores.

Si x era un «socialista catalanista» bien situado, es muy probable que, gracias a i, esté actualmente muy bien ubicado en algunas de las instituciones de la Generalitat o de su entorno.

Si x es Salud y sus responsables, como es el caso, siguen hablando de i + i, entonces conviene recordar que destinan 200 millones anuales a contratar actividad privada en Barcelona

Si x es la alcaldía de Girona y se quiere evitar espectáculos político-posicionales como el que hemos vivido recientemente, la i -se nos dirá- es la solución .

Si x son los 22.500 catalanes que han fallecido esperando la ayuda por dependencia, vale la pena recordar i, como señuelo, y la política fiscal defendida por los gobiernos de los mejores del ex president Mas, el hijo político del molt ex honorable.

Si x es la Agencia tributaria catalana, entonces -antes de la i por supuesto- no cobra, pudiendo cobrar, a los grandes morosos ni incluso las multas de tráfico y descarga las anteriores tareas en AEAT (una Agencia ¡¡Española!!) al módico precio de 10 millones de euros. Ibidem en el caso de la liquidación de impuestos para los que contrataba registradores de la propiedad (¡algunos de ellos españoles!) al también módico precio de 25 millones.

Si x es la corrupción clientelar extendida y generalizada, la solución es evidente: i, i, i,… quin riure, quin riure!

Si x es Joan Iglesias y escribe Una Hisenda a la catalana con prólogo del molt honorable hijo político del molt ex honorable, entonces se compromete con la construcción de un Hacienda propia (catalana of course!), sostén de la i, y cuando las cosas se complican un poco vuelve a pedir el reingreso en la AEAT. Primero el estómago, más tarde la moral señaló Brecht.

Si x es el clan familiar Pujol, la independencia, como ustedes se imaginan, es la solución… para ellos y la insoportable gravedad de su Ser intocable.

Si x es la tarjeta sanitaria y recuerdan que el departamento de Salud ha recaudado 1.603.025 euros por extender duplicados de tarjetas extraviadas desde que en marzo de 2014 se empezó a aplicar una tasa de 7 euros por cada renovación, entonces la i, por supuesto y sin que venga a cuento, sigue siendo la solución.

Si x son pagos sin justificar y antifraude investiga, por presuntas irregularidades, 1,4 millones en facturas sin examinar del Instituto Municipal de Informática durante el mandato de Xavier Trias, entonces la i es también la solución (y mientras tanto, el responsable, Manel Sanromà, es fichado por el gobierno de Puigdemont como diector gerente del Consorci per l’Administració Oberta de Cataluna (AOC))..

Si x es julio de 2015 y son las PAH las que consiguieron que se aprobara una de las leyes más avanzadas de la UE en materia de vivienda, entonces conviene recordar la i como promesa-promesa-promesa yque en el tercer trimestre de 2015 hubo 3.207 desahucios en Catalunya, según datos del INE. Para Carlos Macías, portavoz de la PAH, la ILP apenas se está comenzando a aplicar.

Si x es Maria Campuzano, portavoz de la Alianza contra la Pobreza Energética en Cataluña (APE), es posible que se olvide de la i y lamente que, aunque en menor medida, se siguen produciendo cortes de suministros básicos. «Nos llegan menos casos que antes, pero todavía hay, porque las empresas no están aplicando el principio de precaución.. El problema es que, después de ocho meses, todavía no tenemos los convenios entre empresas suministradoras y administraciones. Nos falta la siguiente fase: aplicar la ley al 100%».

Si x es el voto y usted votó una opción municipal, autonómica o general que no postulaba la independencia en ningún caso, acaso le sea necesario -¡por la i, por la i!- leer esta información del pasado 14 de marzo:

«Parlon se presentó ayer como federalista frente a Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde de Barcelona y Dolors Sabater, alcaldesa de Badalona, quienes también participaron en el coloquio organizado por Òmnium Cultural. Pisarello y Sabater se definieron como partidarios de una república catalana. Pisarello acusó a PP, PSOE e incluso a CiU de haber alimentado un centralismo, que es la principal fuente de desigualdad en el área metropolitana de Barcelona: «Podríamos tener un fenómeno como el de la banlieue parisina si continuamos así»… Pisarello y Sabater coincidieron en que las mejoras sociales pasan por construir una república y ampliar la base ciudadana del soberanismo para decidir «sin pedir permiso a nadie», según Pisarello. El mano derecha de Colau en Barcelona dijo que él votó sí-sí en la consulta del 9N y que en anteriores elecciones había votado a partidos independentistas. Pisarello concluyó que es fundamental la movilización social para construir una república catalana, porque el Estado y la UE no querrán pactar».

