Recomiendo:
0

Políticas contra la basura plástica en los océanos, se buscan

Fuentes: IPS

Erik Solheim participa en la mayor limpieza de la historia de la playa de Versova, en la ciudad india de Mumbai, en octubre de 2016. Crédito: ONU Medio Ambiente. NAIROBI, 4 dic 2017 (IPS) – «La voluntad política es la clave del éxito en la lucha contra la contaminación de los océanos», indicó Erik Solheim, […]

Erik Solheim participa en la mayor limpieza de la historia de la playa de Versova, en la ciudad india de Mumbai, en octubre de 2016. Crédito: ONU Medio Ambiente.

NAIROBI, 4 dic 2017 (IPS) – «La voluntad política es la clave del éxito en la lucha contra la contaminación de los océanos», indicó Erik Solheim, director de ONU Medio Ambiente (OME), al frente de la campaña contra la basura plástica de mares y océanos, la escorrentía agrícola y los vertidos químicos, en diálogo con IPS.

«Se trata de construir capacidades para una gobernanza fuerte y para fortalecer el liderazgo político en estos asuntos», subrayó Solheim, exministro de Ambiente y Desarrollo Internacional de Noruega, días antes de la Asamblea de OME, que comenzó este lunes 4 y se extenderá hasta el miércoles 6, en su sede de Nairobi.

«Uno de los grandes cambios ha sido comprender el tema (de la contaminación marina) y darse cuenta que hay que hacer frente a un problema extremadamente serio. Por eso comenzamos a ver varias iniciativas», indicó.

«A escala comunitaria, hay equipos de limpieza que realmente hacen un trabajo extraordinario llamando la atención sobre el problema», indicó.

«También vemos al sector privado tomar medidas serias. Por ejemplo, Dell cambia su envasado. Ciertas cadenas nacionales e internacionales cambian sus prácticas, por ejemplo, usando papel en vez de plástico o eliminando sorbitos de plástico», añadió.

«Luego está la acción de gobiernos. Algunos países prohibieron los microplásticos y otros las bolsas plásticas. Kenia, Ruanda y Bangladesh, por ejemplo, son líderes reconocidos en la lucha contra la contaminación plástica», añadió.

«Eso apunta a una mayor comprensión del problema de la basura marítima y a la decisión de tomar medidas concretas. Por último, el problema está río arriba. Necesitamos que la industria cambie. Necesitamos que la gente ejerza su poder como consumidores», indicó Solheim.

La «economía política de la contaminación es cuando grupos de presión interesados se benefician externalizando los costos de producción y descargando desperdicios no deseados al ambiente. Legisladores contra el plástico se enfrentan a una industria plástica, que moverá unos 654.000 millones de dólares en 2020″, explicó Joachim Spangenberg, del alemán Centro Helmholtz de Investigación para el Ambiente.

Dow Chemicals, Du Pont, BASF, ExxonMobil y Bayer son actores clave del sector, por ejemplo.

Los gobernantes tienen el poder de hacer frente a la «economía política» de la contaminación, opinó .