Recomiendo:
1

Renovación de las aspiraciones de Palestina a la democracia

El presidente palestino emite un decreto sobre elecciones generales

Fuentes: Palestinian Centre for Human Rights (PCHR)

Traducción CSCA

 El viernes 15 de enero de 2021, el presidente palestino decretó elecciones generales en Cisjordania, incluida Jerusalén, y la Franja de Gaza, retrasadas desde 2010. Esta medida se produjo después de que el presidente recibió una carta de Ismail Haniyeh, jefe del buró político de Hamas, el 31 de diciembre de 2020, expresando el acuerdo de su movimiento con las elecciones generales como un medio para poner fin a la división política de 13 años. Se espera que las facciones políticas palestinas se reúnan en El Cairo a finales de este mes para decidir los detalles del procedimiento.

 El Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR en inglés) acoge con beneplácito la promulgación de este decreto tan esperado en apoyo del derecho del pueblo palestino a elegir a sus representantes mediante elecciones periódicas, libres y justas. El PCHR destaca la importancia de fomentar un entorno propicio para las elecciones a fin de garantizar que sean un fiel reflejo de la voluntad del pueblo. Además, el PCHR afirma que un acuerdo sobre la transición pacífica del poder es imperativo para garantizar la paz y la prosperidad del pueblo palestino después de las dificultades que atravesó desde las elecciones parlamentarias de 2006 y la posterior división política. El PCHR insta a la comunidad internacional a presionar a las autoridades israelíes para que se abstengan de obstruir las elecciones o el trabajo de los equipos de la Comisión Electoral Central;

 Según el decreto, se celebrarán elecciones parlamentarias y presidenciales respectivamente, la primera el 22 de mayo de 2021 y la última el 31 de julio de 2021. También se decretó que las elecciones para el Consejo Nacional de la Organización de Liberación de Palestina, el órgano legislativo de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), se celebraría el 31 de agosto de conformidad con las disposiciones de la Ley Fundamental de la OLP.

El abogado Raji Sourani, director de PCHR, comentó sobre este desarrollo, diciendo:

«El decreto presidencial para la celebración de elecciones, aunque largamente esperado, reaviva la esperanza de poner fin a la desagradable división política , restaurar la democracia y escuchar la voz del pueblo. Es una oportunidad para renovar la legitimidad política palestina. Existe una clara voluntad política entre todas las facciones políticas palestinas para que sigan adelante con las elecciones. Hacemos un llamado a todas las partes para que mejoren y establezcan la confianza mutua para superar los desafíos actuales, en particular, poner fin al cierre de la Franja de Gaza y garantizar las libertades de movimiento y expresión».

Cabe señalar que Fatah y Hamas acordaron que las elecciones se llevarán a cabo bajo la Ley de Elecciones n° 1/2007, que se emitió en un decreto presidencial después de la división, en lugar de la Ley de Elecciones n° 9/2005. La Ley de 2007 es mejor que la anterior en cuanto a la celebración de elecciones de acuerdo con el sistema de representación proporcional completo (sistema de listas) ya que la ley anterior se basaba en el sistema electoral mixto de manera uniforme (50% -50%) entre la mayoría relativa (circunscripciones múltiples) y representación proporcional (sistema de listas). La cancelación del sistema de distritos electorales aumentará la representación de las mujeres en el Consejo Legislativo Palestino (PLC en inglés), ya que su cuota estaba solo dentro de las listas que constituían el 50 % de los miembros del PLC. Según la nueva ley, la cuota se aplicará como porcentaje a todos los miembros del PLC después de adoptar el sistema de representación proporcional completo, aumentando así el porcentaje de representación de las mujeres.