Es evidente, como han podido comprobar, la coincidencia sin fisuras de una de las máximas figuras de Barcelona en comú y de la CUP. ¿Está claro qué es la i, quiénes la defienden y a quiénes hemos votado y apoyado en la ciudad de Barcelona muchos de nosotros y nosotras? ¿Nos han tomado el pelo otra vez o no nos han tomado el pelo y sabíamos muy bien lo que hacíamos? Nos lo han tomado, efectivamente, y algunos, yo en lugar destacado, soy absolutamente estúpido en temáticas políticas. ¿La última vez? ¿De verdad que será la última?

Conviene recordar esta reflexión del profesor Manuel Cruz sobre el voto Sí-Sí (Ada Colau, Lluís F. Rabell, Gerardo Pisarello) que he extraído de su último libro, el citado anteriormente

«Para justificar esa llamativa disonancia ente convicciones políticas y voto planteaban argumentos de una más que dudosa consistencia. Porque afirmar cosas tales como que «fue la prepotencia y la arrogancia del PP» la que hizo que alguien que no se considera ni nacionalista ni independentista votara independencia el 9-N tiene la misma consistencia argumentativa que si una persona que se reclama de izquierdas afirmara que, aunque no es ni de derechas, ni neoliberal, ni españolista, ni católico, ni cosa parecida, votó a Rajoy para castigar a Zapatero por su desafortunada gestión de la crisis. Las risas de quienes realmente están en la izquierda se iban a oír hasta en Honolulu.»

¿Oyen las risas? ¿Ríen con nosotros?

PS: Una recomendación garantizada, de Ángel Cárcoba Alonso:

«Por si es de vuestro interés: Un año más celebró el aniversario de la matanza de Atocha. Todos los años se celebra actos de recuerdo y conmemoración de aquella barbarie criminal cometida por los fascistas, que hoy siguen impunes. Y cada año se hace entrega de un premio denominado «Abogados de Atocha». Este año se entregó a uno de los mejores abogados laboralistas de España. Para mi el mejor. Se trata del amigo Enrique Lillo. Su intervención es genial, sobre todo cuando dice que la razón por la que le entregan el premio es por ser «amigo del medallero». Pero también hace una intervención muy útil en estos tiempos sobre quienes son los verdaderos protagonistas del trabajo jurídico que no son los abogados, sino los trabajadores y sindicalistas como lo de Cocacola, los de Air Bus, etc.

Pues bien, si tenéis tiempo -¡tengan tiempo!- lee su intervención y el resto de documentos, lo vais a pasar bien, como siempre sucede con el amigo Enrique..

Salud y República,

Angel Cárcoba Alonso

Intervención completa de Lillo http://youtu.be/_jmOTqOFaCk

Semblanza Enrique Lillo http://youtu.be/RT35koCjoJA

Rueda de prensa http://youtu.be/p_JVkQOa1hA

Vídeo Carmena y Pallin http://youtu.be/EY-zvFTgnDI

Una nota de Clara Valverde:

Lo más gracioso, por decirlo de alguna manera, lo que se dijo en la jornada del 9 de marzo, fue la intervención del Dr. Joaquín Fernández Sola, quien afirmó que Cataluña es el mejor país del mundo para sufrir una SSC. «Es totalmente delirante -remachaba Valverde-, se nota que él no es paciente. Para él es el mejor país del mundo para el negocio que tienen montado en Barnaclínic no se permitiría a otros países», añadía en referencia a la situación de falta de especialistas para las SSC en el Hospital Clínico en turno de visita de la sanidad pública que, sin embargo, son perfectamente agendables los turnos de tarde, desde la sección privada de este hospital de titularidad pública. Como hacía referencia Gernika, de la PAICAM, las enfermas afrontan una lucha de clases diaria en la defensa de sus derechos.

http://kaosenlared.net/no-necesitamos-tribunales-medicos-necesitamos-una-vida-digna/

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0