La Ley Electoral de 2007 también estipula en el artículo 20 que un “Tribunal de Casos Electorales estará integrado en virtud de un decreto presidencial de un Presidente y ocho jueces, por recomendación del Consejo Supremo de la Judicatura”. Asimismo, de acuerdo con el artículo 21 de la Ley de 2007, “el tribunal estará debidamente convocado por al menos tres jueces, y al menos cinco jueces en los casos cruciales de acuerdo a lo que decida el Presidente de la Corte”. Todavía no está claro si se formará un tribunal en la Franja de Gaza o si el tribunal de Cisjordania considerará las apelaciones, lo que puede ser un desafío, especialmente debido a las restricciones de movimiento impuestas por Israel. Por lo tanto, el PCHR sugiere que las facciones deben ponerse de acuerdo en todos los detalles antes de iniciar el proceso electoral.

 El 11 de enero de 2021, el presidente palestino promulgó una ley mediante el decreto núm. (1/2021) para modificar la ley del decreto núm (1/2007) sobre las elecciones generales. El decreto incluyó algunas enmiendas, la más destacada de las cuales otorgó al presidente palestino el derecho a celebrar las elecciones legislativas y presidenciales de forma secuencial si no pueden celebrarse simultáneamente.

 El decreto también aumentó la cuota de mujeres, haciendo que sea una obligación en las listas incluir a una mujer entre los primeros tres nombres y a una mujer cada cuatro nombres a partir de entonces, en contraposición a la ley original que requería que se nombrara a una mujer entre los cuatro nombres. después de los primeros tres, y luego cada cinco nombres a partir de entonces. El decreto también incluyó una enmienda al artículo 45 de la ley original para anular la obligación del candidato de considerar a la Organización de Liberación de Palestina como el único representante legítimo del pueblo palestino.

 Cabe señalar que el presidente palestino precedió al decreto sobre elecciones al promulgar tres leyes por decreto relacionado con el poder judicial el 31 de diciembre de 2020, con el pretexto de reformar la autoridad judicial. Las decisiones fueron rechazadas por la sociedad civil, organizaciones de derechos humanos y facciones políticas por violar la independencia del poder judicial.

 El PCHR emitió un comunicado de prensa expresando su rechazo de principio a la promulgación de estas leyes, especialmente la ley por decreto que introdujo enmiendas a la Ley de la Autoridad Judicial. El PCHR hizo un llamado al presidente palestino para que cancele esas decisiones y deje el tema de la reforma del poder judicial a las autoridades legítimas que ganarán las próximas elecciones, destacando que el principal problema del poder judicial es la extralimitación del poder ejecutivo.

 Dado que este decreto presidencial inspira la esperanza de que se celebren elecciones generales, el PCHR hace un llamamiento a las autoridades de Cisjordania y la Franja de Gaza para que se comprometan a salvaguardar las libertades públicas y fomentar un entorno alentador que garantice a todos los partidos la igualdad de participación política y derechos de campaña, que son fundamentales. principios de elecciones libres y justas.

 El PCHR hace hincapié en que la comunidad internacional debe presionar a las autoridades israelíes para garantizar que las elecciones se celebren en Cisjordania, incluidas Jerusalén y la Franja de Gaza, y que se garantice el derecho de los habitantes de Jerusalén a presentarse como candidatos y votar. La comunidad internacional también debería presionar a Israel para que permita que la  Comisión Electoral Central se mueva libremente a través de los puntos de control de Cisjordania y hacia y desde la Franja de Gaza.

El PCHR hace un llamado a las facciones políticas palestinas para que lleguen a un acuerdo sobre todos los detalles de procedimiento y logísticos relevantes para la celebración de las elecciones en un ambiente democrático y estable, y para acordar cómo abordar las apelaciones electorales.

 El PCHR subraya la importancia de que las facciones palestinas acuerden una hoja de ruta detallada que aclare los procedimientos y la ejecución de una transición pacífica del poder, con lecciones que aprender de las elecciones de 2006.

 Finalmente, el PCHR insta al presidente palestino a revocar las tres leyes por decreto relacionado con la autoridad judicial, como un gesto de buena voluntad para mantener un entorno electoral positivo que fomente la confianza entre todos los interesados​​y refuerce la confianza en el poder judicial palestino.

1